Si la caída del cabello te ocurre de forma puntual entre el otoño y el invierno es lo que se conoce como caída estacional. Y es que, el pelo del cuero cabelludo tiene un ciclo anual, estando la mayor parte de los folículos en fase anágena o de crecimiento. En la fase telógena o de reposo es cuando el pelo comienza a caerse.

También existen múltiples causas por las que podemos estar perdiendo pelo por eso, antes de comenzar algún tratamiento te recomendamos acudir a un especialista.

En otro artículo ya hablamos de cómo hacer crecer el pelo. Ahora hablaremos de las causas y de algunos tratamientos naturales para evitar su caída.

Cuántos pelos se caen al día

El pelo se halla siempre en un continuo proceso de regeneración. Cada pelo vive entre 2 y 6 años y pasa por una serie de fases, el ciclo de vida capilar, que son el crecimiento, el estancamiento y la caída.

Se estima que una persona puede tener una media de cien mil pelos, de los cuales pierde cada día entre 50 y 150. Una cifra que no siempre es la misma ya que, como hemos mencionado sufrimos los estragos de la caída estacional. Por esta razón, resulta prácticamente imposible predecir con exactitud la cantidad de pelos que perdemos cada día.

Si todos los días perdemos cabello, ¿cuándo sabemos entonces que se nos cae el pelo en exceso? Para responder a esta pregunta, podemos hacer la siguiente prueba: si al tirar del pelo se desprenden más de dos o tres cabellos, la caída está siendo más intensa de lo normal.

Por qué se cae el pelo

Hay varias razones que pueden explicar el porqué de la pérdida del cabello. El tratamiento o el remedio a seguir para frenar esta caída irá en función de la causa que la provoque.

  • El estrés: este trastorno afecta a ciertas hormonas como el cortisol, responsable de la caída del cabello. Afortunadamente, una vez que se solventan estos problemas la pérdida de pelo se frena.
  • Una dieta poco equilibrada: el cabello requiere de una gran cantidad de energía y nutrientes para construir la queratina. Es por eso que, cuando no llevamos una dieta saludable a la persona se le suelen recetar vitaminas para el fortalecimiento del folículo.

  • La edad es otro factor determinante en la caída del cabello. El envejecimiento y las causas hereditarias están relacionadas con la caída del pelo en función de la edad. La calvicie hereditaria sucede mucho más en los hombres que en las mujeres y puede empezar después de la pubertad.

Estas son las causas más comunes. Otras pueden estar relacionadas con problemas de anemia o falta de hierro, uso excesivo del champú y el secador, cambios hormonales, ciertas enfermedades tiroideas, peinados que ponen en tensión a los folículos del cabello, infecciones bacterianas del cuero cabelludo, etc.

Cómo frenar la caída del cabello con remedios naturales

Hay una serie de remedios caseros que podemos poner en práctica para la caída del pelo:

  • Té verde: es una bebida que tiene una gran cantidad de antioxidantes que ayudan al crecimiento y el fortalecimiento del cabello. Podemos preparar una taza de té verde, dejamos enfriar y la vertemos a modo de tónico sobre el cabello una vez nos hayamos duchado. Este remedio se puede emplear unas 2 veces por semana.

  • Aceite de almendras y aceite de romero: son también muy beneficiosos para el pelo. Con solo echar unas gotas de cualquiera de estos dos aceites en la mano podemos darnos un pequeño masaje en el cuero cabelludo, sin necesidad de enjuagar el pelo después. Este masaje estimulará el crecimiento del cabello.
  • Aceite de oliva: solo tenemos que aplicar unas gotas en el cabello y dar un suave masaje durante 15-20 minutos cada dos días. Los resultados que obtenemos son los de un cabello más fuerte y reluciente.

  • Cebolla: es un vegetal que mejora la circulación de la sangre en los folículos pilosos. Podemos extraer el jugo de una cebolla, aplicarlo en la cabeza y dejarlo actuar unos 30 minutos. Luego, lavamos el cabello como siempre. Este tratamiento lo podemos repetir dos veces a la semana durante tres meses.

  • Zumo de remolacha: es muy saludable para la salud capilar, ya que contiene hidratos de carbono, proteínas, potasio, fósforo, calcio y vitaminas B y C. Ponemos a hervir unas hojas de remolacha, las trituramos y las mezclamos con un poco de henna. Una vez que tengamos una pasta, se aplica por todo el cuero cabelludo, se deja actuar unos 20 minutos y se aclara con abundante agua.

La caída del cabello es pues un proceso que, en mayor o menor medida, todas las personas pueden sufrir. En algunos casos, la caída es mucho más grave, por lo que habrá que acudir a un especialista que evalúe la situación.