No te olvides de citar tus fuentes en el formato APA

No te olvides de citar tus fuentes en el formato APA

¿Cómo hacer... ?

Cómo escribir una bibliografía con formato APA para tus trabajos

Si quieres aprender a escribir una bibliografía con formato APA, te damos las claves para sacar adelante tus trabajos de investigación y académicos. 

Para poder realizar trabajos académicos o cualquier otra clase de investigación considerada como rigurosa, se recomienda el uso de un sistema de referencias que esté aceptado por la comunidad internacional. Uno de estos sistemas es conocido como estilo APA, un conjunto de reglas que están relacionadas con la utilización tanto de citas como de referencias bibliográficas.

El objetivo de escribir una bibliografía con formato APA es poder estandarizar la forma de escribir, con lo que se facilita el trabajo tanto de investigadores como de estudiantes, editores, entre muchos otros. Además, se pretende promover un uso legal y ético de la información para poder evitar el plagio o cualquier otra clase de manipulación de la información.

¿Por qué se debe utilizar el estilo APA?

Se debe usar este estilo para poder hacer más sencillo el trabajo de los editores ya que todos utilizan el mismo formato para cualquier clase de publicación de este estilo. Por otro lado, los lectores pueden comprender mucho mejor este estilo dado que, proporciona una estructura que puede seguirse fácilmente.

Además, permite a todos los lectores poder enfocarse en las ideas que se plantean en el escrito, sin que haya ninguna clase de distracción o exista alguna clase de formato que no reconocen, haciendo mucho más fácil y comprensible la lectura y la toma de referencias.

Aporta credibilidad a través del conocimiento así como las necesidades de la audiencia como investigadores. También tiene la capacidad de brindar algunas pistas que usan para seguir sus ideas de forma mucho más eficiente, así como permitir poder localizar la información precisa que resulta más interesante.

Consejos sobre los lineamientos del estilo APA

Se recomienda escribir el ensayo a doble espacio en un tamaño estándar, con 2,54cm de margen en ambos lados. Acerca del estilo del tipo de letra que debe usarse, es recomendable que sea muy fácil de leer. Para escribir siguiendo las normas del estilo APA, se recomienda utilizar la fuente Times New Roman a 12 puntos.

También se recomienda hacer un encabezado en la parte superior de cada página, alineado a la derecha. Se debe escribir el título del trabajo en el encabezado, alineado a la izquierda y en letras mayúsculas. En este caso, el encabezado es una versión corta del título del documento, siendo recomendable que no sobrepase los 50 caracteres, con espacios y signos de puntuación incluidos.

Secciones de una bibliografía APA

Dentro de las secciones más importantes con las que debe contar un documento de estas características hay que destacar cuatro, que son obligatorias. La portada, el resumen, el cuerpo principal y las referencias.

En el caso de la portada, debe tener el título del trabajo así como el nombre del autor y su filiación institucional. Debe incluirse el encabezado y el número de página en la zona superior derecha y alineado a la izquierda.

Es muy importante estar al tanto de los últimos cambios que se llevan a cabo de forma periódica en cuanto a la guía de estilo APA. Debido a que se actualizan cada cierto tiempo, es necesario estar informado de cuáles han sido los cambios para poder escribir correctamente una bibliografía con este estilo.

Se debe escribir el título con mayúsculas y minúsculas procurando, que esté centrado en la mitad superior de la página. Se recomienda que el título no exceda más de 12 palabras y que no contenga ni abreviaturas ni otra clase de palabras que no tenga un propósito determinado. El título puede llegar a ocupar una o dos líneas y el texto que esté incluido en la portada, debe ser escrito con interlineado doble.

Bajo el título hay que escribir el nombre del autor de la siguiente manera: nombre, inicial del segundo nombre (en caso de que proceda) y los apellidos. Se aconseja evitar títulos o grados, solo el nombre y los apellidos. Bajo el nombre del autor se debe indicar el lugar donde se llevó a cabo la investigación.

En cuanto al cuerpo principal, hay que utilizar la misma fuente en todo momento, con todo el contenido revisado, no solo gramaticalmente sino en cuanto a la investigación se refiere, haciendo marcas para resaltar que encontraremos una referencia a pie de página. De esta forma, los lectores podrán ampliar el conocimiento de lo que están leyendo sin ninguna clase de problema.

Acerca del resumen, hay que comenzarlo en una nueva página, donde se debe incluir el encabezado tal como se ha citado anteriormente. En la primera página del resumen hay que centrar la palabra Resumen y no se deben utilizar ni comillas, ni formatos como cursiva, negrita u otros.

Desde la siguiente línea, hay que escribir un resumen de lo más conciso en relación a todos los puntos más importantes de la investigación, donde no debe utilizarse sangría. En el resumen, se debe incluir, al menos, el tema en el que se centra la investigación así como los participantes, métodos, preguntas principales acerca del estudio, los resultados y finalmente, las conclusiones.

Otros aspectos que pueden ser incluidos en el resumen, son las implicaciones posibles y el trabajo futuro que se considera que estará relacionado con los hallazgos de la investigación. Se aconseja que el resumen debe estar escrito en un único párrafo entre 150 y 250 palabras con interlineado doble.

Para finalizar, en el resumen también pueden enumerarse las palabras clave del trabajo. En este caso, para poder hacerlo, se recomienda usar sangría como si se iniciase un nuevo párrafo. Debe escribirse: Palabras clave en cursiva y posteriormente ir enumerando una a una, la lista de las palabras clave utilizadas.

Esto es un detalle muy especial que debe tenerse en cuenta a la hora de hacer un tipo de documento como una bibliografía con formato APA. La razón es que, con ello, se ayudará a todos los investigadores a encontrar su trabajo en las diferentes bases de datos en los que vaya a tener presencia la bibliografía.