Las croquetas caseras son uno de los platos irresistibles que no suele faltar en ninguna cocina española, ya sea en casa o en un restaurante. Y es que una buena croqueta casera con el interior cremoso y crujiente por fuera, es algo a lo que nadie puede resistirse. Si quieres conocer los mejores trucos para rebozar croquetas, continúa leyendo.

Puedes elaborarlas de numerosos rellenos y con todo tipo de ingredientes: pollo, merluza, jamón, setas, verduras… Descubre cómo rebozar croquetas caseras para conseguir que te queden perfectas. ¡No te lo pierdas!

Trucos para rebozar croquetas caseras

Las croquetas son una auténtica religión en la cocina popular española. Si tienes pensado hacer croquetas caseras, debes saber que el rebozado es una de las etapas más importantes de su preparación.

1. La bechamel

Este punto es clave en la preparación de unas croquetas perfectas. El truco de la bechamel es añadir la harina a la mantequilla cuando esté fundida. Cocina la harina un poco para que no quede cruda, pero con cuidado de que no se nos queme. No dejes de remover en ningún momento, es la única forma de conseguir una masa sin grumos.

2. El relleno

Siguiendo con la masa, debes buscar el equilibrio entre cremosidad y dureza. Es cierto que cuanto más cremosas son las croquetas, más ricas están, pero si no presentan cierta consistencia, y en consecuencia menos cremosidad, costará mucho trabajo darles forma y freírlas. Para conseguir ese equilibrio, añade la leche poco a poco hasta obtener la textura idónea.

3. Un poco de reposo

Tan importante como es hacer la masa de forma correcta, también lo es dejarla reposar de un día para otro. Una vez hayamos formado y terminado de rebozar croquetas caseras, es aconsejable dejarlas reposar otros 30 minutos antes de freírlas. Así, el pan rallado se secará y quedarán más crujientes.

4. El rebozado

No es necesario rebozar croquetas con varias capas de pan rallado, con una capa es suficiente. Si las croquetas se rajan no es porque lleven poco pan rallado, sino porque el aceite no está lo suficientemente caliente, la masa está demasiado líquida, o las croquetas están demasiado frías y provocarán un choque térmico entre el aceite caliente y las croquetas frías.

5. El aceite

Es fundamental elegir un buen aceite para freír las croquetas. El mejor es el de oliva, ya que es el que mejor resiste las altas temperaturas durante el proceso de fritura. No eches a perder todo tu trabajo por usar cualquier tipo de aceite.

6. La fritura

Otro de los trucos para rebozar croquetas más importantes es freírlas cuando el aceite esté bien caliente. Además, es mejor freírlas por tandas para que no baje la temperatura del aceite de forma muy brusca, de lo contrario las croquetas absorberán demasiado aceite. Al acabar de freírlas colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Cómo rebozar las croquetas bien y que no se rompan

Si vas a elaborar croquetas caseras, debes tener en cuenta que el rebozado es una de las fases más delicadas de su preparación. Un buen rebozado nos garantizará que las croquetas no se rompan y queden crujientes. Para rebozar croquetas caseras puedes hacerlo con o sin huevo y con o sin harina.

Una vez tengas las croquetas formadas y listas para rebozar, sigue los siguientes pasos para rebozar croquetas caseras evitando que se rompan y queden crujientes:

  1. Cuando tengas las croquetas ya formadas en una bandeja, introdúcela en el frigorífico hasta que se enfríen. El frío ayudará a que no se rompan al rebozar croquetas ni al freírlas.

  2. Mezcla los huevos en un bol hasta que la clara y la yema estén integradas por completo.

  3. Después, pasa las croquetas por harina de trigo o pan rallado muy fino.
  4. A continuación, baña las croquetas en el huevo cubriéndolas por todo de forma equitativa.

  5. Vuelve a pasar las croquetas por el pan rallado una vez más y, si quieres que queden extra crujientes, utiliza un pan rallado más grueso que el utilizado antes.

  6. Déjalas reposar 30 minutos para que el pan rallado se adhiera por completo antes de freírlas.

Errores comunes al rebozar croquetas

Son varios los errores que tendemos a cometer a la hora de rebozar croquetas. Por ello, es conveniente que tengas en cuenta los más comunes para evitarlos y que las croquetas te queden perfectas.

Como hemos dicho, el rebozado es un paso clave para que queden crujientes. Esto dependerá de la forma en la que vayas a preparar las croquetas, es decir, si se realizarán fritas o al horno. Algunos de los errores que debes evitar al rebozar croquetas caseras son los siguientes:

  • Uno de los trucos para rebozar croquetas más importantes es que la masa no debe quedar demasiado líquida, de lo contrario resultará muy difícil rebozarlas. Por eso, deberás mezclar muy bien todos los ingredientes de la masa hasta que esté en su punto.

  • Para que la salsa bechamel de las croquetas quede perfecta, agrega la misma cantidad de mantequilla que de harina.

  • También es importante que cada una de las croquetas tenga más o menos la misma forma y tamaño para que se cocinen de manera uniforme. Para ello, puedes recurrir a una manga pastelera o a dos cucharas.

  • Para que las croquetas queden bien rebozadas, bate muy bien el huevo y pásalas por harina o pan rallado, huevo y pan rallado de nuevo. Este es el secreto para rebozar croquetas caseras y que queden crujientes.

  • A la hora de freírlas, cerciórate de que el aceite esté bien caliente, de lo contrario, las croquetas podrían abrirse y perder su forma.

Ahora ya sabes que un buen rebozado es el secreto para que las croquetas queden perfectas y crujientes, así que sigue estos pasos y lograrás un plato delicioso. ¿A qué esperas para ponerte manos a la masa?

También te puede interesar...