En España, algunos nudos como el nudo llano, pueden significar la unión en matrimonio de una pareja para siempre. Ya de por sí la palabra enlace (de enlazar) significa casamiento. En el caso de los nudos, enlazar, podría ser, unir un cabo con otro cabo u otro elemento mediante un nudo de lazo.

Tanto si te gusta navegar como si no, siempre es recomendable saber hacer nudos marineros, porque nunca se sabe cuándo tendrás que hacer uno. Y es que, en muchas ocasiones, como por ejemplo si vas de acampada, podrías necesitar hacer nudos marineros y será mejor que sepas cómo hacerlos.

Cómo hacer nudos marineros paso a paso

En este artículo queremos mostrarte cómo hacer nudos marineros por si este verano necesitas hacer un nudo ballestrinque, por ejemplo. Toma nota y sigue estas explicaciones, te convertirás en todo un profesional. ¡Vamos allá!

1. Nudo marinero de ocho

Nudo de ocho

Es uno de los nudos marineros de tope más utilizados por los navegantes, sobre todo en la vela, y su nombre se debe a su aspecto característico. Tiene la función de evitar que los cabos se escapen de las poleas y ollaos, además de rematar la punta de un cabo evitando que se deshaga.

La mayoría de las escotas, drizas y rizos de un barco de vela necesitan un nudo de tope como el nudo marinero de ocho. Y es que el conocimiento de determinados nudos marineros es esencial en el mundo de la náutica para navegar de forma segura.

  1. Debes formar un seno con el cabo pasando el chicote por debajo del firme.
  2. Gira el cabo una vuelta entera.
  3. Después, pasa el chicote por el bucle que se ha formado.
  4. Para concluir, aprieta el nudo tirando fuerte de los dos extremos.

Debes hacer este nudo en el extremo final del cabo, apretándolo bien y dejando como mínimo 5 cm de chicote de seguridad después del nudo.

2. Nudo marinero del nueve

Nudo marinero del nueve

Este nudo forma un lazo en un cabo y es muy parecido al nudo del ocho. Sin embargo, este presenta una vuelta extra antes de acabar el nudo y tiene la particularidad de que azoca menos con fricciones mayores. Es una alternativa al nudo del ocho y se puede utilizar como nudo de seguro, encordamiento y para unir un cabo a un punto de anclaje.

Además, presenta mayor resistencia y es más sencillo de deshacer tras haber sido sometido a tensión. Presta atención para aprender a realizarlo:

  1. Forma un seno con el cabo pasando el chicote por debajo del firme.
  2. Vuelve a pasar el chicote por debajo del firme dándole una vuelta extra.
  3. Gira el cabo una vuelta entera.
  4. Pasa el chicote por el bucle que se ha formado.
  5. Por último, aprieta el nudo tirando fuerte de los dos extremos.

El nudo del nueve es más voluminoso que el nudo de ocho, por lo tanto es más fuerte y menos propenso a trabadas.

3. Nudo llano

Nudo llano o de rizo

El nudo llano o cuadrado se utiliza para unir dos extremos de un cabo cuando se riza una vela. Además, es uno de los nudos marineros más conocidos fuera del ámbito náutico. Consiste en un doble nudo de rizo que se utiliza también para atar cordones de zapatos.

Este nudo no constituye una unión demasiado segura, por lo que no debe usarse con cabos de diferente diámetro. Su verdadera función consiste en unir los finales del mismo cabo y la manera de hacerlo es la siguiente:

  1. Haz dos medios nudos, uno a la derecha y otro a la izquierda. Empieza cogiendo los dos extremos de la cuerda que quieres unir y pon el derecho sobre el izquierdo.
  2. Pon la cuerda de la mano derecha sobre la izquierda y haz un nudo normal, colocando la cuerda de la mano izquierda sobre la derecha.
  3. Por último, haz lo mismo pero al revés que en el paso anterior, la cuerda de la mano izquierda sobre la derecha, y obtendrás tu nudo llano.

Si vas a someter este nudo a un gran esfuerzo, mejor realiza nudos de tope en los chicotes cortos para evitar que se suelte.

4. Nudo ballestrinque

Nudo ballestrinque

El nudo ballestrinque se utiliza para fijar las defensas en la embarcación antes de atracar. Este nudo es muy sencillo de realizar y de deshacer, pero no es muy seguro, por ello suele complementarse con un nudo de seguridad sobre el mismo cabo para evitar que se deshaga.

Para hacer el nudo ballestrinque debes seguir estos pasos:

  1. Rodea el lugar donde quieras hacer el nudo con el cabo con el firme encima y el chicote abajo.
  2. Da otra vuelta en el mismo sentido con el chicote por encima de la anterior.
  3. Después, introduce el chicote por dentro del seno que se ha formado al dar la segunda vuelta, justo por encima del firme.
  4. El nudo ballestrinque debe azocar tirando del firme y del chicote, así que es bueno dejar un poco de margen al chicote porque podría escurrirse un poco.
  5. También puedes hacer un lazo de seguridad sobre el mismo cabo para evitar que se deshaga.

No debes utilizar nunca este nudo para amarrar un barco a una anilla o a un noray, podría soltarse si cede la tensión.

5. Nudo de as de guía corredizo

Nudo de as de guía corredizo

Este es otro de los nudos más utilizados en la náutica. Se usa para recuperar objetos que hayan caído por la borda, en maniobras de aparejo o para estrechar la vela cuadrada y amartillarla cuando sopla el viento fuerte.

Es un nudo muy robusto y seguro y puede deslizarse y deshacerse con mucha facilidad.

  • Forma una gaza cerca del extremo del cabo.
  • Da una vuelta moviendo el borde superior del lazo de derecha a izquierda.
  • El chicote, que estará por encima, se debe insertar a través de la gaza.
  • Sigue la misma dirección y pasa el chicote por debajo del ojo del lazo e insértalo de nuevo en la gaza.
  • Aprieta la gaza tirando del chicote y del lado izquierdo del lazo.
  • Por último, comprueba que el firme se desliza con facilidad a través del ojo.

También te puede interesar...