carcedosanchez

carcedosanchez

Salud

María Luisa Carcedo, histórica socialista, médica y apoyo leal de Pedro Sánchez

María Luisa Carcedo Roces (San Martín del Rey Aurelio, Asturias, 1953) ha estado siempre con Pedro Sánchez. De hecho, según fuentes socialistas, fue la gran animadora de la campaña de las primarias en Asturias en apoyo del ahora presidente, lo que pudo incluso costarle su amistad con Javier Fernández, actual presidente asturiano que apoyó a Madina frente a Sánchez. 

Su perfil coincide en algunos aspectos con el de la exministra Carmen Montón, con quién comparte licenciatura en Medicina y Cirugía, aunque la nueva ministra se licenció en la Universidad de Oviedo y Montón en la de Valencia.

María Luisa Carcedo, histórica socialista, médica y apoyo leal de Pedro Sánchez

A esta formación Carcedo suma una diplomatura en Medicina de empresa y, eso sí, no ha cursado ningún máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Más allá de la formación reglada, la nueva ministra comparte con la anterior su veteranía en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE)."Es nieta, hija, hermana, prima y amiga de mineros-socialistas", reza en un perfil disponible en la Red. En todos estos años en el partido le ha dado tiempo a ser mentora de figuras socialistas emergentes más jóvenes como Adriana Lastra, actual portavoz del Grupo Parlamentario Socialista y de quienes algunos la consideran "madre política". 

Carcedo dirigía hasta ahora el Alto Comisionado contra la pobreza infantil, un órgano creado por el Gobierno de Pedro Sánchez que depende directamente de Presidencia. 

La nueva ministra de Sanidad siempre ha estado al lado del presidente y era la responsable de llevar a cabo uno de los llamados 10 acuerdos de país que el entonces presidente socialista anunció a principios de año para "responder a los tres grandes retos que tiene hoy España: el combate contra la desigualdad, la regeneración democrática y una recuperación económica justa".

En concreto, Carcedo era responsable entonces -cuando ni se soñaba con un Gobierno socialista menos de seis meses después- del "acuerdo por la dignidad y la creación de un ingreso mínimo vital, porque un país decente no puede dejar a una gran parte de los suyos en el camino, ni aceptar que el 30% de los niños y niñas españoles vivan en hogares con riesgo de exclusión social".

La médica, que anteriormente fue senadora autonómica por Asturias y ocupó puestos de responsabilidad en la administración de Sanidad de Asturias entre 1984 y 1991, fue diputada autonómica y consejera de Medio Ambiente y Turismo del Principado entre 1991 y 1995. En 2011 presidió la Agencia Estatal de Evaluación de la Políticas Públicas y de Calidad de los Servicios, entidad que fue suprimida por el Gobierno del PP.

Otro rasgo en común de Carcedo con su antecesora es la lucha contra la privatización de la sanidad. En un artículo publicado en eldiario.es -precisamente el medio que desveló las irregularidades en el máster de Montón-, la ahora ministra se quejaba de las "intolerantes presiones sobre el Consell de la Generalitat valenciana para impedir la reversión de la gestión a la Agencia Valenciana de Salud", haciendo referencia al fin del modelo Alzira en la Comunidad Valenciana. 

En otro, esgrimía "10 razones para revertir las privatizaciones en la Sanidad". Habrá que ver si durante su mandato intenta modificar esta situación en las comunidades autónomas donde es más común, como la de Madrid.