Así es José Baselga, el experto en cáncer en el que confían Lequio y Obregón

Así es José Baselga, el experto en cáncer en el que confían Lequio y Obregón Juliana Thomas Memorial Sloan Kettering Cancer Center

Salud Oncología

Así es José Baselga, el experto en cáncer en el que confían Lequio y Obregón

El especialista español es el director médico de uno de los centros oncológicos más prestigiosos del mundo, donde también se trató Tito Vilanova. 

Noticias relacionadas

Cuando Alessandro Lequio contó este jueves en la inauguración del restaurante Miss Sushi en un centro comercial de Alcobendas que habían decidido ponerse "en las mejores manos, las de un español" para el tratamiento del cáncer que todo apunta que padece su hijo Álex no hablaban de un oncólogo cualquiera, sino de una auténtica eminencia en el campo del cáncer, aunque no en el que puede estar sufriendo el joven. 

José Baselga es uno de los principales expertos mundiales sobre cáncer de mama y, entre otros hitos, lideró el desarrollo clínico del fármaco que dio la vuelta al pronóstico del cáncer de mama Her2 positivo, un tumor de mama que pasó de tener un pronóstico funesto a convertirse en curable gracias al trastuzumab, el primer medicamento personalizado -dirigido a mutaciones concretas relacionadas con un tipo de cáncer. 

Su experiencia en ese área -la medicina personalizada- ha impulsado la carrera del médico, que se licenció en Medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona y se empezó a especializar en cáncer de mama durante una beca en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSKCC), donde permaneció varios años hasta regresar a su Barcelona natal, donde fundó y dirigió uno de los mejores centros oncológicos de España, el Vall d’Hebron Institute of Oncology (VHIO), asociado a su vez al prestigioso Hospital Universitario Vall d'Hebron

Alessandro Lequio habla sobre la salud de su hijo JALEOS

Allí fomentó especialmente la realización de ensayos clínicos en fase I, la primera de la investigación clínica, en una filosofía encaminada a acelerar el acceso de los medicamentos desarrollados en laboratorio a la cama del paciente. También durante su etapa en el centro catalán impulsó los acuerdos con prestigiosos centros especializados en cáncer de todo el mundo. 

Pero en 2010 el médico e investigador -que además del trastuzumab ha participado y sigue haciéndolo en el desarrollo de muchos otros medicamentos para el cáncer de mama- fue fichado para dirigir la unidad de oncología del Hospital General de Massachussets, aunque permaneció vinculado al VHIO a través de distintos acuerdos. 

El vínculo lo siguió manteniendo -aunque cada vez más débil- en su siguiente paso profesional, un salto de gigante puesto que fue nombrado director médico del MSKCC, un centro que se disputa continuamente la primera posición en el ránking de los mejores hospitales de adultos de EEUU con el MD Anderson Cancer Center, en el que este año ocupa la segunda posición. 

Baselga dirige allí un equipo de más de 800 médicos  y gestiona un presupuesto de miles de millones de dólares al año. La investigación es uno de los pilares del centro, así como el acceso temprano a las terapias más innovadoras

Otros famosos que salieron fuera

Aunque los oncólogos españoles no se cansan de repetir que el tratamiento del cáncer en nuestro país es de altísimo nivel, Álex Lequio no es el primer español famoso que decide saltar el charco para tratarse en un centro como el MSKCC. 

Fue muy conocido el caso de Rocío Jurado, que acudió en 2006 al MD Anderson Cancer Center para tratarse de un cáncer de páncreas -por el que finalmente falleció ese mismo año-. Allí también se trataron Laura Valenzuela y su hija Lara Dibildos, que superaron la dolencia. 

Pero fue el propio Baselga -ya en su cargo actual- el que supervisó el tratamiento de otro español que optó por viajar a EEUU, el exentrenador del FC Barcelona Tito Vilanova. Tras reproducirse un cáncer de la glándula parótida que se había tratado con éxito en el VHIO, el catalán se puso en 2013 en manos de un prestigioso oncólogo del centro estadounidense especializado en tumores malignos de esa zona, Timothy Chan. Desgraciadamente, el deportista no consiguió superar la enfermedad, por la que fallecería en abril de 2014 a los 45 años.