Juan Carlos García Valdecasas, en el acto de ingreso a la Academia Europea de Doctores.

Juan Carlos García Valdecasas, en el acto de ingreso a la Academia Europea de Doctores.

Salud Trasplantes

Juan Carlos García Valdecasas, el cirujano de Abidal: 'crack' de la cirugía y hermano de médico y ministra

El médico que operó en 2012 al futbolista francés para que recibiera el hígado donado supuestamente por su primo es una eminencia en su campo y pertenece a una ilustre familia catalana. 

El 10 de abril de 2012, el entonces futbolista del FC Barcelona Eric Abidal jugó el partido más importante de su vida. Un año después de haber superado un cáncer hepático, el tumor se había reproducido y sólo un trasplante hepático podía salvarlo. El futbolista tuvo la suerte de encontrar un donante vivo, que cedió de forma altruista -tal y como especifica la Ley española y ha de certificar un juez- parte de su hígado a Abidal: su primo Gerard.

Ese generoso acto ha sido ahora puesto en entredicho después de que este miércoles se hicieran públicas unas escuchas en las que el expresidente barcelonista Sandro Rosell afirmaba que el club había comprado un hígado al futbolista y que el donante no habría sido su primo, una situación que la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) está investigando

Pero si puede estar bajo sospecha la forma de conseguir el hígado de Abidal, lo que es indudable es el papel fundamental que en la vida del jugador tuvo el cirujano que le sometió al trasplante, el que sustituyó su hígado enfermo por un fragmento del hígado del donante, sea éste quien sea. 

No se trata de un cirujano cualquiera. Juan Carlos García-Valdecasas Salgado pertenece a una de las familias más conocidas de Barcelona, que incluye a otro prestigioso médico -Manuel García -Valdecasas, el ginecólogo  que ayudó a traer el mundo a, entre otros, los hijos de Shakira y la infanta Cristina y a la ex ministra de Administraciones Públicas Julia García - Valdecasas, fallecida en 2009 de párkinson, precisamente el mismo hospital donde su hermano operaría a Abidal tres años después. 

Pero más allá de su árbol genealógico, el cirujano es uno de los más prestigiosos en su campo. De hecho, fue él quién realizó el primer trasplante de hígado en vivo entre dos adultos, un hito que tuvo lugar en su centro hospitalario en el año 2000, cuando una hija de 34 años salvó a su madre de la muerte por cirrosis hepática terminal cediéndole parte de su hígado. 

Además de sus éxitos en el trasplante de hígado, García-Valdecasas fue el responsable del primer trasplante de donante a corazón parado, en 2002. Actualmente es  jefe de Servicio en Barnaclinic+, la parte privada del Hospital Clínic de Barcelona, labor que compagina con la de catedrático de Cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.