Selena Gómez anuncia en Instagram que ha recibido un trasplante de riñón.

Selena Gómez anuncia en Instagram que ha recibido un trasplante de riñón.

Salud Curiosidades

Selena Gómez y el lupus: por qué ha necesitado un riñón nuevo para vivir

Aunque se puede sobrevivir con un único riñón, incluso incompleto, el lupus puede afectar por completo al sistema renal.

Roberto Méndez P.F.

Noticias relacionadas

La estrella del pop Selena Gómez ha explicado a sus fans el motivo de su retirada temporal de los escenarios mediante una publicación de Instagram en la que relata que ha sido sometida a un trasplante de riñón. La cantante de 25 años padece lupus, una enfermedad autoinmune que puede perturbar el sistema renal a distintos niveles. En el caso más grave, la nefritis lúpica, ambos órganos dejan de funcionar, poniendo en peligro la vida del paciente.

Los riñones, con forma de haba y situados en la espalda, pueden causar numerosos problemas si no funcionan correctamente. La hinchazón en extremidades por retención de líquidos, cansancio y fatiga, anemia, picor en la piel o sabor metálico en la boca son algunos síntomas indicativos de que algo no va bien con los filtradores de la sangre.

Estos órganos, junto a los uréteres, la vejiga y la uretra, forman el aparato urinario en el ser humano, que apenas muestra diferencias entre hombres y mujeres. La única variación apreciable entre ambos sexos es la longitud de la porción final de todo el sistema, la uretra, la cual tiene mayor longitud en hombres debido al pene.

En qué consiste una nefritis

Cada día, los riñones procesan y redistribuyen el 99% de la sangre corporal, dejando finalmente el 1% de todo este líquido al final en forma de orina. En comparación, los riñones tienen un flujo sanguíneo mayor que otros grandes órganos como el cerebro o el hígado. Este proceso ocurre cada 30 minutos, unas 50 veces al día.

El riñón derecho suele ser un poco más pequeño que el izquierdo y se sitúa un poco más abajo que este debido a la presión del hígado, inmediatamente superior a este. Los dos riñones no son necesarios para vivir: medio riñón puede realizar el trabajo de ambos, y el 75% de un solo riñón puede mantener el organismo humano de por vida. En el dramático caso de la nefritis lúpica, sin embargo, ambos órganos dejan de funcionar.

El nombre de la enfermedad hace referencia al interior de los riñones, que está formado por pequeñas unidades en forma de 'ovillos' llamadas nefronas, las cuales estiradas medirían 8 km de largo en total. Cuando se produce una inflamación de las nefronas, el filtrado de la sangre se interrumpe. Una solución, no siempre sustitutiva de un trasplante, es la diálisis.

Un proceso indispensable 

La fabricación de orina es la función principal del aparato urinario. Los riñones filtran la sangre y liberan los productos de desecho, es decir, colaboran en el metabolismo humano y eliminan las sustancias tóxicas. La vejiga es capaz de almacenar entre 50 y 500 mililitros de orina. Cuando se encuentra medio llena, provoca el deseo de orinar. En un solo día se suelen expulsar entre 1 y 2 litros.

La orina es esencialmente agua, ya que ésta representa el 95% de su composición. Por otro lado, el 5% restante se divide entre urea (2,25%) y sales minerales y enzimas (2,25%). La urea es importante en el metabolismo humano por ser la versión final de los productos de desecho nitrogenados, los cuales se forman tras procesar y absorber las proteínas de la alimentación.

La orina se forma tras el filtrado de la sangre por los riñones, descendiendo posteriormente por los dos uréteres -los 'tubos' que conectan a cada riñón con la vejiga- y finalmente llegan a la vejiga, donde la orina se acumula hasta ser expulsada por la uretra.

Es importante destacar que los riñones también son órganos endocrinos, es decir, producen hormonas como la renina, el calcitriol y la eritropoyetina. Dichas hormonas tienen una importante participación en la regulación de la tensión arterial, la absorción y procesado de la Vitamina D y en la composición de la sangre, respectivamente.

Qué enfermedades dañan a los riñones

Más allá del lupus, los riñones pueden ser dañados por diversas enfermedades. La más típica es el cólico de riñón, cuya causa es la formación de piedras o cálculos en su interior, originadas por la acumulación de productos del filtrado sanguíneo. La falta de una correcta hidratación es la causa más común para la formación de estas piedras. Dichas piedras también pueden obstruir los uréteres e incluso producir daños en la vejiga cuando se mueven.

Por otro lado, las infecciones de vías urinarias son otra causa común de daño en el aparato urinario, destacando la pielonefritis aguda o infección de riñón -un tipo de infección urinaria común complicada, que llega a afectar a uno de los riñones-.

Finalmente, entre los tumores o cánceres que pueden afectar al aparato urinario destaca el cáncer de vejiga, que representa el 90-95% de cánceres del sistema urinario.

Los riñones del futuro

Como ya sucede en otros casos, como los corazones artificiales, la impresión 3D también ha logrado crear riñones totalmente funcionales y artificiales.

En este caso, la Universidad de Connecticut ha sido capaz de desarrollar un pequeño riñón artificial funcional, aunque por el momento no ha sido implantado en ningún paciente, pero sí es capaz de filtrar toxinas procedentes de la sangre. Si su desarrollo continúa por buen camino, este tipo de órgano artificial podría ayudar a aquellos individuos pendientes de realizarse diálisis o incluso los que están esperando un trasplante renal.