Investigadores del Instituto Eurac toman muestras del estómago de la momia

Investigadores del Instituto Eurac toman muestras del estómago de la momia M. Samadelli Museo de Arqueología de Tirol del Sur

Investigación

La última cena de Ötzi, el 'hombre de hielo': carne de caza, cereales y una planta tóxica

La Edad del Cobre supuso un cambio definitivo en la dieta de los seres humanos. Ocurre tras el deshielo que dio lugar al Neolítico centroeuropeo (alrededor de los años 4000 o 3000 a.C). Se transiciona entonces de un estilo de vida nómada basado en la caza al sedentarismo. En el Calcolítico, situado entre este período y la Edad del Bronce, sus habitantes mantenían parte de las viejas costumbres nómada mientras aprendían a cultivar sus propios alimentos.

Es lo que confirma la nueva investigación realizada por el Instituto Eurac de Bolzano (Tirol del Sur, Italia) sobre Estudios de la Momia tras analizar el estómago -lleno- de Ötzi, la momia más antigua de Europa. Se trataba de un hombre de 46 años de edad asesinado en la frontera alpina entre Austria e Italia hace 5.300 años. El estudio, publicado en la revista Current Biologyconcluye que la dieta pasó a contener una mayor cantidad de vegetales.

Horas antes de su fallecimiento y posterior congelación, el hombre de hielo habría consumido carne de caza (de cabra y ciervo), pero también cereales, granos de polen, musgo y helecho, una planta tóxica para su ingesta. "A pesar de su toxicidad, el helecho sigue siendo consumido hoy por varias tribus indígenas" que aún viven de facto en la Edad de los Metales, explican los autores de la investigación.

La última comida de Ötzi

Los científicos trabajan con dos hipótesis sobre la presencia del helecho en la dieta de Ötzi. La primera de ellas, que lo usase simplemente como envoltorio del resto de los alimentos, ingiriendo por error algunas de sus toxinas. La segunda, que estuviese usando la planta con fines medicinales debido a los parásitos encontrados en su intestino.

En cuanto a la carne de caza, parte de ella se consumió cruda, pero las partículas carbonizadas registradas en la momia sugieren además que el calcolítico empleó fuego para ahumarla.

Ötzi nace en algún lugar cercano a la localidad de Bolzano en el año 3255 a.C. Su momia fue encontrada por una pareja de alpinistas austríacos en 1991. Su estado de conversación era óptimo gracias a las capas de hielo alpinas, a 3.200 metros de altitud. De acuerdo con los investigadores, el hombre conocía perfectamente la necesidad de ingerir lípidos en cotas elevadas para garantizar su supervivencia. Este saber también tenía su cara negativa, ya que Ötzi sufría un estado avanzado de aterosclerosis, enfermedad provocada por un alto nivel de colesterol en sangre. Su delicado estado de salud se debía sin duda a una excesiva acumulación de grasas en sus arterias. 

El viaje de Ötzi por el norte de Italia durante 46 años

El viaje de Ötzi por el norte de Italia durante 46 años Google Maps

Concluyen los investigadores que, pese a todo, su dieta final constaba de un perfecto equilibrio entre carbohidratos, proteínas y grasas. Una buena combinación nutricional para adaptarse a las duras condiciones del clima de alta montaña en la Edad del Cobre. 

Ötzi no vivió demasiado para disfrutar de su última comida. Según los descubridores de la momia, el hombre prehistórico fue asesinado con el estómago lleno, como atestigua la punta de flecha encontrada en su pulmón izquierdo.