Ilustración del hipotético Planeta Nueve.

Ilustración del hipotético Planeta Nueve. NASA/ESA

Investigación Astrofísica

Más cerca del Planeta Nueve: nuevos indicios de una 'Súper Tierra' más allá de Neptuno

La extraña órbita de un objeto lejano se explicarían por la existencia de un planeta adicional y gigante en el Sistema Solar.

Un objeto transneptuniano recién descubierto presenta una órbita que puede verse significativamente afectada por la existencia de un noveno planeta en el sistema solar. En un artículo publicado en arXiv, los astrónomos se refieren a 2015 BP519. A diferencia del resto de los planetas que orbitan alrededor del Sol sobre el mismo plano, 2015 BP519 orbita en un ángulo de 54 grados con respecto a ese plano.

El equipo de Dark Energy Survey dice que 2015 BP519 es el objeto transneptuniano más extremo encontrado hasta la fecha. Usó simulaciones por ordenador del sistema solar para descubrir cómo el objeto pudo haber encontrado esta extraña órbita. Las simulaciones en las que el sistema solar solo tenía ocho planetas no dieron a 2015 BP519 la misma órbita que tiene ahora.

Una vez que los investigadores agregaron las propiedades propuestas por los investigadores de la teoría, originaria de Caltech, sobre el planeta Nueve, la órbita de 2015 BP519 coincidió casi exactamente. En declaraciones a Quanta, el autor del estudio David Gerdes dijo que esto no es una prueba de que hay un planeta Nueve, pero que la presencia de BP519 en 2015 hace más probable que haya un Planeta Nueve.

Los astrónomos han estado prediciendo el descubrimiento de un noveno planeta en el sistema solar. En octubre de 2017, la NASA publicó una declaración que predecía que el Planeta Nueve posiblemente sea un planeta de tipo Súper Tierra, que tenga 10 veces la masa de nuestro planeta. El astrofísico Konstantin Batygin de Caltech dijo que ahora hay cinco líneas diferentes de evidencia observacional que apuntan a la existencia de un noveno planeta.

Batygin es coautor de un documento de 2016 que muestra que seis objetos en el cinturón de Kuiper tienen órbitas elípticas que se arrastran en la misma dirección. Todos los objetos se inclinan 30° hacia abajo desde el plano sobre el que orbitan el resto de los planetas.

Después de eso, otro estudio reportó que la órbita del Planeta Nueve podría estar tirando de los planetas lejos del plano ecuatorial del Sol. También hay objetos en el Cinturón de Kuiper que orbitan en la dirección opuesta al resto de los objetos en el sistema solar. La existencia de estos Objetos Trans-Neptunianos se agrega a la lista de pruebas para un Planeta Nueve.

Un asteroide foráneo entre nosotros

Paralelamente, un equipo de la Royal Astronomical Society ha anunciado el descubrimiento del primer asteroide extrasolar con residencia permanente en nuestro sistema. Se trata de 2015 BZ509 que, al contrario que Oumuamua, el objeto que se contentó con atravesar el Sistema Solar, se encuentra orbitando Júpiter.

Las imágenes de 2015 BZ509.

Las imágenes de 2015 BZ509. Royal Astronomical Society

El movimiento de este objeto es lo que ha llevado a los astrónomos a determinar que procede de un sistema distinto al nuestro. Tiene una órbita retrógrada, es decir, que se mueve en dirección contraria al resto de objetos que orbitan al Sol, lo que indica que se formó en un lugar diferente al Sistema Solar.

"Si 2015 BZ509 fuese nativo de nuestro sistema, debería seguir la dirección original en la que se mueven todos los demás planetas y asteroides, heredada de la nube de gas y polvo que los formó" - explica el Dr. Fathi Namouni, responsable del estudio.