Última viñeta publicada por Forges en 'El País' el día de su muerte.

Última viñeta publicada por Forges en 'El País' el día de su muerte. Facebook

Ciencia Adiós a un icono

El emotivo reconocimiento de la familia de Forges a la sanidad española

El perfil en Facebook del dibujante y humorista publica un 'post' de reconocimiento al personal del hospital donde se trató, la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, guiño humorístico incluido. 

Noticias relacionadas

La familia de Antonio Fraguas de Pablo, Forges, ha querido dar las gracias de forma pública a "todas las personas que cuidaron de él" durante su enfermedad y se ha centrado especialmente en la sanidad española y, en concreto, en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz -un centro gestionado por el grupo Quirónsalud-, donde el humorista se trató del cáncer de páncreas que acabó con su vida

Lo ha hecho en un emotivo post publicado en su perfil de Facebook que, a pesar de la seriedad del asunto, no carece del característico sentido del humor de Forges, al señalar que el hospital es "casualmente conocido en Madrid como La Concha [el nombre de uno de los personajes más recordados del humorista]". 

La familia no se olvida de nadie: "En particular agradecemos a su dirección la diligencia y comprensión desde el primer momento", escriben para, a continuación, mencionar específicamente "a todo el personal de Oncohealth [las instalaciones dedicadas exclusivamente al cuidado del cáncer en el hospital madrileño] y a las enfermeras del hospital de día". 

También agradecen sus cuidados a "Álvaro Gándara [médico adjunto del centro] y su equipo de paliativos" y "al personal de enfermería y sus ayudantes y a los distintos equipos de urgencias". 

Pero la familia Fraguas no se limita a reconocer la labor de los médicos y menciona también al personal de limpieza "(por tenerlo todo como una patena)" y a la cocina de la Fundación Jiménez Díaz. A estos últimos les escribe: "sabed que le encantaba vuestra comida de hospital, aunque la dieta fuera blanda". 

Por último, los hijos del humorista se dirigen especialmente al oncólogo de su padre, José Ignacio Martín Valadés. "Iñaki para nosotros, siempre al quite; que no sólo ha intentado curarlo, sino que les ha hecho reír, a él y a Pilar, nuestra madre, con sus chistes y anécdotas y los ha alentado, guiado y protegido en el durísimo día a día de Pilar con los cuidados de Antonio", escriben. 

El emotivo post concluye con un agradecimiento a todas las personas que han sentido la tristeza por el fallecimiento de Antonio. "La cantidad de mensajes, llamadas y muestras de apoyo ha sido abrumadora. Con todo el afecto recibido lograremos mantener vivo su legado: la sonrisa.