Región

El gallinero político está revuelto

25 mayo, 2018 09:58

Anda el gallinero político revuelto. Si todo parecía que iba a ser un 'camino de rosas' para el PP en el Gobierno de la nación, tras sacar adelante a última hora los Presupuestos Generales del Estado con la aquiescencia de Ciudadanos -no era para menos-, de otro conglomerado de siglas más que minoritarias y, eso sí, con el voto del PNV -en ese ideario de todo por la pasta nacionalista-, con una 'maldita' sentencia se ha vuelto a abrir la caja de los truenos.

La sentencia del 'Caso Gürtel', no por menos conocida -era un secreto a voces- ha puesto patas arriba el mundo político. Hasta el punto que, cuando habría que hablar de Presupuestos, del asunto catalán en ese continuo vivir sin vivir de pesadez, hastío y aburrimiento al que nos ha sometido un grupo de iluminados xenófobos, y de candidatos a gobiernos regionales y ayuntamientos, nos topamos que el epicentro de la cuestión está en el estudio por parte del PSOE de Pedro Sánchez si presenta o no una moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy. En estos momentos, la Ejecutiva socialista deshoja la margarita, aunque todo parece indicar que se entregará, por fin, a los deseos de Pablo Iglesias. Sánchez comunicará este viernes la decisión adoptada a la Ejecutiva Federal, en una reunión prácticamente de trámite, pues la mayoría de sus miembros, así como varios barones del PSOE, apostaron desde el principio por dar el paso y no limitarse a la crítica al Gobierno. Qué gran suerte tiene este chaval, llamado don Pablo. Cuando estaba en cuestión su liderazgo por eso de una chalé que vale casi cuatro veces más que mi piso y llevo trabajando desde los 20 años, es decir, 38 años pagando mis cotizaciones, le viene a 'librar' el auto de la Gürtel.

La moción tiene su miga, a mi modesto entender. Veamos, el PSOE la presenta, Podemos la apoyará si o sí, ¿dejará las manos libres Iglesias a Sánchez para ese Gobierno provisional o se fundirán en un abrazo del oso? Sabemos como se las gasta, en eso del poder, Pablo. ¿Votarán también los separistas catalanes a favor de Sánchez en un hipotético Gobierno, porque la moción también sí o sí? Y, Ciudadanos. He ahí la cuestión. La madre de todas las batallas. El dilema que se le plantea a Rivera es más que morrocotudo. ¿Irá de la mano con Podemos? ¿Se abstendrá, dejando las cosas como están? ¿Votará en contra? No es menos cierto que populares y socialistas están esperando como agua de mayo la decisión de la formación naranja. Es el momento de exprimir el zumo. De un lado dirán que van de la mano de la 'extrema izquierda', cosas del PP. Los socialistas, de lo contrario, dirán que sostienen a 'corruptos'... Albert Rivera, llegó su momento. Ahora no puede fallar en su decisión, ni de un lado ni de otro... Posiblemente, el que más tiene que perder, cachis!

Castilla y León también 'tocada'

Castilla y León, el mayor feudo y granero de votos del PP también se ha visto salpicado por el auto de la Gürtel. Nada nuevo. Se esperaba que el antaño todopoderoso Jesús Merino, el que fuera vicepresidente de la Junta y consejero de Fomento de 1991 a 1999, diputado por Segovia de 2000 a 2010, secretario regional del PP con Juan José Lucas -que es decir el número dos, pero qué número dos, cuando el PPCyL estaba regido/gobernado por mano férrea y ni dios levanta la voz- iba a ser culpado. Merino no es sólo la Gürtel... Y es durante ese periodo, 2000 a 2010, cuando lleva a cabo los delitos que conllevan la condena de tres años y nueve meses de prisión y más de 300.000 euros de multa. Merino ejerció su influencia en Castilla y León para beneficiarse en distintas actuaciones relacionadas con la concesión de obras.

El actual presidente del PPCyL y, a la sazón, presidente de la Comisión de Conflictos y Garantías del PP, Alfonso Fernández Mañueco -quien por cierto sustituyó a Jesús Merino como secretario regional del PP- ha tenido que salir al paso -no es para menos, es mucho lo que se juega en la próximas elecciones autonómicas- para "lamentar" los hechos . No obstante, asegura que se produjeron cuando “ni tenía responsabilidad en el Gobierno autonómico, ni el partido”, para incidir en que “quien la hace la paga”. Pero sí era diputado popular por Segovia y, además, se sentaba en las próximidades de Rajoy, formaba parte de la dirección del Grupo Parlamentario Popular y trabajó mano a mano con Soraya Sáenz de Santamaría en la oposición. Cosas, cachis!

Daré un paso más, por aquellos tiempos existía un consejero de Industria, Comercio y Turismo en la Junta de Castilla y León (1999-2001) llamado José Juan Pérez-Tabernero quien firmó, como directivo de Banesto, contratos con empresas como Everland y Algaba Consultores, de la esposa de Jesús Merino. Aunque no coincidieron en el mismo Gobierno, ya que Pérez-Tabernero entró como consejero poco después de la salida del gobierno castellanoleonés de Merino (1999, llevaba desde 1991, primer gobierno de Juan José Lucas), ambos son amigos, igual que lo es Pérez-Tabernero de Ana Gutiérrez, esposa de Merino. Pues eso, cosas, cachis! Y esto no lo dice este periodista, sino que fueron documentos entregados por el propio Banesto a la Audiencia Nacional.

Y, mientras, el PP qué. Pues el zamorano Fernando Martínez Maillo, menudo papelón tiene, sale a decir que recurrirán... y Rajoy, en el Congreso lanza a Rafael Hernando. "La moción de censura, ¿por qué? Una moción de censura a un Gobierno por hechos de 2003 es como si censuráramos a Iglesias por la financiación de Venezuela, o al PSOE por el caso Filesa". Es lo que hay.

"Yo propondría que los políticos no fueran personajes públicos", una frase de Jorge Luis Borges que la hago mía.