Región

Los cinco continentes se unen para salvar el Archivo de Salamanca

8 febrero, 2017 00:26

El presidente y el secretario de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez y José Luis Ingelmo, respectivamente, han entregado en el día de hoy en la Delegación del Gobierno de Castilla y León las cajas con las 63.829 firmas con ciudadanos de 93 países de los cinco continentes que piden al presidente catalán, Carles Puigdemont la devolución de los fondos del Archivo de Salamanca que la Generalitat todavía mantiene ilegalmente en su poder.

Antonio Piedra, socio de honor de la Asociación Salvar al Archivo de Salamanca, antes de que tomara el turno de palabra Policarpo Sánchez, ha querido “recordar la lucha del Archivo de Salamanca” apuntando que esta comenzó “el cinco de junio del año 2000” antes de apuntillar que los “papeles son inocentes desde el principio”

Firmas de los cinco continentes

El presidente y secretario de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca ha querido, antes de comenzar con la exposición destacar el apoyo de las 63.829 personas que han firmado las peticiones asegurando que “aunque no estuvieran físicamente con él durante la explicación” han apoyado la causa tanto con “sus firmas” como con “sus comentarios”.

Personas de los cinco continentes han apoyado a la causa para que la Generalitat devuelva estos documentos. Desde África, en países como Burundi, Lesoto o Kenia, pasando por Asia, hasta llegar a Europa, América, Oceanía e incluso la Antártida con dos firmas como deja ver el dossier.

Esta entrega representa, por tanto, la mayor movilización ciudadana desde que se creara la Asociación salmantina, hace tres años, para reclamar la devolución de “los papeles robados” al Centro Documental de la Memoria Histórica. Hay firmas de todas las provincias de las Comunidades Autónomas españolas así como apoyos de 93 países a lo largo y ancho de todo el mundo.

La “derrota” de la Generalitat

Policarpo Sánchez ha querido también hacer mención a su reunión, en junio de 2016 con Jusèp Boya, director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Generalitat de Cataluña, en la que le exigía la “devolución de la documentación”, por el “dolor que estaba causando a familias de Valencia, Murcia, Madrid, Castilla y León, Asturias y Aragón”.

En su turno de palabra, Policarpo ha hecho pública la contestación de Boya, que afirmó que “el dolor de las familias no le importaba” y que lo único que lo hacía es que “debían de terminar con “un símbolo que representaba la unidad de España”, lo que demuestra que el objetivo de la Generalitat era “meramente ideológico”.

El presidente de Salvar al Archivo de Salamanca ha instado, en una carta dirigida a Puigdemont, a “cumplir la Ley y acatar la sentencia del Tribunal Constitucional”, que obliga a retornar al Archivo de Salamanca los documentos que nada tienen que ver con Cataluña”.

Frentes abiertos y objetivos

La Asociación está dirigiendo sus acciones en cuatro frentes. El primero de ellos el político, contando con el apoyo de diez partidos y esperando contestación por parte de Mariano Rajoy y Puigdemont con esas dos cartas dirigidas a sus personalidades.

El judicial para conseguir que la Generalitat acate las sentencias del Constitucional. El de las acciones sociales y culturales con concentraciones, recogidas de firmas, y adelantando un gran acto que se va a celebrar en el Teatro Liceo de Salamanca este año y también en el frente cultural.

El objetivo, como ha acabado señalando Policarpo Sánchez pasa por “acercar el archivo a la ciudadanía” y esto es lo que quieren conseguir con la entrega de firmas que han llevado a cabo en la Subdelegación del Gobierno de Castilla y León, ubicada en Valladolid.