Ximo Puig en el congreso de regantes FECOREVA.

Ximo Puig en el congreso de regantes FECOREVA.

Economía AGUA

Puig pide a los regantes que eviten "guerras infructuosas" y vuelve a prometer fondos europeos

Apuesta por alinear los intereses del campo con la Directiva del Agua para salvar el regadío, "siendo conscientes también de la emergencia climática".

20 julio, 2021 17:49
Alicante

Noticias relacionadas

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reiterado este martes la "posición inamovible" de su gobierno en la defensa del trasvase Tajo-Segura y ha reivindicado "agua de calidad, a precio razonable y para siempre", tal y como manifestó, ha trasladado al Ministerio para la Transición Ecológica de su compañera de partido, Teresa Ribera.

Su intervención en la clausura de la asamblea general de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana (Fecoreva), mandaba también un mensaje nítido. Y es que el presidente de la Generalitat quería hacer un llamamiento a los regantes a mantener la unidad de acción en torno a la defensa de sus intereses reales, "evitando guerras infructuosas". 

Puig siempre ha mantenido su postura a favor del mantenimiento del trasvase Tajo-Segura, pero para los regantes, sin la contundencia necesaria tras los cambios unilaterales de las reglas de explotación y el aumento de los caudales ecológicos de cuenca cedente.

Sobre todo, tras su reunión en Valencia con la ministra, donde adoptó como propios todos los argumentarios de Ribera. El "cambio climático" como síntoma y la sustitución de agua desalada por agua trasvasada, como receta.  

Y como no podía ser de otra forma, ante los regantes ha repetido la consigna del Ministerio: inversiones a cambio de caudales. Por eso, Puig ha asegurado que el futuro del campo valenciano está vinculado a Europa y ha mostrado su esperanza en la llegada de fondos europeos para la modernización del regadío.



En el transcurso del acto, el presidente ha señalado el campo como sector estratégico valenciano cuyo papel trasciende lo económico, y ha defendido la necesidad de mantener y garantizar la agricultura y la industria agroalimentaria para asegurar el futuro de la Comunitat Valenciana.



El jefe del Consell ha insistido en que "no hay futuro si no se garantiza la alimentación", por lo que hay que hacer "lo imposible para mantener un sector que no solo sirve para el autoabastecimiento sino que además constituye una actividad económica esencial en la Comunidad".



Asimismo, ha abogado por "resituar el espacio de la agricultura y el regadío en la Comunidad Valenciana, en España y especialmente en Europa", y ha mostrado su esperanza en que los fondos europeos para la reactivación económica y social solicitados lleguen al regadío valenciano.



Del mismo modo, ha defendido la necesidad de alinear los intereses del campo valenciano con la Directiva del Agua para salvar el regadío, "siendo conscientes también de la emergencia climática".



Por último, ha destacado que para asegurar el relevo generacional en el campo y aspirar a mantener un sector "fuerte y dinámico" es necesario garantizar rentas dignas que permitan una adecuada calidad de vida.