Turning Points

Actualidad ESTILO Y TENDENCIAS

Carolina Herrera: "La coherencia es el futuro de la moda"

“Si todo el mundo sigue las tendencias, entonces todos pareceremos iguales, y ¿qué hay de divertido en eso?”.

La moda y la forma en la que compramos se ven alteradas continuamente. Instagram y Facebook monitorizan nuestra actividad y nos envían anuncios personalizados que nos permiten comprar productos con solo un clic. Influencers con cientos de miles de seguidores reciben dinero de las marcas para lucir sus prendas y complementos y escribir sobre ellos, animando a sus fans a comprarlos. Amazon vende ahora mismo prácticamente de todo: vestidos de novia, neumáticos, pañales...

Muchos diseñadores están renunciando a la estacionalidad habitual, y adoptan la estrategia de ventas “ve ahora, compra ahora” que permite a los consumidores comprar productos desde el momento en el que aparecen en la pasarela. Todos estos cambios pueden resultar inquietantes.

La diseñadora Carolina Herrera, venezolana y estadounidense, habla mientras guía su firma desde hace 36 años a través de este paisaje del nuevo consumidor. Conocida por su estilo clásico, Herrera sostiene que mientras que el negocio de la moda puede evolucionar con el tiempo, el núcleo de la industria —arte, detalles y visión personal— permanece inmutable. Esta conversación se ha editado y acortado.

¿Cuál cree usted que es la conexión inicial más importante que hay que hacer con un cliente potencial?

Lo primero que alguien pregunta cuando viene a comprar algo es “¿qué hay nuevo?” porque la moda tiene todo que ver con la novedad. Se trata de tener algo muy especial, algo específicamente para ti, para que lo hagas tuyo. Yo diseño para la mujer que desea algo femenino, lujoso y especial, pero que también encaje en su estilo de vida moderno.

¿Cuáles son las transformaciones más importantes que se están produciendo en estos momentos en el mundo de la moda?

El mundo digital ha cambiado la forma en que la gente ve la moda. Las redes sociales, Instagram o Facebook jamás han sido tan importantes a la hora de contar la historia de una marca. Hace años, la moda era algo en lo que muy poca gente estaba involucrada; ahora está en todas partes. Con internet, cualquiera puede ver los desfiles mientras están sucediendo.

Por ejemplo, yo tengo una cuenta de Instagram para la casa Carolina Herrera que proporciona a la gente acceso exclusivo al atelier y al proceso de diseño. Permite a la gente estar más informada sobre las prendas. La moda es un sueño que se ha hecho realidad de repente. Tienes que llevarlo puesto, y esa es la razón por la que siempre se dice que la moda es arte en movimiento. Cambia continuamente, y cambia muy rápidamente con cada colección; pero su seducción y su misterio no cambian.

¿Qué permanece inalterable?

Siempre he confeccionado prendas que hacían a las mujeres parecer bellas y sentirse femeninas. La elegancia nunca pasa de moda. Siempre digo que no trabajo en el negocio de la moda; trabajo en el negocio de la belleza. Quiero que las mujeres que visten Herrera se sientan realmente seguras con lo que llevan puesto. El estilo no es solo lo que llevas puesto, sino cómo lo llevas puesto. Es algo personal que se refleja en el modo en el que vives y organizas tu casa, tu gusto en libros o arte, o el sello personal que le imprimes a cada cosa que tocas.

El estilo no es solo lo que llevas puesto, sino cómo lo llevas puesto. Es algo personal que se refleja en el modo en el que vives y organizas tu casa

¿Por qué Nueva York es tan importante para usted?

Nueva York es un lugar muy importante para la moda. Soy venezolana, pero soy una diseñadora estadounidense porque empecé a diseñar en Nueva York hace más de 35 años. Siempre ha sido importante para mí tener un atelier propio, y promocionar la ciudad y el distrito textil, que ha apoyado a la marca. Nueva York es una constante fuente de inspiración. Siempre está sucediendo algo, su energía es contagiosa. Hay inspiración en todas partes si estás abierto a ella.

Usted ha hablado de la importancia de la integridad en el diseño y el estilo. ¿Le preocupa seguir el ritmo de las tendencias actuales?

No creo en las tendencias. Si todo el mundo sigue las tendencias, entonces todos pareceremos iguales, y ¿qué hay de divertido en eso? La moda debería ser una expresión de ti mismo. Yo siempre me he mantenido fiel a los códigos de estilo de la casa y he mantenido los ojos abiertos: la belleza tiene así una forma de encontrarte.

Y aun así, ha conseguido mantenerse muy actual. ¿Cómo?

Esta es una firma que tiene ya 36 años. Un diseñador debe permanecer fiel a quién es y a lo que es su firma al tiempo que crea prendas para el hoy. Estamos en otra era. No puedo quedarme sentada y hacer las mismas cosas que hacía en los ochenta o en los noventa.

El mundo es completamente distinto debido a la tecnología y al acceso global a la información. La moda está en todas partes ahora, en el teléfono, en el ordenador, en la televisión, en las películas...

El paisaje ha cambiado totalmente. El mundo es completamente distinto debido a la tecnología y al acceso global a la información. La moda está en todas partes ahora —en el teléfono, en el ordenador, en la televisión, en las películas...—. Lo que se produce tiene que ser algo nuevo a los ojos del consumidor. Es un reto inmenso, pero también apasionante, porque nadie sabe si es magia, es locura o es belleza. La moda no es una revolución, es una evolución.