Youtube

El gobierno holandés suministra drogas a tres YouTubers para enseñar sus nefastos efectos

En la jungla. El canal didáctico Drugslab fue fundado por el propio gobierno y ya cuenta con más de 132.000 seguidores.

Ya han mostrado qué pasa al consumir cocaína, MDMA, hachís, setas alucinógenas...

Ya han mostrado qué pasa al consumir cocaína, MDMA, hachís, setas alucinógenas... YouTube

  1. Youtube
  2. Educación
  3. Consumo drogas
  4. Drogas
  5. Jóvenes
  6. Youtubers
  7. Holanda

Muchos recordarán aquel anuncio de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) en el que, bajo aquel lema “esto es lo que él cree que está pasando”, nos mostraban cómo afectaba al comportamiento de un conductor haber tomado alcohol o drogas y lo que el susodicho creía estar haciendo en realidad. Superemos los 90. Ahora la concienciación sobre las consecuencias de consumir drogas son mucho más directas, e incluso divertidas.

Al menos si vives en Holanda y tu propio gobierno finanza un proyecto tan didáctico y original como el canal de YouTube Drugslab. En él podemos encontrar una buena colección de vídeos en los que vemos las aventuras y desventuras de tres jóvenes YouTubers que prueban las drogas delante de la cámara para mostrarnos sin tapujos cuáles son sus efectos.

Rens Polman, Nellie Benner y Bastiaan Rosman son los conejillos de indias de estos vídeos. LSD, hachís, MDMA, cocaína o popper han pasado por las bocas o narices de estos tres jóvenes que protagonizan, completamente colocados, estas grabaciones elaboradas con el objetivo de enseñar al mundo –particularmente a los jóvenes como los miles que les siguen en sus propios canales– las terribles consecuencias de consumir estupefacientes.

Te ofrecemos métodos seguros de uso, dosis seguras, los efectos, los riesgos y 'qué hacer' y 'qué no' cuando se va colocado

La idea, advertida en cada una de las entregas al inicio del vídeo, no es otra que conseguir que ‘nadie repita en sus casas’ lo que ellos están haciendo, o al menos no en cantidades diferentes a las que ‘recomiendan’. Sin embargo, la realidad de las imágenes muestra a los YouTubers pasándoselo demasiado bien... al principio… hasta que se pasa el efecto y llega el mal rato físico y mental.

Durante toda la grabación van relatando a los espectadores lo que sienten en cada momento. Alucinaciones, cambios de humor, borbotones de risas, incontrolables ganas de bailar, llantos desconsolados, dolores de cabeza, nauseas, picores, pérdida de reflejos, alteraciones cardíacas, cambios de temperatura… siempre acompañados de explicaciones científicas sobre cómo están afectando a su organismo, por qué varían los resultados en función de su peso, edad o sexo o los riesgos para la salud que pueden derivar del consumo a corto, medio y largo plazo de cada una de las sustancias.

“Hacemos esto en nombre de la ciencia para poder mostrarte cuáles son los efectos de las drogas en el cuerpo humano. Puedes sugerir cualquier tipo de droga comentando en la comentarios alojados bajo nuestros vídeos o usando el hashtag #drugslab. Además de nuestro experimento semanal –que se publican cada viernes a las 17.00–, te ofrecemos métodos seguros de uso, dosis seguras, los efectos, los riesgos y 'qué hacer' y 'qué no' cuando se va colocado”. Explican los propios jóvenes en el canal que cuenta con más de 132.000 seguidores.