Terrorismo

Las tropas iraquíes entran en Mosul y comienzan la batalla final contra el EI

Han entrado en un distrito del principal bastión que le queda al grupo terrorista Estado Islámico en Irak.

Las llamadas Fuerzas Populares de Movilización celebran un avance al sur de Mosul.

Las llamadas Fuerzas Populares de Movilización celebran un avance al sur de Mosul. Reuters

  1. Terrorismo
  2. Irak
  3. Estado Islámico
  4. Mosul

Este lunes, tropas iraquíes han entrado en el distrito de Karama de Mosul, después de dos semanas en las que estos militares -junto a tropas kurdas- han ido avanzando para liberar la ciudad que el grupo terrorista Estado Islámico tomó en el verano de 2014. "Han entrado en Mosul", ha asegurado el general Wisam Araji del Servicio de Lucha contra el Terrorismo a la agencia de noticias Reuters. "Ahora están luchando en Hay, el distrito de al Karama".

Se trata de las tropas que han progresado por el este de la ciudad. Habían echado el freno a su avance la semana pasada, porque estaban acercándose al bastión que le queda al grupo terrorista en Irak más rápido que el resto de las fuerzas en los otros frentes, indica Reuters.

Sobre la misma hora que Araji daba a conocer esta noticia, el jefe de las operaciones conjuntas iraquíes, el general Taleb Shagati, ha asegurado que "en las próximas horas" las fuerzas a su mando podrían irrumpir en Mosul, recoge Efe. Shagati ha asegurado que la ciudad con unos 1,3 millones de habitantes podrá ser liberada "muy pronto".

La batalla de Mosul comenzó hace dos semanas, cuando el 17 de octubre tropas iraquíes y kurdas sobre el terreno, con el apoyo aéreo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, emprendieron la anunciada operación contra este enclave.

Entonces calculaban que la operación para la reconquista de esta ciudad podría prolongarse entre unas semanas y meses, aunque ya en la primera semana llegaban noticias de que el avance se producía más rápido de lo previsto.

El Estado Islámico llevó a 8.000 familias en los últimos días desde los alrededores de la ciudad del norte de Irak para ejercer de escudos humanos ante la inminente entrada en Mosul de las tropas iraquíes y kurdas, advirtió Naciones Unidas la semana pasada.

Mosul es la segunda ciudad más grande de Irak, donde viven bajo el yugo del EI desde el verano de 2014, cuando el líder terrorista Al Bagdadi proclamó desde allí el califato que pretende crear bajo su versión violenta y tergiversada del islam.  

Una vez se produzca la toma de Mosul, al Estado Islámico únicamente le quedará Raqa -en Siria- como bastión fuerte y ese será también el siguiente objetivo de la coalición internacional.