Atentado en Niza

El terrorista de Niza pidió "más armas" por SMS minutos antes de realizar el ataque

Hay siete detenidos en relación con la tragedia, uno de los cuales ha sido liberado. El conductor inspeccionó la zona de la masacre con el camión en los días previos.

La grua arrastra al camión con el que se cometió el ataque de Niza

La grua arrastra al camión con el que se cometió el ataque de Niza

  1. Atentado en Niza
  2. Terrorismo
  3. Francia
  4. Niza
  5. Estado Islámico
  6. Mohamed Lahouaiej Bouhlel
  7. Policía francesa

Mohamed Lahouaiej Bouhle, el autor de la masacre que el pasado jueves costó la vida a al menos 84 personas en Niza, escribió un SMS poco antes de atentar pidiendo "más armas", revela la cadena BFM TV.

"Trae más armas, tráelas en 5 a C", escribió a las 22:27 hora local, minutos antes del ataque. "5" se referiría a cinco minutos y todavía no ha trascendido lo que esa "C" significa. El rotativo NiceMatin informa, asimismo, que el terrorista envió otro mensaje donde afirmaba tener "material", recoge Efe.

El receptor del SMS enviado justo antes del atentado, informa iTélé, fue un intermediario que hizo llegar a Lahouaiej la pistola que llevaba consigo en el vehículo y con la que disparó contra las fuerzas del orden. El arma vino de dos albaneses detenidos este domingo y el intermediario, vecino de Niza también está bajo custodia policial.

Las comunicaciones enviadas por el conductor llevaron a los agentes a registrar una dirección en el centro de la ciudad, donde no encontraron armas ni artefactos. Las autoridades sí hallaron en el camión la pistola de Lahouaiej junto con varios rifles y una granada, estos últimos inoperativos, según el New York Times.

La semana antes del atentado, Lahouaiej vació su cuenta bancaria y vendió su coche, según Le Journal du Dimanche. Entre sus movimientos se encuentra una compra de 24 euros bajo el nombre "islam". El día siguiente a realizar esta compra regularizó el seguro escolar de sus hijos.

Siete detenidos

El número de detenidos en conexión con la tragedia se sitúa en seis después de que la mujer del conductor, que fue detenida el viernes, fuera puesta en libertad y que uno de los arrestados por supuesta colaboración con el ataque haya sido liberado este domingo.

Por otra parte, en la madrugada del mismo domingo, la Policía francesa arrestó a otras dos personas, un hombre y una mujer, del entorno del autor de la masacre.

Las otras cuatro personas permanecen bajo arresto y todavía están siendo interrogadas. Las fuerzas del orden llegaron hasta los arrestados gracias al móvil del terrorista, que fue hallado en la cabina del camión con el que penetró en el paseo marítimo de la ciudad y atropelló a decenas de personas. Otros testigos, cientos según algunos medios, han sido igualmente interrogados.

Uno de los objetivos de los investigadores es conocer si Mohamed Lahouaiej, el autor de la masacre, actuó por cuenta propia o estaba integrado en alguna célula terrorista. Es una cuestión que permanece en el aire pese a que este sábado el Estado Islámico reivindicaba el atentado como el acto de uno de sus "soldados"

Ausente de los ficheros de yihadistas de los servicios de inteligencia franceses, Lahouaiej se radicalizó de forma muy rápida, según reconoció el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. Algunos de los testigos han asegurado que el autor de la matanza no seguía los preceptos el islám. Sí defendía posiciones extremistas, se había dejado barba y no consumía alcohol.

En el suceso fueron asesinadas 84 personas, incluidas 10 niños y adolescentes, y dos centenares resultaron heridas. De los fallecidos, 35 han sido identificados. Se teme por la vida de 18 heridos, entre los que se encuentra un niño.

El conductor envió una foto a su hermano antes del atentado

El terrorista de Niza mandó una foto a su hermano y habló con él horas antes de llevar a cabo la masacre en la que se le veía entre la multitud, informa Reuters. "Dijo que estaba en Niza con sus amigos europeos para celebrar la festividad nacional", contó el hermano de Lahouaiej a Reuters, quien se negó a compartir la imagen. "Parecía muy feliz, se reía mucho".
La familia de Lahouaiej en Túnez ha contado a Reuters que el conductor les llamaba con frecuencia en las últimas semanas y que hacía cuatro años que no visitaba su hogar en Msaken. También les enviaba dinero a menudo.
Antes de dejar Túnez en 2005, Lahouaiej acudió al psiquiatra, quien afirmó que el conductor se mostraba agresivo, tenía complejos con su cuerpo y se enfrentaba a sus padres.

Lahouaiej inspeccionó el paseo donde luego atacaría

El conductor reconoció el escenario de la tragedia, el paseo de los Ingleses de Niza, en los días previos a llevarla a cabo, reveló la radio Europe 1.

El dato ha sido conocido después de estudiar las grabaciones de las cámaras de videovigilancia de la ciudad, informó la emisora. Según las mismas, Lahouaiej pasó por el paseo marítimo el martes y el miércoles, antes de cometer la masacre el jueves.

Las cámaras de Niza -la ciudad de Francia que más posee este tipo de aparatos- grabaron cómo el autor del crimen, reivindicado más tarde por el Estado Islámico (EI), se fijaba con atención en ciertos detalles del paseo en sus viajes de reconocimiento.

'Ruidosos pero no problemáticos'

La primera detención fue la de la mujer del terrorista, que ya ha sido liberada. Los dos habían roto su relación hacía varios meses y estaban en trámites de separación. Un vecino de Lahouaiej citado por Nice Matin afirmó que el conductor estaba afectado "por una separación que no aceptaba" y que éste repetía que su mujer "iba a oír hablar de él".

Posteriormente, fue detenido otro individuo del que poco se sabe. Únicamente trascendió que habría sido capturado en el centro de la ciudad, machete en mano. Los otros tres sujetos fueron apresados en dos operaciones que tuvieron lugar a lo largo del sábado y también están siendo interrogados por las fuerzas de seguridad.

En el barrio donde fueron detenidos, según pudo comprobar EL ESPAÑOL, aseguran que las personas detenidas "no eran problemáticas" aunque las señalan como "gente ruidosa y que hablan en voz muy alta". "Pero nunca habían dado ningún problema", aseguran.