Reino Unido

Owen Jones, gurú británico de Podemos: "Venezuela está en un estado horrible"

El activista anglosajón asegura que "no tiene sentido" la idea de que Podemos pudiera convertir España en un país similar y defiende un Gobierno entre Unidos Podemos y PSOE para "cambiar Europa".

Owen Jones quiere que Reino Unido permanezca en la UE.

Owen Jones quiere que Reino Unido permanezca en la UE. Getty

  1. Reino Unido
  2. Unión Europea
  3. Podemos
  4. Jeremy Corbyn
  5. Partido Laborista
  6. Venezuela
  7. TTIP
  8. Entrevistas

Owen Jones (Sheffield, Inglaterra, 1984) es escritor y activista británico. Está considerado como el gurú de la nueva izquierda británica, de la izquierda anti-establishment. Es columnista para The Guardian y New Statement. Se licenció en Historia por la Universidad de Oxford. Saltó a la fama tras la publicación de los aclamados ensayos Chavs: La demonización de la clase obrera (2011), éxito de ventas en el que reivindica a la clase obrera británica, y El Establishment: la casta al desnudo (2014), un análisis del sistema neoliberal actual.

Jones pide la vuelta a las políticas sociales desarrolladas en Reino Unido en los años 50 y 60 del siglo pasado. En las últimas primarias laboristas apoyó a Jeremy Corbyn, a quien algunos han apodado el "Pablo Iglesias británico". De hecho, Jones tiene buena relación con Podemos -estuvo con el partido durante la anterior campaña electoral- y hablando con EL ESPAÑOL ha reivindicado la necesidad de un Gobierno PSOE-Podemos-IU para "cambiar la Unión Europea".

Europeísta convencido, Jones es uno de los ideólogos junto con el exministro de Finanzas griego Yanis Varufakis de Another Europe is posible, el nuevo movimiento de izquierdas  que fue presentado este fin de semana en Londres y que pide el voto para seguir en la UE para así poder transformarla.

¿Por qué este movimiento Another Europe is possible?

Porque Stronger in Europe [la campaña oficial para que Reino Unido continúe en la UE] es un campaña del establishment apoyada por las grandes empresas. Nosotros no tenemos nada que ver, pedimos el voto para permanecer en la UE pero para cambiarla, tenemos una visión diferente de una Europa enfocada a los intereses de la mayoría. Tenemos que unirnos con otros movimientos por la UE. No es fácil, pero se puede cambiar.

¿Qué defiende usted?

Defiendo que los derechos de los trabajadores estén garantizados a nivel europeo como miembros de la UE. Y si salimos de la UE, especialmente con un gobierno de derecha, se van a perder estos derechos.

Segundo, la justicia en los impuestos y la lucha contra el cambio climático es más fácil de llevar a cabo en un nivel europeo, poniendo presión sobre la UE.

Tercero, quiero una Europa diferente que funcione en favor de los intereses de la mayoría, en vez de las compañías como hemos visto en la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión [el llamado TTIP entre Estados Unidos y la UE], que permite a las corporaciones eliminar aquellas leyes que no les gustan, y esta es una amenaza real.

Y cuarto, la campaña Leave [para salir de Europa] está basada en el miedo a los inmigrantes. Y si esa campaña queda justificada con una victoria, esto sería terrible para este país.

La campaña para salir de Europa está basada en el miedo a los inmigrantes.

¿A qué se refiere?

Mucha gente piensa que lo que pasaría es que habría un partido de derechas en el poder, un partido triunfalista que se sentiría justificado por el resultado del referéndum, que no sería visto como un voto contra el neoliberalismo o contra la austeridad sino que sería visto como un voto contra los extranjeros, un voto que los conservadores utilizarían para realzar su posición.

Esto sentaría un precedente y provocaría un efecto dominó. Ahora mismo hay en Europa la extrema derecha más fuerte que ha habido desde 1945 y esto sólo les beneficiaría a ellos. Y esta es una perspectiva aterradora.

La inmigración se ha convertido en el tema principal.

Existe una preocupación por la inmigración pero una cosa es debatir los pros y los contras y otra, que es lo que se está haciendo, es crear prejuicios sobre los extranjeros, con listados de ciudadanos de la UE que han asesinado y violado, asociando a los inmigrantes con robos y violaciones.

Se está demonizando a los extranjeros, hay una retórica inflamatoria antinmigración que debe terminar. Esto lo vimos en las últimas elecciones de Londres donde vimos al candidato conservador [Zac Goldsmith] lanzando prejuicios contra los inmigrantes para ganar votos, y perdió y fue humillado.

Se está demonizando a los extranjeros, hay una retórica inflamatoria antinmigración que debe terminar.

¿Cómo pueden encajar Cameron y Corbyn en la misma campaña para permanecer en Europa?

La visión de David Cameron para Europa es buscar el interés de las empresas. Él fue el principal interesado en el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y la UE, que da más poder a las grandes corporaciones, y esa es una amenaza genuina para nuestra soberanía y para nuestra democracia.

Cuando Cameron vetó el acuerdo europeo hace unos años [el acuerdo alcanzado en 2011 para hacer frente a la crisis porque consideraba que Reino Unido perdía soberanía, oponiéndose, entre otras, a medidas como la aplicación de un impuesto a las transacciones financieras] dijo que lo hacía para defender los intereses de los británicos pero estaba defendiendo el interés de City [el barrio financiero de Londres].

La City de Londres y Reino Unido no son lo mismo. Cameron es un hipócrita porque habla de soberanía para la gente cuando se refiere a las grandes corporaciones y grandes negocios, por esto defiende el Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio.

¿Y la Europa de Corbyn?

Desde la izquierda de Jeremy Corbyn somos muy críticos. Yo me considero un euroescéptico de izquierdas. Creo que la UE no es suficientemente democrática ni responsable y demasiado enfocada en los intereses de las grandes corporaciones, como nuestro país.

Lo que tenemos que hacer es unir a la gente de toda Europa para cambiar esto, construir una Europa dirigida a los intereses de la mayoría. Esta es nuestra visión. La visión de Cameron es trabajar para los intereses de las grandes empresas y la nuestra es trabajar para los intereses de la clase obrera.

¿Y cómo se lleva a la práctica esta visión?

Cambiando el balance del poder político. Hemos visto en España el auge de Podemos, este movimiento progresista que no existía hace un tiempo y que ahora se encuentra en una situación de poder. Tenemos que ver qué pasa en estas elecciones. Tenemos los gobiernos en Portugal y en Grecia, aunque son países pequeños. En Irlanda hemos visto como los dos partidos del establishment han tenido problemas. Las cosas están empezando a cambiar en Europa.

Si conseguimos una coalición progresista en España, esto ayudará a cambiar a la UE porque España no es Grecia. Es la cuarta mayor economía de Europa y no pueden hacer con España lo que hicieron con Grecia porque se cargarían la UE. Debemos apoyar a Podemos.

Si conseguimos una coalición progresista en España, esto ayudará a cambiar a la UE

¿Cree que es una buena estrategia la coalición entre Podemos e IU?

Sí. El sistema electoral español penalizó a IU la otra vez -tuvieron un voto completamente desproporcionado- y a Podemos. No estoy criticando el sistema, pero perjudicó a Podemos e IU y una coalición los hace más fuertes.

Pero por encima de esto, las fuerzas de izquierda no deberían estar divididas. No tiene sentido que se traten como enemigos como si estuvieran en el mismo nivel que el Partido Popular. Deben trabajar juntos y formar una alianza. Esperemos que haya un Gobierno entre PSOE, IU y Podemos y este sería el Gobierno más progresista que España haya tenido desde los años 30.

¿Qué le parece la relación entre Podemos y Venezuela?

Venezuela está en un estado horrible.* No tiene sentido la idea de que Podemos vaya a convertir a España en un país dependiente del petróleo para financiar programas sociales y luego establecer un control los precios de los alimentos.

La estrategia para una reforma social en estos países se basa es destinar los ingresos del petróleo en reformas sociales y cuando los precios del petróleo están muy altos obviamente funciona pero no ayuda a diversificar la economía y cuando bajan es un desastre.

Obviamente esto no va a pasar en España porque no es un país petrolero, no tiene sentido. Pienso que todo esto es un signo de desesperación del establishment en España, de la casta, que está perdiendo el control del país. Ésta es la realidad, están desorientados y confundidos, y por esto están demonizando a Podemos porque lo ven como un enemigo. Podemos es partido que orgánicamente ha crecido en España, es un movimiento progresista que quiere construir una España basada en el interés de la mayoría con políticas que nadie puede decir que sean extremas.

Podemos es un movimiento progresista que quiere construir una España basada en el interés de la mayoría con políticas que nadie puede decir que sean extremas.

También ha surgido otro partido alternativo, esto es, Ciudadanos.

El PP, el partido del establishment es un caos, han perdido el apoyo de los votantes, hay un descontento generalizado con la élite políticatradicional. Vimos el crecimiento de Podemos y hubo un cínico intento por recoger esa frustración y resentimiento en ese partido, Ciudadanos, que parece brillante, fresco, nuevo, joven, dinámico y tiene todos los atributos de Podemos. Literalmente han tratado de emular a Podemos en ese sentido.

Pero si quieres un cambio en España no puedes votar por Ciudadanos porque acabará llevando al PP al poder como pasó aquí con los LibDems [los liberales demócratas], que hicieron coalición con los conservadores y terminamos con un Gobierno de derechas. Ciudadanos apoya políticas que favorecen a los más ricos en España. No hay nada anti-establishment en ellos. La gente que quiere cambiar las cosas en España no puede apoyar a un partido que quiere bajar las tasas a los ricos y privatizar servicios.

Si quieres un cambio en España no puedes votar por Ciudadanos porque acabará llevando al PP al poder

¿Podemos y Corbyn están vinculados?

No tienen nada que ver. El Partido Laborista es hermano del PSOE. Podemos y Corbyn sí que tienen en común la forma como han surgido porque en el mundo occidental el enorme descontento político se ha canalizado en dos direcciones: en movimientos xenófobos populistas de derechas y movimientos de izquierdas.

En Estados Unidos tienen a Sanders por un lado y Trump por el otro; en Reino Unido Corbyn y el SNP [nacionalistas escoceses] por un lado y el UKIP [antieuropeo]; en Francia tienen el Frente Nacional; y en España Podemos. En Escandinavia hay nuevos partidos de extrema derecha y en Grecia Syriza y Amanecer Dorado.

En España el sistema electoral ha permitido que Podemos creciera como un partido separado, algo que aquí [en Reino Unido] el sistema no lo permite, aquí los sindicatos dan estabilidad y raíces a los laboristas.

Mi opinión es que se va a producir un giro en la izquierda a través del Partido Laborista. Corbyn y Podemos son parte del mismo proceso de descontento y de la polarización que se está produciendo dentro de la UE. La socialdemocracia se ha desplomado. Si tienes un Gobierno socialdemócrata como el PSOE en España o el PASOK en Grecia que no fomenta la inversión pública o que introduce medidas que perjudican a sus propios votantes, esto deriva en un derrumbe del apoyo.

¿Qué pasaría si el Reino Unido se fuera de la UE?

Sentaría un precedente en términos de acelerar potencialmente la desintegración de la Unión Europea, Europa ya está en crisis por la austeridad y la crisis de los migrantes. ¿Quién se beneficiaría? No serían los movimientos progresistas sino el resurgimiento de movimientos xenófobos y de la extrema derecha y de la derecha populista.

Es un momento muy delicado. Deberíamos aprender de la historia en Europa, de la década de 1930, cuando se intentó construir una Europa más unida y menos fragmentada. Y deberíamos esforzarnos en conseguir eso, porque si salimos de Europa se producirá un resurgimiento de la derecha populista con el cierre de las fronteras y eso sería una calamidad para todo el continente europeo y para el mundo también. No podemos permitir que eso suceda.

Y también sería visto como un apoyo a la campaña contra la inmigración. Pero la mayor amenaza para la UE sería el odio a los extranjeros, o miedo, la UE sería más hostil con los extranjeros y la libertad de movimiento, lo que provocaría la desintegración. Y los movimientos de extrema derecha buscarían inspiración en Reino Unido. Sería una tragedia para todo el continente europeo.

Que Reino Unido saliera de la UE sería una tragedia para todo el continente europeo

¿Si el Reino Unido permanece, ¿la victoria será para Cameron?

No. Esta es la razón por la que hemos impulsado este movimiento [Another Europe is possible] para construir nuestro propio movimiento independiente que pueda unir a la gente, incluida España.

Tenemos que trabajar juntos en Europa para construir solidaridad, para que se cuestione la forma como funciona la UE. Éste es el principio para unir a la gente dentro de Europa para cambiar la UE.

Los conservadores quedarán muy divididos después de esto; ya están furiosos con su líder. Creerán que fue una victoria que les robó su líder.

No es cierto que los conservadores vayan a salir más fuertes y unidos de este referéndum. Necesitamos ser capaces de decir que fue la izquierda que ganó.

¿Cómo piensan cambiar el sistema desde dentro?

No es desde dentro. Estamos hablando de movimientos de base organizándose por toda la UE para cambiarla. ¿Está Podemos trabajando para el sistema al presentarse a las elecciones al Parlamento? No lo creo. La forma como se consiguen los cambios es en la calle, en las comunidades, en los puestos de trabajo, con protestas, con huelgas, acciones directas, eligiendo partidos políticos. Son muchas cosas juntas.

Cuando miro a mi país creo que no es lo suficientemente democrático; quiero cambiar Reino Unido y tengo los mismos principios para la UE. La cambiaremos si tenemos determinación, coraje y resistencia.

Necesitamos acción radical para frenar el cambio climático y injusticia impositiva en la UE.

¿Cuáles son los cambios concretos que piden?

Primero mover el poder de los organismos no electos para hacer una UE más democrática y responsable. Segundo quitar de los tratados europeos las garantías del dogma del libre mercado que promueven la privatización de los servicios públicos y en su lugar fortalecer la protección de los trabajadores.

Cuanto más aumentemos la protección de los trabajadores en la UE, mejor, porque subes los mínimos. Necesitamos acción radical para frenar el cambio climático y injusticia impositiva en la UE. Necesitamos más Gobiernos progresistas en Europa, pero no podemos hacerlo de forma individual, sino que tiene que haber una acción colectiva internacional.

*En una primera versión de esta entrevista se publicó que Owen Jones había dicho "Venezuela es un Estado horrible". Tras ser alertados por el entrevistado de la confusión, EL ESPAÑOL revisó la grabación de la entrevista y corrigió la transcripción.