'Operación Topolino'

El dueño de Vitaldent: “De Nueva York nos echó Giuliani”

Ernesto Colman montó clínicas en EEUU, pero se marchó después de que le llamara el fiscal de la ciudad.

Ernesto Colman es un apasionado de las competiciones de carruajes .

Ernesto Colman es un apasionado de las competiciones de carruajes .

El ya exdueño de Vitaldent, Ernesto Colman, 'huyó' de Estados Unidos cuando descubrió que la Fiscalía de Nueva York andaba pisándole los talones. El empresario que revolucionó el negocio dental quiso hacer fortuna en Norteamérica pero allí no tuvo tanta suerte. La Justicia empezó a investigarle por sus negocios y abandonó el país.

Según consta en el sumario del 'caso Vitaldent' que instruye el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, Colman recuerda a su interlocutor que “De Nueva York nos echó Giuliani, o sea que… ¿eh? Cuando nos llamó el fiscal en Nueva York”. Cuando el creador de Vitaldent, conocido como Mc Dentist, habla de Giuliani se refiere al exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, ahora uno de los nombres más sonados para formar parte del Gobierno de Donald Trump.

“De lo anterior se infiere que la Fiscalía de Nueva York pudo haber descubierto algún tipo de ilicitud en la actuación de Vitaldent, motivo por el cual tienen litigios pendientes en Estados Unidos”, subraya un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF), en el que se analizan las conversaciones de los principales investigados en una causa que llevó a la detención e ingreso en prisión de Colman y sus máximos colaboradores.

Respecto a su fallida aventura americana, el expresidente de Vitaldent -el juez aprobó recientemente la venta del grupo a la empresa de Javier Botín, JB Capital Markets- también lo habló con su mujer, Macarena Ibáñez, en una conversación intervenida por orden judicial poco antes de ser arrestado, en febrero de este año, y por lo que en la actualidad sigue en prisión: “Lo tengo todo subido y no me he guardado nada, ningún vicio oculto, he mostrado que hasta tengo cosas en EEUU… tengo tres sociedades, unas reclamaciones abiertas… todavía tengo cosas, lo conté todo”.

En esa conversación, Colman está haciendo referencia a sus negociaciones que tenía abiertas justo antes de que saltara la 'Operación Topolino', dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, para vender a un fondo todo el grupo por 300 millones de euros. El grupo interesado en la compra le pidió todos los datos y al final la operación se rechazó porque Colman no tenía las cuentas claras, lo que echó para atrás venta.

En otra conversación mantenida con su mano derecha y hombre encargado del negocio en Italia, Bartolo Conte, le explica que “hace tres años que no tengo movimiento en Estados Unidos”. Según le explicó, le dijo a una tal María Jesús “que pusiera todo porque él no iba a pagar nada pero después tampoco quiere cargar con nada que después le pueden reclamar”, recoge la transcripción de los 'pinchazos' telefónicos.

“Medio kilo en la aduana”

Una de las principales razones por las que la Justicia ha puesto coto al negocio de Colman es el indicio de que podría haber llegado a blanquear 17 millones de euros anuales obtenidos en b de todas sus clínicas, además de por haber estafo a sus franquiciados con clausulas abusivas y con la exigencias de pagos en negro. Y esta es la razón por la que 'Mc Dentist' sigue a día de hoy en prisión. Si saliese, existe el riesgo de que se fugue dada la “ingente” cantidad de dinero negro que ha manejado.

En una de las conversaciones intervenidas por la UDEF se recoge cómo Colman habla con un piloto de uno de su aviones privados por un problema que han tenido en Aduanas.

La noche del 19 de diciembre de 215, el piloto, C.U., llama a Colman y le dice que “este hombre llega mañana a las 8 si no hay demoras, que alguna habrá”. Doce horas después, ya por la mañana del día 20 vuelve a llamar a su jefe para advertirle que “se ha complicado, en el filtro de seguridad, ahora está pasando aduanas”.

Entonces Colman habla con el piloto sobre el control de Aduanas que ha pasado un varón. Ha tenido que enseñar un documento, que se lo han intervenido, “y lo llevan al Banco de España porque ha traído medio kilo”. Ernesto le dice que “tenía que haberlo bajado en dos partes”. “Como lleva tanto tiempo haciéndolo”, le contesta el piloto.

Según la denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción y que dio origen a esta investigación, Colman realizó 464 operaciones de pago al exterior por un importe total de 132 millones de euros, con destino principalmente a Italia y Estados Unidos. Las empresas de Colman también recibieron desde el extranjero 71 millones de euros. Además, tiene operaciones de entrada y salida de dinero a Luxemburgo y Holanda. De la investigación se desprende que Colman había sacado grandes cantidades de dinero de España obtenido a través de una caja b, engordada durante años por la estafa a sus clínicas y franquiciados, que suman en total casi 400 en España.

Concretamente, los investigadores detectaron salidas de fondos desde España a Holanda por un total de casi 9,5 millones de euros a través de dos sociedades entre 2005 y 2007. Después, desde Suiza, Colman reingresó dinero a España por un total de 10,4 millones de euros.

Los movimientos de dinero entre cuentas de diversos paraísos fiscales eran constantes. Así, desde una sociedad del entramado se recibieron casi 5 millones de euros procedentes de Suiza mientras que la misma sociedad realizó pagos a este país por importe total de 1,2 millones de euros. Además, a través de Laboratorios Lucas Nicolás S.L., sociedad encargada de la explotación de las franquicias de Vitaldent, se recibió un cobro de 67 millones de euros en 2013 procedentes de Luxemburgo.