CAMPAÑA CONTRA LAS LEYES AUTONÓMICAS LGTBI

HazteOír envía un folleto a los colegios contra "la conversión de individuos en homosexuales”

La plataforma ultracatólica explica en '¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en tu colegio? que la educación en diversidad sexual difunde comportamientos "anómalos".

Uno de los ejemplos que difunde la plataforma como contenido educativo "anómalo"

Uno de los ejemplos que difunde la plataforma como contenido educativo "anómalo"

  1. Educación
  2. Homofobia
  3. Hazte Oír
  4. Colegios

La plataforma ultracatólica HazteOír, que consiguió que El Corte Inglés retirarse un anuncio en el que se incluían dos padres homosexuales, continúa su particular cruzada contra las leyes autonómicas que pretenden luchar contra la homofobia. La asociación ha mandado masivamente a centros educativos públicos y privados un folleto con el título ¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en tu colegio?, en el que alertan de que estas normas en favor de los derechos LGTBI son “una amenaza real” para las libertades y animan a los padres a denunciar los libros que “premian la conversión de individuos en homosexuales”.

El folleto, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, critica que las leyes aprobadas en diez comunidades autónomas “entrega” la Educación de los jóvenes a colectivos de LGTBI (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) porque “revisarán materiales, impartirán charlas y desarrollarán actividades” en colegios e institutos. “Es mucho lo que nos jugamos. Combatir esta nueva forma de adoctrinamiento ideológico es una obligación de todos”, se explica en la cubierta del libreto.

HazteOír pone el foco en el texto que, según aseguran desde la Plataforma a este diario, ha sido enviado a colegios públicos, privados y concertados de toda España en el ámbito educativo que abordan las leyes: “En este apartado las leyes muestran su lado más perverso y totalitario”. Pero, ¿qué es lo que dice exactamente la legislación autonómica sobre la aplicación de los textos en las aulas?

En el caso de la ley aprobada en la Comunidad de Madrid obliga, textualmente, a elaborar una Estrategia integral de educación y diversidad sexual e identidad o expresión de género”. “Las medidas previstas en este plan se aplicarán en todos los niveles y etapas formativas y serán de obligado cumplimiento para todos los centros educativos”, añade.

La ley andaluza en su artículo 15.1.b recoge que se adoptarán “todas las medidas apropiadas, incluyendo programas de educación y capacitación, para alcanzar la eliminación de actitudes y prácticas con prejuicio o discriminatorias dentro del sistema educativo, basadas en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquier orientación sexual”.

"Carácter promocional de la homosexualidad”

Los ultracatólicos afirman que los preceptos recogidos en las leyes evidencian “su carácter promocional de la homosexualidad”: “Pues mientras se facilita y premia la conversión de individuos en homosexuales, se niega y castiga la posibilidad en sentido inverso”. “¿Y en qué se basan estas leyes para decretar fin de cualquier método o terapia que pueda ayudar a las personas a abandonar la homosexualidad?”, se pregunta la plataforma en relación a la prohibición por ley de las terapias de aversión o conversión de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona.

Ante todo esto, la asociación conservadora pone ejemplos de contenidos educativos que consideran “anómalos” para que los colegios y padres los identifiquen para, renglón seguido, animar a estos a que acudan a las consejerías de Educación de las comunidades autónomas para ponerlos en su conocimiento:

“Mi Princesito tiene cuatro años. Le gustan las cosas bonitas. Su color favorito es el rosa. Le gusta jugar a ponerse vestidos de niña. Baila como una preciosa bailarina”. “Papá le dice a mi Princesito que está muy guapo cuando se pone un vestido. ¡Papá le coge de la mano y dice que haga piruetas!” Mi Princesito (Cheryl Kilodavis).

“Una tarde en clase, cuando tenía ocho años, nos pidieron que escribiéramos sobre lo que queríamos ser cuando fuésemos mayores. La señorita Box se paseó por la sala y nos pidió a cada uno que nos levantáramos y compartiésemos lo que habíamos escrito [...] Pero yo no quería ser ninguna de estas cosas. Esto es lo que escribí: Yo quiero ser una niña” El arte de ser normal (Lisa Williamson)

Para finalizar, HazteOír recopila en el folleto dibujos de alumnos de Primaria “que han sido educados en la nueva ideología”. “La difusión de estos contenidos en las aulas no deja indiferentes a los niños, es evidente que los menores son vulnerables y asimilan los contenidos que se les imparte en los centros”.