Crisis de gobierno

Podemos rompe el acuerdo de investidura con el PSOE en Castilla-La Mancha

El PSOE dice que la decisión "obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar la presión a los socialistas".

Podemos rompe el acuerdo de investidura con el PSOE en Castilla-La Mancha.

Podemos rompe el acuerdo de investidura con el PSOE en Castilla-La Mancha.

  1. Crisis partidos
  2. Podemos
  3. PSOE

El grupo parlamentario de Podemos ha anunciado que rompe el acuerdo de investidura con el PSOE que dio el Gobierno de Castilla-La Mancha al socialista Emiliano García-Page.

"El acuerdo de investidura ha muerto" y "dos son las causas de la defunción: el desaliento y la vergüenza", ha asegurado el secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, en una comparecencia en el Parlamento regional, donde ha leído un comunicado sin preguntas.

Por su parte, el PSOE de Castilla-La Mancha ha asegurado que esta decisión "obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar la presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura".

El PSOE castellanomanchego ha escrito este mensaje en su cuenta de Twitter, en la que también ha recordado que "hace apenas cinco días", Podemos apoyó el techo de gasto de los presupuestos de la Junta para 2017 en las Cortes de Castilla-La Mancha.

"¿A qué se debe este cambio de criterio?", se ha preguntado el Partido Socialista, que también se ha referido a la "división interna que vive Podemos" y que "tiene una evidente derivada" en Podemos de Castilla-La Mancha, "donde han sido claros los gestos de división".

Pese a todo, Podemos ha señalado que el acuerdo con el PSOE "murió esperando a que una parte de sus valedores le insuflara aliento y vida, esperando a que se hiciera justicia con lo expuesto y lo firmado, pero murió sobre todo por vergüenza al percatarse de la falta de verdad en la palabra dada y firmada por algunos".

García Molina ha explicado que el Gobierno de Emiliano García-Page ha estado actuando "espontánea y unilateralmente durante más de un año, más ocupado en anuncios que en obras, más ocupado en lo que se mueve en Ferraz que en lo que pasa entre las Cortes de Castilla-La Mancha y Fuensalida, más pendiente incluso de decapitar a Sánchez que de dar vida a Castilla-La Mancha".

El PSOE, con 15 diputados en las Cortes regionales, gobierna en Castilla-La Mancha con el apoyo de los dos diputados de Podemos, frente a los 16 diputados que consiguió el PP en las últimas elecciones autonómicas.

En el comunicado que ha leído ante los periodistas, el secretario regional de Podemos, acompañado por el diputado David Llorente y la secretaria de Organización del partido, María Díaz, ha dicho que "no han sido ni el enojo ni el escándalo ante las diferencias de criterio", lo que les ha animado en su quehacer político en la región.

"Nunca provocamos una teatralizada guerra de declaraciones y amenazas, no es nuestro estilo, se lo dejamos a otra gente y a otras siglas", ha asegurado.

García Molina ha dicho que Podemos ha sido responsable, dialogante, incluso paciente, pensando sobre todo en lo que era mejor para la comunidad autónoma, pero todo tiene un límite.

"El tiempo de espera ya ha terminado y los límites del acuerdo y de la voluntad de este gobierno cada vez se han hecho más evidentes, tan evidentes que ya no podemos ignorarlos", ha indicado.

Podemos, más que en "estratagemas o anuncios", confía en "la fortaleza del alma de quien emprende una acción política en favor de la comunidad".

"No creemos que el debate sincero perjudique la acción política, lo que la perjudica es el no entender ni comprender lo que el diálogo tiene que enseñarnos antes de hacer las cosas por cuenta propia", ha señalado Podemos en su comunicado.

'No quiere escuchar'

El secretario regional de la formación morada ha señalado que no pueden ignorar ni sostener por más tiempo "la posición indolente de quien no quiere ni escuchar ni hacer lo que la gente precisa, de quien pretende seguir igual que antes sin asumir que todo ha cambiado, que la realidad, las necesidades y las aspiraciones de la gente ya no son las que eran antes".

"No podemos adaptarnos al paso lento y temeroso de quien no se atreve a superar los límites para salir del más de lo mismo y menos de lo mismo", ha afirmado García Molina.

Para Podemos, ha continuado, la restauración de las políticas que este grupo vino a impugnar no es una opción.

"Se abre un tiempo de duelo, de reflexión en soledad en el que poder asumir la pérdida y trazar nuevos horizontes. Nosotros seguimos trabajando, pero pedimos a todo el mundo que este tiempo de duelo y reflexión se respete", ha concluido el líder de Podemos en Castilla-La Mancha.

Podemos justifica la decisión

¿Lo ocurrido en Castilla-La Mancha es un gesto de Podemos al PSOE? El número tres de Podemos, Pablo Echenique, interpreta que no tiene nada que ver con eso. “La lectura es puramente autonómica. Los compañeros de Castilla-La Mancha entienden que se incumple el acuerdo. Y nosotros les respaldamos”, ha asegurado ante los medios.

De ese modo, los acuerdos de gobierno que Podemos mantiene con el PSOE en otras comunidades autónomas podrían ahora ser revisados por el núcleo duro de Podemos con los líderes territoriales de cada partido. “Solos no pueden”, decía esta mañana Pablo Iglesias en referencia a esa ruptura con Emiliano García-Page.

Sin embargo, Echenique advierte que todavía no se ha valorado la ruptura en otras regiones en las que el gobierno se sostiene con un acuerdo similar. Dos casos son Aragón y Extremadura, lugar este último gobernado por Guillermo Fernández Vara. “Los debates internos en Podemos siempre nos han fortalecido. Pero desconozco los detalles en Extremadura. Habría que preguntarle a Álvaro Jaén -secretario general del partido en la zona- ”. Eso sí, Echenique asegura que los pactos a los que su partido llega está en “permanente revisión”.

En cuanto a Aragón, Echenique observa que, aunque se han producido situaciones que no le resultan adecuadas, el acuerdo no parece que vaya a romperse. “Son acuerdos de investidura. Es verdad que a cambio de investir, exigimos compromisos programáticos que en general no se han cumplido o se han cumplido mal. En el caso de Aragón no puedo asegurar que se vaya a romper. No hay ningún tipo de replanteamiento en el corto plazo”.