Cataluña

Puigdemont avala el proceso constituyente y lo impulsará: "No estamos fuera de la legalidad"

"Los representantes hacemos el trabajo que nos han encargado", asegura el presidente catalán, que sale al paso de las críticas de la oposición.

Carles Puigdemont en el Parlament de Cataluña

Carles Puigdemont en el Parlament de Cataluña Efe

  1. Cataluña
  2. Carles Puigdemont

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este miércoles que el Parlament vote y apruebe las conclusiones de la comisión de estudio que piden impulsar un proceso constituyente catalán que derive en la independencia y ha asegurado que la Cámara está habilitada para hacerlo. 

"Los representantes hacemos el trabajo que nos han encargado. No buscamos ambigüedades ni excusas para no tener que cumplir con aquello que los ciudadanos nos han encargado. No estamos fuera de la legalidad, el Parlament está legitimidad para hacer leyes", ha explicado ante la Cámara catalana.

El presidente catalán ha explicado que asumirá el papel que tiene a la hora de desarrollar este proceso constituyente: "Yo, como diputado de la mayoría, actuaré en coherencia con esta decisión".

"Es perfectamente normal"

Ha alegado que hay una mayoría de catalanes partidarios de este proceso constituyente, representada en la mayoría absoluta que tienen JxSí y la CUP: "Un Parlament tiene que poder aprobar unas conclusiones de una comisión de estudio. No es ninguna anormalidad democrática, es perfectamente normal".

C's, PSC y PP han defendido justo la tesis contraria: acusan a Puigdemont y al conjunto de soberanistas de situar la Cámara catalana y las demás instituciones al margen de la legalidad, y recuerdan que hay una interlocutoria del Tribunal Constitucional que rechaza la tramitación de estas conclusiones.

El primero en intervenir sobre este tema ha sido el líder del PP catalán en la Cámara, Xavier García Albiol, que ha expuesto: "Por encima de la voluntad política está el Estado de derecho y el respecto a la legalidad. Están poniendo en riesgo el Estado de derecho".

"República totalitaria"

Albiol ha afirmado que los postulados de JxSí y la CUP aspiran a convertir Cataluña en una "república totalitaria", ha tildado al presidente catalán de agitador social, y ha asegurado que todo esto es una maniobra para reavivar un proceso soberanista que se está desinflando.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, también ha cargado contra el presidente catalán: "La reivindicación de la independencia es legítima, pero nada habilita a una mayoría parlmentaria para situar fuera de la legalidad porque las instituciones no son de la mayoría, son de todos".

El socialista ha acusado a Puigdemont y a los soberanistas a aprobar un documento sobre el proceso constituyente que no tendrá ningún efecto y que lo único que provocará es un "enfrentamiento directo" entre el Parlament y el Tribunal Constitucional.

LOS PADRES DE ARRIMADAS

La líder de C's y jefa de la oposición, Inés Arrimadas, ha dicho que el objetivo soberanista de Puigdemont afecta directamente a su familia: "¿Sabe que está diciendo? Que mis padres que viven en Andalucía se van a convertir en extranjeros cuando vengan a Cataluña".

Para defender la actividad del Parlament y la transparencia de su Govern, Puigdemont ha expuesto que él se ha sometido en la Cámara catalana a 15 sesiones de control en siete meses, mientras que el presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, no se ha sometido a ninguna en este mismo período.