Fraude fiscal

Ningún testigo se presenta a la primera vista del juicio a Messi

  • La defensa del jugador emplea una táctica “al contraataque” y cuestiona las inspecciones realizadas por Hacienda.

  •  

Leo Messi abandonando el sanatorio Cimac tras lesionarse en el amistoso ante Honduras

Leo Messi abandonando el sanatorio Cimac tras lesionarse en el amistoso ante Honduras EFE

  1. Fraude fiscal
  2. Caso Messi
  3. Lionel Messi
  4. Jorge Messi

El juicio al futbolista del Barça Leo Messi ha empezado este martes con plantón de los cuatro testigos citados. Ninguno de ellos se ha presentado este martes en la sección octava de la Audiencia de Barcelona. De estos cuatro una es la madre de Messi, Celia Cuccitini, que ha sido dispensada de declarar. Otro de los testigos no ha acudido porque presuntamente ha fallecido. Los dos restantes han sido citados otra vez para el miércoles.

“Vamos a usar la táctica del contraataque”. Así avanzaba a los periodistas el abogado de Leo Messi, Enrique Bacigalupo, la estrategia diseñada para el futbolista del Barça y su padre en el juicio que ha empezado este martes. Ambos están acusados de tres delitos contra la Hacienda Pública por haber defraudado 4,1 millones de euros en las declaraciones del IRPF de 2007 a 2009.

La sala vacía de la sección octava de la Audiencia de Barcelona

La sala vacía de la sección octava de la Audiencia de Barcelona EFE

Los Messi ya reconocieron que el fraude existió y devolvieron lo defraudado junto al pago de una multa. Durante este juicio, sin embargo, deberá resolverse si tanto el jugador como su padre incurrieron en alguna responsabilidad penal. La Fiscalía considera que Messi no tuvo ninguna responsabilidad en las gestiones -declaró en 2013 que firmaba todo lo que le pedía su padre- y acusa sólo a Jorge Messi, para el que pide año y medio de cárcel. La Abogacía del Estado, no obstante, pide un año y nueve meses de cárcel tanto para el jugador como para el padre: siete meses por cada uno de los tres delitos.

El juicio, que durará hasta el jueves, se ha centrado este martes en cuestiones previas procesales. La defensa del futbolista ha empezado cuestionando tanto las inspecciones realizadas por Hacienda -fueron más de 20- como la cantidad defraudada. Según la defensa, Hacienda hizo trampas con las inspecciones ya que en la segunda visita ya disponía de los indicios suficientes para llevar el caso a Fiscalía, pero no lo hizo hasta 2013 y durante todo este tiempo los Messi continuaron aportando pruebas que les acabaron incriminando. La defensa ha alegado que se ha vulnerado el derecho fundamental a “no declarar contra ellos mismos”, pero la sala lo ha desestimado.

El proceso contra la estrella culé se desarrolla en medio de una gran expectación mediática, con más de 200 periodistas acreditados de todo el mundo y tres salas habilitadas para los informadores. Tanto Messi como su padre no han acudido al juicio de hoy ya que no tienen la obligación de asistir. Se prevé que ambos acudan al Palacio de Justicia el jueves, día en el que está prevista su declaración.

La estrategia defraudatoria de los Messi consistía presuntamente en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales -en Belice y Uruguay- y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras sociedades en países como Reino Unido y Suiza. De este modo, los ingresos del futbolista transitaban desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna y "con total opacidad" frente a la Hacienda Pública española, según la acusación.