Intentó salvar a la actriz de Hacienda

El marido de Ana Duato dijo ante notario que era el "titular real" de la estructura opaca

La Agencia Tributaria cree que quien utilizó la sociedad Gaumukh fue realmente la actriz para ocultar sus ingresos de la serie "Cuéntame".

Ana Duato y su marido.

Ana Duato y su marido.

  1. Grupo Nummaria
  2. Ana Duato
  3. Audiencia Nacional
  4. Fiscalía Anticorrupción
  5. Fraude fiscal

El marido de la actriz Ana Duato, Miguel Ángel Bernardeu, quiso proteger a su mujer al conocer que Hacienda iba tras ella y tras la estructura opaca que habría utilizado para ocultar sus ingresos por la serie "Cuéntame". Así, en julio de 2015, siete meses después de que la Agencia Tributaria iniciara el proceso de inspección a la artista, su esposo manifestó ante notario ser el "titular real" de Gaumukh AEIE.

Esta sociedad forma parte de una Agrupación Europea de Interés Económico (AEIE), junto a otra sociedad británica pantalla. Para Hacienda se trata de un entramado opaco creado con el único objeto de defraudar al fisco. La Agencia Tributaria señala en un informe conocido por EL ESPAÑOL que Gaumukh AEIE fue creada para que Ana Duato pudiera ocultar sus ingresos por su participación en la serie "Cuéntame" y calcula ha podido defraudar en tres ejercicios casi 800.000 euros.

La productora Ganga Producciones ingresaba en Gamukh parte de los ingresos de Duato. Los datos manejados por los inspectores son que esta sociedad emitió facturas a la productora de la serie emitida por TVE -y de la que son propietarios Bernardeu y Duato- en concepto de "cesión de los derechos propiedad de Gaumukh AEIE" por un total de 2,2 millones de euros entre 2010 y 2013. Además, Ganga participa en la estructura opaca con un 60%.

Según consta en el informe elaborado el pasado febrero por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) sobre el entramado opaco de la actriz, Bernardeu acudió al notario el 29 de julio de 2015 para dejar reflejado que él era el titular real de Gaumukh. Ha sido la utilización de este entramado lo que ha llevado tanto a Duato como a su marido a ser investigados por fraude fiscal por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno y la Fiscalía Anticorrupción. Duato sostiene que fue engañada por el despacho Nummaria, dirigido por Fernando Peña, y responsabiliza a éste de utiizar su nombre para defraudar.

Hacienda no detectó el entramado

El 10 de diciembre de 2014, la Agencia Tributaria había iniciado una inspección a la protagonista de la serie que emite TVE desde hace quince años. Se concluyó que Duato no valoró a precio de mercado el servicio prestado a Gaumukh. La actriz ya había tenido otras inspección anteriormente en la que se había comprobado que en su IRPF de 2007-2008 dejó de ingresar 270.788 euros.

En ninguna de las inspecciones, Hacienda descubrió en ese momento que la estructura societaria en la que se encuentra integrada Gaumukh AEIE "es ofrecida con fines defraudatorios y de manera recurrente" por el grupo Nummaria, el despacho fiscalista al que acudió Duato desde el año 2007. Fue después, a raíz de que la ONIF comenzara a investigar a Nummaria por la creación y utilización de estructuras opacas, cuando se descubrió que las AEIEs utilizadas tanto por Duato como por su compañero de reparto, Imanol Arias, y otros clientes habían sido creadas presuntamente para ocultar fondos a Hacienda.

La mecánica empleada por los clientes de Nummaria que utilizaron la AEIEs es idéntica. Se crea una sociedad en España que forme parte de una agrupación europea, una especie de Unión Temporal de Empresas pero a nivel europeo. La otra sociedad con la que se agrupa es una británica, administrada por testaferros de Costa Rica y que no tiene actividad aparente.

La trampa es que, como agrupación, es la británica la que declara la mayoría de los ingresos de la sociedad española, dejando de tributar así en España. Teóricamente, tendría que ser la sociedad británica la que declare en el fisco de allí pero Hacienda, en los casos que ha comprobado, ha descubierto que tampoco tributaban correctamente en Gran Bretaña.

Fin de la actividad

El matrimonio Bernardeu-Duato dio de baja a Gaumukh AEIE pocos días después de que Hacienda iniciara la última inspección. El 31 de diciembre de 2014 consta la baja de la sociedad "por fin de la actividad". Los inspectores insisten en que, aunque sea el marido de la artista el que figura como administrador único y autorizado en las cuentas bancarias, el objeto real era ocultar los ingresos de ella. Es más, como ya publicó este diario, Duato cedió a la sociedad todos sus derechos económicos a cambio de una renta vitalicia de 33.000 euros anuales durante 50 años.

Por esa razón, Ganga, productora de la serie "Cuéntame", pagaba a Gaumukh AEIE el salario de Duato, según los datos manejados por la Agencia Tributaria. El informe destaca que en 2006, cuando Gaumukh AEIE aún no se había constituido, la actriz percibió de Ganga Producciones, en concepto de rendimiento de trabajo, un total de 831.689 euros. Al año siguiente, después de comenzar a "operar" con la sociedad "opaca", los rendimientos del trabajo que recibió de la productora (y que declaró en su IRPF) fueron de 425.000 euros. 

Por otro lado, a los inspectores de la ONIF que han llevado a cabo esta investigación les resulta llamativo que el saldo de las cuentas bancarias de Gaumukh -llegó a ascender a 2 millones de euros en 2011- no se corresponde con los resultados contables declarados en el Impuesto sobre Sociedades.

El motivo, para Hacienda, puede ser el siguiente: "En los años posteriores a su constitución, 2007-2010, Gaumukh facturó cuatro millones de euros a su socio Grupo Ganga Producciones SL y, aunque anualmente contabiliza unos gastos importantes en concepto de precio de la renta vitalicia a satisfacer a Ana Duato, es probable que estas cantidades no sean realmente pagadas, toda vez que en la declaración del Impuesto sobre Sociedades de 2010 de la entidad se incluye la partida de 'Acreedores comerciales y otras deudas a pagar' por importe de 2,4 millones de euros".