CATALUÑA

El independentismo suma a Otegi a su 'lucha' contra el Estado

El líder abertzale será recibido en el Parlament ante la indignación de las víctimas de ETA. La CUP llamó a tejer alianzas para profundizar la ruptura.

El exdiputado de la CUP, David Fernández, abraza a Otegi el día que salió de prisión el pasado marzo

El exdiputado de la CUP, David Fernández, abraza a Otegi el día que salió de prisión el pasado marzo Reuters

  1. Política
  2. Cataluña
  3. Junts pel Sí
  4. CUP
  5. Parlament de Cataluña
  6. Arnaldo Otegi
  7. Sortu
  8. Proceso soberanista

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell; diputados de la CUP y de Junts pel Sí (JxS) recibirán este miércoles en Barcelona a Arnaldo Otegi en un clima enrarecido por la visita del líder abertzale a Cataluña. La presencia del Secretario General de Sortu en Barcelona ha dividido a los partidos catalanes: algunos han puesto el grito en el cielo por el hecho de que se le reciba en el Parlament, otros celebran su llegada y le dibujan como un “hombre clave para la paz en Euskadi”. Las asociaciones de víctimas del terrorismo, por su parte, han condenado duramente que la presidenta de la cámara catalana reciba a una persona condenada por pertenecer a ETA.

Otegi estará en Cataluña desde el martes hasta el jueves para “conocer más de cerca el proceso independentista”. En su agenda intercalará encuentros privados con reuniones públicas con diputados y cargos catalanes. A su vez, participará el miércoles por la tarde en un coloquio llamado Tiempos de paz, vientos de libertad. La solidaridad es la ternura de los pueblos cuyas 1.000 entradas se agotaron hace semanas

El líder abertzale empezará el miércoles con una entrevista en Catalunya Ràdio. A continuación se reunirá con los portavoces de la comisión de exteriores del Parlament. Otegi ha sido invitado a esta comisión a propuesta de la CUP y con el beneplácito de JxS, ya que la presidenta de esa comisión es Marta Pascal, de CDC. No se prevé que los representantes de Ciudadanos, PSC y PP acudan a esa comisión. Después de esa reunión, Otegi mantendrá otro encuentro con la dirección del grupo parlamentarios de JxS. Al mediodía, será recibido por la presidenta del Parlament Carme Forcadell.

El apoyo de los diputados de JxS y la CUP a Otegi, sin embargo, no quedará circunscrito a la cámara catalana. Por la tarde Otegi participará en un acto en el que intervendrá el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà, el diputado de JxS Lluís Llach y la diputada de la CUP Gabriela Serra, entre otros cargos. El acto lo ha organizado el Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas y Nacionales (CIEMEN), una entidad próxima a la izquierda abertzale.

Una relación cercana

Los vínculos entre el independentismo catalán y la izquierda abertzale son conocidos desde hace tiempo. Diputados de ERC, JxS y la CUP visitaron a Otegi en la cárcel y le arroparon el día que salió en libertad. Los representantes de estos grupos en el Parlament han celebrado su visita y le han calificado como “hombre clave en la reconciliación y la paz en Euskadi”.

Después de décadas en las que los catalanes seguían de cerca el proceso vasco, las tornas han cambiado y son ahora los líderes abertzales los que ponen a Cataluña como ejemplo. Así lo hizo Otegi en el primer acto público que realizó en el País Vasco a principios de marzo, cuatro días después de salir de prisión. “Vamos a abrir otro frente contra el Estado como Cataluña”, aseguró el líder de Sortu en un acto masivo en el velódromo de Anoeta. “Qué ejemplo nos están dado, cuánto estamos aprendiendo”, remachó.

La CUP, en su hoja de ruta dibujada en la Asamblea Nacional del pasado mayo, también llamó a tejer alianzas con la izquierda abertzale para profundizar en la ruptura con el Estado. “La pinza vasca y catalana pueden gestar un escenario propicio para nuestro objetivo de la independencia”, asegura el documento, que considera “imprescindible” la alianza con el independentismo vasco. El mismo texto considera que una candidatura de Otegi a lehendakari podría “retroalimentar el proceso catalán y colocar al Estado español en una posición de más blindaje político y de aumento de la represión”.

Indignación en las asociaciones de víctimas

Las asociaciones de víctimas del terrorismo han mostrado su indignación ante lo que consideran un recibimiento demasiado caluroso al líder abertzale. La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) ha reclamado a Forcadell que suspenda la visita. “La presencia de quien ha ejercido la representatividad de los asesinos etarras mancha la sede de la institución democrática más representativa de Cataluña”, ha afirmado la entidad en un comunicado. “No podemos tolerar a los intolerantes. La democracia no puede permitir que se consolide la banalidad del mal”.

“A mi no me verán de cañas con un mercenario del GAL o con ideólogos de la Triple A incapaces de decir que asesinar es injusto y propio de bárbaros”, explica a EL ESPAÑOL Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE). “Tampoco con formaciones políticas que califiquen a presos del GRAPO, del Batallón Vasco Español o de los Grupos Armados Españoles como presos políticos”. Ordóñez considera que los partidos que reciben a Otegi “disfrazan de presos políticos a personas que disparaban contra nucas desnudas”.

La Fundación de Víctimas del terrorismo, por su parte, ha calificado de “injuriosa” la visita de Otegi al Parlament. Esta fundación recuerda que hace poco fue el Parlamento europeo quien le brindó a Otegi un “altavoz” y que ahora será el Parlament quien lo hará. 

Los partidos, divididos

La presencia de Otegi en el Parlament ha dividido la cámara entre partidarios y detractores de la visita. Los grupos de JxS, CUP y CSP se han mostrado favorables a su presencia en la cámara catalana mientras que Ciudadanos, PP y, en menor medida el PSC, la han rechazado. El Govern ha confirmado que Puigdemont no se entrevistará con el líder abertzale pero ha afirmado que “respeta” que el Parlament “dialogue con quien considere oportuno”.

El presidente del grupo del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, remitió el viernes una carta a Forcadell en el que le solicitó que no recibiera a Otegi en su despacho. Albiol ha explicado este martes que aún no ha obtenido respuesta y ha afirmado que la visita de Otegi “ensucia el Parlament”. El PP ha contraprogramado su visita con una reunión con víctimas del terrorismo en la misma cámara catalana. A este encuentro acudirán la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), María del Mar Blanco, y el presidente de la ACVOT, José Antonio Vargas.

El grupo de Ciudadanos también ha rechazado de plano el encuentro y ha afirmado que Forcadell no representa al Parlament ni a los catalanes al reunirse con Otegi. “No es un político cualquiera”, ha defendido el portavoz de la formación, Carlos Carrizosa. “Ha estado condenado por pertenencia a banda armada, nunca se ha arrepentido de los crímenes de ETA y no ha condenado sus asesinatos”. Desde el PSC se han desmarcado de la visita pero a su vez han marcado distancias con PP y C’s, a los que han acusado de “instrumentalizar el pasado”. La portavoz socialista Eva Granados ha explicado que no asistirán a la reunión para no contribuir al “tour preelectoral de Otegi” y ha alertado ante la “mandelización de su figura”.