Decisión de Santiago Pedraz

El juez envía a prisión a los jefes de Manos Limpias y Ausbanc

Se acusa a Miguel Bernad y a Luis Pineda de extorsionar a la infanta Cristina de Borbón y a diversos empresarios.

El presidente del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad

El presidente del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad EFE

  1. Manos Limpias
  2. Miguel Bernad Remón
  3. Fiscalía
  4. Cristina de Borbón y Grecia
  5. Ausbanc

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha acordado el ingreso en prisión incondicional para el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, detenidos el pasado viernes por extorsionar al entorno de la infanta Cristina de Borbón y varios empresarios a cambio de retirar las acusaciones contra ellos.

El magistrado ha acordado esta medida a petición de la Fiscalía, y dado la gravedad de los delitos que se les acusa. Bernad está imputado de los delitos de extorsión, amenazas y organización criminal. A Pineda, además de estos delitos, se le imputan los delitos de estafa, administración desleal y fraude de subvenciones.

Las dos entidades están acusadas de formar parte de una trama que extorsionaba presuntamente a entidades bancarias a cambio de no iniciar causas judiciales contra ellas. Una de ellas incluía la presunta extorsión a dos bancos a cambio de 3 millones para retirar la querella contra la infanta Cristina de Borbón, acusada en el juicio por el 'caso Noos'.

Pedraz ha acordado la libertad con medidas cautelares para el tesorero de Ausbanc, Alfonso Solé, el encargado de comunicación de Manos Limpias, Javier Castro Villacañas, y el adjunto al presidente Pineda, Ángel Garay Echevarría.

Pedraz señala a Pineda como el jefe de la organización criminal. Este  grupo se centraba en torno a Ausbanc, una supuesta asociación sin ánimo de lucro cuya última finalidad era la obtención de un beneficio económico ilícito de sus miembros. Utilizaban la cobertura de una " defensa de la consumidores " para presionar a entidades contra las cuales, por la naturaleza de la asociación, debería luchar para proteger de forma efectiva a los consumidores. 

El juez relata tácticas de coacción a entidades para llevar a cabo acuerdos económicos enmascarados en contratos publicitarios y utilizando a su vez al sindicato Manos Limpias para reforzar las coacciones. El dinero recaudado por Ausbanc procedía de esos " convenios publicitarios" suscritos por las entidades así como  de subvenciones por su condición de asociación sin ánimo de lucro.

Consulte completo el auto del juez Pedraz:

Ramificaciones en Venezuela, Colombia y EEUU

El juez detalla el papel que desempeñaban los detenidos en esta organización, que contaba con ramificaciones internacionales en Colombia, Venezuela y EEUU. El auto describe las conductas de desvío de fondos, las presuntas estafas a los asociados y las negociaciones por las que conseguían contratos publicitarios.

También incluye  las negociaciones llevadas a cabo entre Ausbanc y las entidades, en perjuicio de sus adheridos. También detalla las negociaciones con presión, a través de Manos limpias, donde pretendían llegar a acuerdos. En el breve periodo  de tiempo desde noviembre la investigación ha podido detectar cuatro casos, Caso Palma, Sabadell, Unicaja y Facua.

Informes Itcra

La ultima vía de financiación seria la de los llamados  "Itcra" informes trimestrales de consultas u y reclamaciones que vendían a entidades bancarias. La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía (UDEF) arrancó esta investigación el año pasado aunque se analizan hechos desde el año 2004. Sólo en ese año Ausbanc cobró 309.000 euros en subvenciones, a pesar de no ser una asociación sin ánimo de lucro, según los investigadores, y por lo que habrían podido incurrir en fraude de subvenciones.

La Policía, que ha detenido en total a 14 personas en el marco de la 'Operación Nelson', sostiene de manera indiciaria que se trata de una "trama modelo organizativamente mafiosa implantada en España". En el marco de esta operación, los agentes encargados del caso ha tomado declaración a una decena de empresarios y empleados de banca que ha confirmado que miembros de Ausbanc acudían a sus oficinas exigéndoles dinero a cambio de no publicar informaciones negativas sobre sus empresas y no querellarse contra ellos.

Según la Fiscalía en el curso de la instrucción se han podido obtener suficientes indicios de que las personas detenidas utilizaban dichas entidades, es decir Manos Limpias y Ausbanc, que supuestamente no tienen ánimo de lucro, para su enriquecimiento personal, o el de sus allegados. Para ello habrían utilizado prácticas como la extorsión o la obtención fraudulenta de subvenciones y otras prácticas delictivas. Estas actividades venían realizándose de forma prolongada y organizada en el tiempo.