Tribunales

El intento de extorsión a la infanta pone en jaque la acusación en el 'caso Nóos'

Una de las acusaciones existentes contra Bernad era un mensaje en el que ofrecían a la infanta pagar tres millones de euros por retirar la acusación. 

Detienen a la cúpula de Manos Limpias por extorsión

Detienen a la cúpula de Manos Limpias por extorsión EFE

  1. Tribunales
  2. Manos Limpias
  3. Caso Nóos
  4. Cristina de Borbón y Grecia
  5. Extorsión

La detención del presidente de Manos Limpias, Miguel Bernad, y del presidente de Ausbanc, Luis Pineda, por, entre otros muchos delitos, extorsionar al entorno de la infanta Cristina de Borbón para que pagara tres millones de euros a cambio de retirar su acusación pone en jaque su permanencia en el juicio por el 'caso Nóos'.

Fuentes de la investigación confirmaron a EL ESPAÑOL que efectivamente una de las acusaciones existentes contra Bernad era haber hecho llegar un mensaje a La Caixa de que si pagaba tres millones de euros retiraban la acusación a la hija de Juan Carlos I, quien actualmente se sienta en el banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales presuntamente cometidos por su marido.

La acusación a la infanta siempre se mantuvo con la única persecución de Manos Limpia y con el criterio en contra de la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado, quienes mantuvieron en todo momento que no se podía hacer penalmente responsable a la infanta por el hecho de que su marido declarara a Hacienda unos ingresos personales como si fueran de empresa, a través de la sociedad Aizoon, que compartía el matrimonio al 50%.

Cristina de Borbón llegó a juicio porque Manos Limpias solicitó enviarla al banquillo, petición aprobada por el juez que instruyó la causa en Palma, José Castro. Uno de los abogados de la infanta, Pau Molins, confirmaba esta mañana que efectivamente ese intentó por cobrar por parte de Manos Limpias se produjo, a cambio de retirarla la acusación, y otro de sus abogados, Miquel Roca, ha explicado que en ningún caso la defensa de la infanta se planteó pactar con el sindicato fuera del proceso judicial.

La abogada que lleva la acusación en el 'caso Noos', Virginia López-Negrete, y que hoy mismo se encontraba en el juicio que se celebra en a Audiencia Provincial de Baleares, se ha apresurado a desmarcarse del sindicato y de esas intenciones de extorsión.

"Si a mí mañana mi cliente, Manos Limpias, me dijera que tengo que retirar la acusación frente a la Infanta, yo en ese mismo momento anuncio una rueda de prensa y dejo este caso", apostilló a su salida del tribunal.

López-Negrete ha intentado dejar claro que ella no es de Manos Limpias sino que el sindicato es cliente suyo y, por tanto, hará lo que le pidan sus clientes.

Fuentes del caso sostienen que existen sobradas pruebas de que esta extorsión de produjo, lo que pone en jaque el mantenimiento de la acusación respecto de la hermana del rey Felipe VI, quien a día de hoy se enfrenta a una pena de ocho años de prisión.

La abogada Virginia López Negrete, que ejerce la acusación popular en el caso Nóos en representación de Manos Limpias, ha subrayado este viernes que el sindicato mantendrá "hasta el final" la acusación contra la infanta Cristina."Mi obligación es terminar este procedimiento, no me mueven las negociaciones ni las extorsiones", ha recalcado.