Mariano Rajoy Brey

Rajoy escribe una carta abierta a Pontevedra: "Aquí eché mis raíces y no quiero ser de ningún otro lugar"

El presidente del Gobierno en funciones se dirige a los pontevedreses mediante una misiva que publica el Faro de Vigo como respuesta a la "afrenta" de declararle "non grato" en la ciudad

Rajoy pide a Sánchez excluir el partidismo para pactar sobre refugiados

Rajoy pide a Sánchez excluir el partidismo para pactar sobre refugiados

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. PP Partido Popular
  3. Pontevedra (Ciudad)
  4. Diario Faro de Vigo
  5. Partidos políticos
  6. Política

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, visita este domingo Pontevedra para arropar a Alfonso Rueda, que asumirá el cargo de presidente provincial del Partido Popular. Puede parecer un acto más en la agenda del líder del PP. Sin embargo, su presencia en la ciudad gallega tieneun halo de morbo después de que, semanas atrás, el político fuera declarado persona "non grata" con los votos de PSOE, Marea y BNG, y el rechazo de PP y Ciudadanos.

Así pues, coincidiendo con su presencia allí, ha querido salir al paso de la "afrenta" con la que ha calificado el hecho de haber sido vetado con una carta abierta que publica este domingo el Faro de Vigo.

En la misiva reivindica sus vivencias personales y aprendizaje en la ciudad donde echó sus "raíces" y advierte que "nunca" renunciará a Pontevedra. En ella, defiende, tiene a sus amigos y conoció a su esposa, aprendió "casi todo" lo que sabe de política y a ella vuelve siempre que puede.

Donde "sus amigos de siempre"

"Hoy vuelvo a Pontevedra, como tantas veces a lo largo de mi vida". Así arranca la carta, en la que el presidente remarca que lo hace, en esta ocasión, para "apoyar" al PP de Pontevedra y al que será elegido como su nuevo presidente, Alfonso Rueda, quien relevará a Rafael Louzán al frente del PP pontevedrés tras 16 años de mandato.

Éste es, recuerda, hijo de José Antonio Rueda, con quien trabajó "mano a mano" en su etapa como presidente de la Diputación, "hace ya la friolera de 30 años".

En la carta, Rajoy recuerda que en Pontevedra viven "sus amigos de siempre", los que conocio cuando a los 15 años se desplazó de León a vivir a la ciudad del Lérez. "No es fácil cambiar de vida y de afectos a los 15 años, pero aquel desarraigo lo llenaron Pontevedra y sus gentes con cercanía, afecto y nuevas experiencias", rememora el dirigente popular.

Lo hace antes de recordar las clases en el Instituto Sánchez Cantón, las partidas en el Coralín o los domingos de fútbol en el Pasarón. Rajoy relata como creció y "las tardes de cine y paseo" fueron "quedando atrás", pasando a ocupar su tiempo y el de sus amigos "otros lugares como el Daniel Boone o El Universo". "En El Universo", recuerda, su hermano Luis le presentó "a Viri", su esposa, "tan pontevedresa y amante de la ciudad" como él mismo.

"Ciertamente jamás he tenido la tentación de alejarme de aquí, pero si alguna vez lo hubiera considerado, ella se habría encargado de despejar cualquier tipo de duda", continúa el presidente, antes de remarcar que vuelve a Pontevedra, como hizo "durante cada fin de semana" en sus años de estudiante universitario en Santiago y en su primera etapa profesional en Villafranca del Bierzo.

"En uno de esos fines de semana casi me quedo a mitad de camino a causa de un grave accidente del que tuve la gran fortuna de salir vivo", señala Rajoy, antes de proclamar que Pontevedra es "parte" de su vida, también de su vida política, ya que fue en esta ciudad donde descubrió su vocación y desempeñó sus primeros cargos políticos.

De hecho, señala que es en Pontevedra donde aprendió "casi todo" lo que sabe de política, un aprendizaje que le ha ayudado a la hora de dirigir su partido "teniendo muy en cuenta lo que sienten los militantes de provincias cuando reciben instrucciones a veces incomprensibles, desde ese ente indeterminado y lejano que se llama Madrid". También ha contribuido este conocimiento, asegura, a su modo de gobernar España.

Confía en que se retire la declaración

El líder del PP se define como una persona que siempre ha intentado conducirse "en la vida pública con equilibrio, mesura y afán de concordia, principios que nunca ha abandonado", y revela que, quizás por ello, lamenta "tanto" que "algunos concejales en esta ciudad" que siente "tan" suya hayan querido "hacerle daño" declarándole 'persona non grata'.

Desde entonces, afirma que el dolor que sintió con esta declaración lo ha visto compensado con todas las "muestras de solidaridad y cariño" que ha recibido desde entonces. "Estoy absolutamente seguro de que algún día -ojalá no muy lejano-, algún alcalde de Pontevedra -ojalá que el actual (el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores)- planteará la retirada de esa declaración que "nada aporta a la ciudad".

"Hoy vuelvo a Pontevedra para acompañar a mis compañeros del PP, para agradecer a Rafa Louzán su labor durante estos años y para desear lo mejor a Alfonso Rueda de cara al futuro. Mañana regresaré por cualquier otro motivo relacionado con mi partido, con mis amigos o con mi familia porque no pienso renunciar a mi ciudad", advierte el dirigente popular.

A renglón seguido, subraya que no "renunciará" a los paseos por la Alameda, ni a pasar la Navidad entre su gente. Tampoco a "tomar el vermut" en el Blanco y Negro. "No voy a renunciar a mis amigos ni a mis vivencias. Seguiré compartiendo mi destino con la buena gente de Pontevedra y seguiré llevando con cariño el nombre de esta hermosa ciudad siempre en mi corazón", concluye Rajoy.