ENCUESTAS

Los sondeos pasan factura a Pablo Iglesias por el debate de investidura y por los pactos

Su actitud en el Congreso y la negativa a negociar un acuerdo llevan a Podemos a ser la cuarta fuerza política.

Iñigo Errejón y Pablo Iglesias en el Congreso.

Iñigo Errejón y Pablo Iglesias en el Congreso.

Dos sondeos publicados este domingo concluyen que tanto Pablo Iglesias como su partido sufren el castigo de los votantes tras el debate de investidura de Pedro Sánchez y el proceso de negociación de los pactos, en el que la formación morada ha rechazado unirse al acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. Tal actitud ha llevado a que Podemos y su líder caigan hasta la cuarta posición en intención de voto por un lado, y a que su líder quede señalado, por otro. Se trata de un camino inverso al que los números marcan a Ciudadanos y a Albert Rivera, que ascienden a la tercera plaza como tercera fuerza política, al tiempo que su líder es el único que consigue aprobar.

Los datos que ofrece la encuesta de Metroscopia para El País señalan que Podemos y Ciudadanos han vivido un baile de cifras bastante acusado y en el que han intercambiado sus posiciones en las tablas de intención de voto. Así, mientras la formación morada rozaba ser la segunda fuerza política en las elecciones (20,7%) e incluso lo lograba en otro sondeo publicado por este mismo diario en enero, la tendencia en los dos últimos muestreos han disipado la popularidad del partido, que sólo recibiría a día de hoy los votos del 16,8% del electorado. En paralelo a esta caída, Ciudadanos ha experimentado un ascenso continuo desde el 20-D pasando del 13,9% de entonces al 19,5% que arroja este último dato.

Captura1

Captura1

Entretanto, PP y PSOE mantienen unos números próximos a los de los comicios del 20-D y sondeos sucesivos, aunque con matices: mientras los populares han pasado del 28,7% de la cita electoral al 26% de este domingo, los socialistas han subido ligeramente respecto al pasado mes de diciembre, del 22% al 23,1%.

Iglesias, casi al nivel de Rajoy en valoración

Estos últimos números son los primeros que se conocen tras el fallido debate de investidura de Pedro Sánchez y todo el proceso de negociación de pactos, y eso se nota igualmente en la valoración de los líderes por parte del electorado. Los dos protagonistas del acuerdo de investidura, Pedro Sánchez y Albert Rivera, han sido los mejor valorados, si bien Rivera es el único que aprueba, con un 32 en valoración entre los que piensan que ha mejorado y los que opinan que ha empeorado. Sánchez tiene -6 puntos en este campo mientras que Pablo Iglesias y Mariano Rajoy superan con creces el dato, obteniendo 'notas' parecidas: -35 y -44, respectivamente.

Ante la perspectiva de unas nuevas elecciones en el horizonte, estos datos individuales también adquieren relevancia porque sólo el 42% de los votantes del PP querrían que Rajoy fuera de nuevo su candidato. Es una cifra pírrica comparada con el 96% de apoyos que tiene Rivera en su formación o el 80% de Pedro Sánchez entre los votantes socialistas, superior al 76% del líder de Podemos.

Y es que la actitud de Pablo Iglesias tanto en el debate de investidura como en la negociación de pactos le ha pasado factura y ha mostrado la división existente en el partido en esos ámbitos: hasta un 49% de sus votantes creen que debería haber facilitado la investidura de Sánchez, bien con una abstención (35%), bien votando a favor (14%).

Baja la esperanza en un pacto útil

El escenario de división e incertidumbre parece abocar a unas nuevas elecciones en junio, de no alcanzarse ningún pacto válido antes de la fecha límite del 2 de mayo. Al menos el 80% de los españoles creen que habrá una nueva convocatoria a las urnas, según refleja el sondeo de GAD3 que publica ABC este domingo. El dato es sintomático de la desconfianza hacia un gobierno próximo, ya que hace tan sólo un mes el 32,2% de los encuestados veían aún posible un acuerdo.

Como en el caso de Metroscopia, esta encuesta también denota que ese descontento se traduce en una peor impresión de los líderes. Nuevamente Rivera y Sánchez son los mejor parados aunque a juicio de los encuestados suspenden (-5 y -27, respectivamente). Rajoy obtendría un -37 y Pablo Iglesias la peor nota, con un -50 en este campo y otro dato que le censura su participación en el Congreso: el 58% de los españoles afirman tener ahora peor impresión de él que antes de la sesión de investidura.