PSOE

Pedro Sánchez: "Pablo Iglesias quiere entrar en el Gobierno porque no se fía de mí"

"La posibilidad de que Podemos entre en el gobierno, existe", ha asegurado el líder socialista. Pero recuerda que fue la formación morada "la primera en levantarse de la mesa".

Pedro Sánchez, el pasado miércoles en el Congreso

Pedro Sánchez, el pasado miércoles en el Congreso Reuters

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no deja de decir que a él le gustaría contar con el apoyo de Pablo Iglesias para sacar adelante un 'gobierno del cambio'. Sin embargo, ha desvelado que el líder de Podemos no se fía de él. "Iglesias quiere entrar en el Gobierno porque no se fía de mí", ha señalado Sánchez durante una entrevista en el programa La Sexta Noche.

"La posibilidad de que Podemos entre en el gobierno, existe", ha asegurado el líder socialista. "Yo no voy a vetar a nadie", pero ha dejado claro que, en primer lugar, "el presidente del Gobierno es quien hace el gobierno"; y en segundo lugar, que "todo acuerdo entre formaciones políticas se tiene que hacer sobre la base de la confianza".

En este sentido, Sánchez demuestra que está cómodo con el pacto de El Abrazo alcanzado con Ciudadanos. Un acuerdo que, recalca, ha recibido el visto bueno "del 80% de la militancia". Pero no se siente tan a gusto con Podemos, a los que ha vuelto a recordar que "fueron los últimos en sentarse en la mesa y los primeros en levantarse".

"En el pacto con C's estamos hablando de garantizar las pensiones públicas, de quitar el copago, etc. ¿Dónde está el problema para que Podemos se una a eso?", se pregunta Sánchez. Y reconoce que para él "claramente lo importante es que tengamos un acuerdo con Iglesias" ya que es consciente de que "el PP nunca va a votar a favor de un candidato del PSOE". En este sentido, difiere de la opinión de Felipe González, quien hace unos días afirmó no tener "ninguna preferencia" entre un pacto con el PP o con Podemos.

Sánchez sabe que la posibilidad de formar una gran coalición "no tiene ningún viso de prosperar". Pero todavía confía en llegar a un acuerdo con la formación liderada por Pablo Iglesias y poder desalojar al PP del gobierno, que en este momento se encuentra "aislado, sólo y en minoría en el Congreso de los Diputados".

La renuncia de Besteiro

Sobre la decisión del secretario general del PSOE gallego, José Ramón Gómez Besteiro, de renunciar a ser elegido candidato a la Xunta de Galicia, Pedro Sanchez espera "que pueda defender su inocencia". El líder de los socialistas expresó su confianza plena en su inocencia. E indicó "que es mucho más razonable que en caso de que se abra el juicio oral renuncie a todo cargo".

"Yo soy el secretario general del PSOE y aplico el código ético de la misma forma a unos y a otros", con esta sentencia trataba de defenderse Sánchez de las preguntas de los periodistas que habían acudido al plató. Y repitió una vez más que es "cuando se abre el juicio oral cuando se debe asumir la responsabilidad política". Aunque desveló que para él "sería un disgusto personal en caso de que se prueben esos delitos" contra Besteiro.

Hubo quien le preguntó por la diferencia entre el líder de los socialistas gallegos y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, a quien Sánchez calificó como "indecente" durante la campaña electoral. Visiblemente molesto, Sánchez explicó que "no se puede equiparar el caso Bárcenas con el caso de Besteiro. Y si surgiera un caso parecido en el PSOE yo diría que es mi responsabilidad".

La competencia de Susana Díaz 

Más calmado se mostró cuando le preguntaron por la rivalidad de Susana Díaz en el partido. Y es que parece que Sánchez ya se ha acostumbrado a manejar este tema. "No me importaría tener una competidora como Susana Díaz por la secretaría general", dijo.

"Si hay compañeros y compañeras que se quieren presentar, podrán dar un paso al frente cuando toque", y con esta contundencia quiso dar por zanjado el debate.

Polémicas al margen, la entrevista de Sánchez en La Sexta Noche también dejó alguna anécdota, como el pequeño lapsus que tuvo al manifestar que a él "hay muchas cosas que le separan de Iglesi..." pero rectificó a tiempo y corrigió: "De Rivera". Para a continuación insistir en la necesidad de provocar un cambio a través de un "gobierno transversal".