Descarta dar un paso atrás

El 'Cataluña soy yo' de Artur Mas en siete frases que sí pronunció

El president en funciones se enroca y afirma que con un candidato alternativo "el proceso se va al garete".

Artur Mas, durante su comparecencia tras la reunión del Govern

Artur Mas, durante su comparecencia tras la reunión del Govern Getty Images

Después de un lunes en el que todos los actores del independentismo movieron sus fichas, este martes le ha tocado al president en funciones. Artur Mas ha hecho una férrea defensa de la actitud negociadora de Junts pel Sí (JxS) durante estos tres meses y ha cargado contra el “error de proporciones gigantescas” que, según su opinión, fue la decisión de la CUP del pasado domingo de no investirle.

Mas también ha confirmado que si de aquí al domingo la CUP no cede, convocará nuevas elecciones para marzo. Estas son las principales frases de una comparecencia que muestra la 'bunkerización' de Mas.

1.- “Fue un error confiar en la CUP”

La única autocrítica que ha hecho Mas durante su intervención de casi una hora ha sido haber confiado en la formación anticapitalista. El president en funciones se ha alineado con los mensajes que lanzaron el domingo tanto el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, como la presidenta del Parlament Carme Forcadell, en los que pidieron disculpas y reconocieron su error por haber confiado en la CUP.

“La actuación de la CUP durante los últimos tres años en el Parlament nos hizo pensar que tendrían sentido de país”, ha afirmado. “Muchos confiamos en que los tres meses de negociación fueron el peaje obligado para acercarnos a una solución”.

2.- “Hemos tenido más paciencia que Job”

El presidente ha comparado la actitud negociadora de JxS con este personaje bíblico, que fue sometido a unas duras pruebas para comprobar su verdadera fe en Dios.

“JxS se ha movido y mucho”, ha asegurado Mas, que ha enumerado todas las ofertas que la coalición ha formulado a la CUP: desde la declaración rupturista hasta el plan de choque, pasando por la presidencia compartida. “No es un tema que se haya ventilado en 24 horas. Ha habido tres meses de intensas negociaciones en las que hemos tenido toda la paciencia del mundo”, ha afirmado. “No hemos escatimado ni un minuto, ni una reunión ni un encuentro y nuestra actitud ha sido siempre positiva”.

3.- “Hasta el lunes estoy disponible”

Mas ha insistido en varias ocasiones en que, si el lunes acaba firmando el decreto de convocatoria de nuevas elecciones, lo hará “a regañadientes”. El president ha insistido en que todavía se puede desbloquear la situación si la CUP acaba cediendo y aceptando su investidura.

“Queda jueves, viernes, sábado y domingo. Si no hay investidura tendré que convocar las elecciones porque la norma lo obliga”, ha explicado Mas. “Aunque si pudiera alargarlo más no sé si lo haría”, ha reconocido. El president en funciones ha asegurado que JxS está dispuesta a volverse a sentar a la mesa pero no para negociar la presidencia. “Si hace falta verse para hablar de cosas, que cuenten con nosotros, pero la mitad de la CUP no puede pretender que se impongan sus condiciones”.

4.- “La mitad de la CUP”

Durante toda la comparecencia, Mas se ha referido a “la mitad de la CUP”. Según él, el hecho de que prácticamente el 50% de la formación fuese partidaria de investirle reduce sus detractores a “la mitad de la CUP”. El president en funciones se ha referido en todo momento a “5 diputados” que están en su contra, como si los otros 5 de la formación anticapitalista fueran a votar a su favor. “Es un error pensar que la revolución se puede hacer con 5 diputados en el Parlament”, ha llegado a decir.

Mas también ha urgado en la herida interna de la CUP y ha recordado la dimisión de su cabeza de lista, Antonio Baños. “Si gente como Antonio Baños, que es el cabeza de lista, ha renunciado, significa que una buena parte de la CUP, y muy relevante, discrepa de la decisión de no investirme”. Mas también ha asegurado que Baños captó muchos votos para la CUP y se ha preguntado qué deben pensar estos votantes.

5.- “La presidencia de la Generalitat no es una subasta de pescado”

Mas ha hecho esta analogía para justificar su enrocamiento y defender la dignidad de la institución de la presidencia de la Generalitat. Lo curioso es que ha hecho esta comparación en el momento en el que ha recordado todos los intentos de degradar la institución para mantenerse en el cargo.

“Hay muchas cosas a negociar, hemos sido muy flexibles, yo mismo ofrecí una moción de confianza al cabo de 10 meses, no es poca cosa”, ha afirmado. “No hay ni un sólo Gobierno que haya accedido a esto, es una muestra de flexibilidad y de no tener miedo al control parlamentario”.

6.- “Si investimos a otro presidente el proceso se va al garete”

Mas ha asegurado que sucumbir a las exigencias a la CUP e investir a otro presidente mandaría “al garete” el proceso soberanista. “No se dan cuenta de que convertir Cataluña en un Estado requiere sumar y no restar. Incluir y no excluir”, ha afirmado. “Si ahora decimos que los que ponen cruces y rayas son los que triunfan, el proceso está muerto”.

“Mi obsesión ha sido aglutinar, compactar y juntar a personas muy diversas”, se ha justificado. “Construir la soberanía de Cataluña requiere sumar a todas las clases medias o al menos a buena parte de ellas”, ha proseguido. “Solo con la gente que quiere la revolución de las superizquierdas no llegaremos ni a la esquina”. Mas ha añadido que también se requieren clases populares para sumar al proceso, pero no “hiperrevoluciones de izquierdas”.

7.- “Esto no es un problema entre CDC y la CUP”

Artur Mas ha contestado así a las palabras del lunes de Oriol Junqueras, el líder de ERC, en las que pedía a CDC y la CUP que llegaran a un acuerdo. Junqueras hiló una intervención en la que parecía que él no formaba parte de uno de los dos bandos de la negociación y que el único problema estaba entre CDC y la CUP. “Que se sienten a hablar y negocien”, afirmó Junqueras.

“Yo formo parte de JxS”, ha espetado Mas. “Cuando oigan alguna declaración así recuerden que toda la negociación la ha hecho JxS, no CDC”, ha replicado. “Esto no es un problema entre CDC y la CUP. En todas las mesas de negociación había un representante de CDC, uno de ERC y un independiente”.