ELECCIONES GENERALES 20D

Iglesias exige un referéndum en Cataluña previo a cualquier pacto

El líder de Podemos no descarta nuevas elecciones y dice que “si los ciudadanos tienen que volver a votar, somos muy optimistas”.

Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa.

Pablo Iglesias, durante la rueda de prensa.

Sonriente, feliz, crecido. Así ha comparecido este lunes Pablo Iglesias para valorar el resultado de las elecciones generales. El secretario general de Podemos ha afirmado que “es la hora de los estadistas”, ha insistido en que “no es el momento de hablar de investiduras” y ha dicho que este resultado electoral empuja hacia “una nueva transición”. Su propuesta es negociar “cinco garantías constitucionales que sean el nuevo pegamento de nuestro país”. Y entre ellas incluye como innegociable el derecho a decidir en Cataluña. O sea, un bloqueo a cualquier investidura. 

Iglesias, durante la rueda de prensa.

Iglesias, durante la rueda de prensa.

Respecto a los pactos, Iglesias ha intentado responsabilizar al PSOE de un hipotético gobierno de Rajoy. “Parece que los señores del PSOE no entienden que España es un país diverso y plurinacional, están entregando el gobierno de nuestro país a Mariano Rajoy y al Partido Popular”. Ante el evidente bloqueo que supone su postura y la probable convocatoria de nuevas elecciones, ha afirmado que “si los ciudadanos tienen que volver a votar, somos muy optimistas”.

Ataques a PP y PSOE

El candidato de Podemos ha señalado que "el sistema del turno se terminó en España, ya no existe, ya no hay bipartidismo en España". Y ha hecho hincapié en la pérdida de votos de las dos primeras formaciones. "El PSOE ha perdido 6 millones de votos respecto a 2008 y 1,5 millones respecto a 2011. Y más del 50% de sus apoyos en los últimos años". En referencia al PP, ha señalado que se ha dejado por el camino "cuatro millones de votos". 

En cuanto al resultado de este 20-D, Iglesias se ha mostrado exultante, al igual que en la propia noche electoral. Ha destacado que Podemos ha sido la fuerza más votada en Cataluña y País Vasco, así como la segunda en Madrid, Valencia, Galicia, Navarra y Baleares. A su juicio, su campaña electoral y su actuación en los debates han facilitado su "remontada". "Nos han faltado una semana más y un debate más", ha sintetizado. 

Su hoja de ruta

Iglesias ha anunciado que va a iniciar una “ronda de contactos” con todos los partidos políticos con representación. “Les plantearé una hoja de ruta de cambio constitucional”. Y ese cambio incluye una reforma del sistema electoral, el blindaje de los derechos sociales en la carta magna, el nuevo encaje territorial que incluye el derecho a decidir en Cataluña, la garantía de la independencia judicial y la prohibición de las puertas giratorias como mecanismo de lucha contra la corrupción. Será, según él, una ronda de contactos "con luz y taquígrafos". 

Las "cinco garantías constitucionales" han sido el principal mensaje de Podemos en la campaña electoral en cuanto a propuestas se refiere. Y parece que este va a seguir siendo el mantra que defienda ahora el partido morado, con la más que evidente intención de bloquear cualquier investidura. Al decir de Iglesias, sus cinco propuestas de reforma "no son una propuesta de máximos, sino que responden a consensos que ya existen en la sociedad y son la única vía". En particular, ha remarcado su idea de que en Cataluña se celebre un referéndum. "No queremos que Cataluña se vaya de España, pero queremos un nuevo encaje constitucional, queremos que se vote", ha repetido una y otra vez. 

Pablo Iglesias, en otro momento de su comparecencia.

Pablo Iglesias, en otro momento de su comparecencia.

No ha ahorrado en ataques a PP y PSOE por sus primeras reacciones al resultado del 20-D. "Me preocupa la actitud de las fuerzas del inmovilismo", ha afirmado. "Me preocupa la actitud de los que están bunquerizados, estamos en un momento de reflexión constituyente, ha llegado la hora de los estadistas, de la altura de estado, para liderar un nuevo proceso de transición". Para él, sus cinco ejes "son imprescindibles para que se pueda recomponer un acuerdo de compromiso histórico". Es decir, Podemos plantea cinco reformas innegociables a todos los partidos, a sabiendas de que dichas formaciones tienen más que complicado asumirlas.

Eso sí, el partido morado tiene claro que hay que impedir que Rajoy siga en la Moncloa. Y responsabiliza al PSOE de Sánchez si se diera esa hipótesis. "Ni por activa ni por pasiva vamos a permitir que gobierne el PP, ni con votos a favor ni con abstenciones. El PP no puede formar parte del futuro del gobierno. Si los señores del PSOE se bunquerizan y no entienden la plurinacionalidad, dicen que entregan el gobierno al PP".

Iglesias, sonriente antes de la rueda de prensa.

Iglesias, sonriente antes de la rueda de prensa.