Mundial de Motociclismo

Maverick Viñales: “Mi relación con Rossi será buena, pero en la pista no hay amigos”

El piloto español explica las razones que le han llevado a fichar por Yamaha, donde dispondrá de una moto competitiva que le permitirá luchar por el título desde la primera carrera.

Maverick Viñales, en la conferencia de prensa del GP de Italia, en Mugello

Maverick Viñales, en la conferencia de prensa del GP de Italia, en Mugello MotoGP

  1. Mundial de Motociclismo
  2. Motociclismo
  3. Maverick Viñales

Confiesa que la decisión de fichar por Yamaha para las dos próximas temporadas la tomó el día después de subir por primera vez al podio de MotoGP en Le Mans. Una resolución complicada, pero la fábrica de Hamamatsu necesita una contestación.

Davide Brivio, team manager de Suzuki Ecstar, hizo todo lo posible para intentar convencerlo. “Me quiso demostrar todos los progresos que hemos hecho, cómo ha mejorado la moto. Y si me lo he pensado tanto es por la conexión que hay con esta escudería”, ha asegurado Maverick Viñales en la conferencia de prensa del Gran Premio de Italia, el mismo día que la fábrica de los tres diapasones anunció de forma oficial que el piloto más joven de la parrilla de MotoGP pasará a compartir equipo con el más veterano las dos próximas campañas.

“Creo que será muy complicado, porque es muy joven, muy fuerte y con mucho margen de mejora. Será difícil competir contra él. Será una buena mezcla entre veteranía y juventud, que ayudará a hacer un equipo muy fuerte”, ha analizado Valentino Rossi, que mantiene una relación cordial con el piloto español y ambos se compenetrar bien durante los entrenamientos, como han demostrado desde el inicio de la temporada.

“Creo que mi relación con Valentino seguirá siendo buena, pero en la pista no hay amigos. Cada uno tiene que hacer su trabajo e intentar ganar”, ha zanjado Maverick, quien ha explicado que una de las principales razones que le han llevado a fichar por Yamaha ha sido el poder contar con una moto competitiva que le permitirá luchar por el título de campeón desde la primera carrera de la próxima campaña.

“En Suzuki, los resultados son buenos como vienen. Si logro un quinto puesto está bien; si es un tercero, pues también. Si podemos luchar por una victoria, perfecto. En Yamaha lo que vale es ganar. De todas formas, siempre he sabido manejarme bien con esa presión. Ese era el único punto negativo que había”, ha concluido el piloto español, al que no le intimida el nuevo reto que afrontará tras la última cita de la temporada.