Estelada

¿Por qué se prohíben las esteladas y qué me pasa si llevo una al Calderón?

¿Va contra la libertad de expresión? ¿Me sancionarán si me arriesgo a pasar una bandera? EL ESPAÑOL responde a estas preguntas con un abogado especializado en el tema.

Un aficionado ondea una bandera en el Camp Nou.

Un aficionado ondea una bandera en el Camp Nou. Efe

  1. Estelada
  2. Copa del Rey de Fútbol
  3. Sevilla FC
  4. FC Barcelona
  5. Estadio Vicente Calderón

La noticia ya la saben: el Gobierno destinará 2.500 efectivos de policía para salvaguardar el orden público en la final de la Copa del Rey que disputarán el próximo domingo Sevilla y Barcelona (21:30 horas). Cada aficionado tendrá que pasar dos filtros antes de entrar al Vicente Calderón y no podrá llevar ninguna estelada. Eso es lo que se ha establecido, lo básico. A partir de ahí quedan algunas dudas por resolver. ¿Es legal que los aficionados no puedan portar banderas independentistas? ¿Será castigado en caso de que se arriesgue a ir con su estelada? EL ESPAÑOL ha hablado con la delegación del Gobierno y Juan Alfonso Prieto Huang, abogado especializado en derecho deportivo del bufete Senn Ferrero Asociados, Sports & Entertainment, S.L.P., para contestar a todas estas preguntas.

¿Por qué el Gobierno prohíbe las esteladas?

Esa es la primera pregunta que hay que resolver. La respuesta, explicada a viva voz, la dio la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, el pasado miércoles. “El fútbol no tiene que convertirse en un escenario de confrontación política”, declaró. Pero, ¿en qué se basa ese razonamiento? En la ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia, donde se dice lo siguiente: “Los organizadores tendrán que garantizar que los espectáculos que se celebren no sean utilizados para difundir o transmitir mensajes o simbología que, pese a ser ajenas al deporte, puedan incidir negativamente en el desarrollo de las competiciones”.

Ante tal medida, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció que no asistirá a la final de la Copa del Rey porque prohibir las esteladas es “una grave vulneración del derecho de expresión de los catalanes”. ¿Es así? Veremos. Lo cierto es que el Barcelona ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo especial en los Juzgados de Madrid para que se suspenda la medida de forma cautelar.

¿Entra en colisión la prohibición con el derecho a la libertad de expresión?

La constitución establece que cualquier ciudadano tiene derecho a difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. ¿Choca entonces? Responde Juan Prieto, abogado de derecho deportivo del bufete Senn Ferrero: “Desde mi humilde entender, la delegación del Gobierno persigue mantener la seguridad ciudadana y el orden público del espectáculo deportivo, objetivo de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. Aunque la libertad de expresión constituya un derecho fundamental, el mismo no es un derecho absoluto. Y en este sentido, en vista de la notoria politización de un evento deportivo, se presenta a todas luces contradictorio aducir la vulneración de un derecho fundamental consagrado en la Constitución Española por la prohibición de acceso a un recinto deportivo con un símbolo anticonstitucional”.

¿Y si (a pesar de todo) paso al estadio con una bandera?

Imagínese que a usted se le olvida sacar la estelada de la mochila. ¿Qué pasa? En ese caso, los agentes de seguridad se la quitarían a la entrada del Vicente Calderón y se la devolverían a la salida. Incluso, si usted consigue pasar la bandera independentista dentro del recinto y sacarla, la multa iría a parar a los clubes. En ningún caso el aficionado sería sancionado, según reconocen desde la delegación del Gobierno a EL ESPAÑOL.

Dicho lo anterior, y según Juan Prieto: “Quien acuda al recinto con una estelada podría vulnerar la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte al incurrir en las infracciones previstas en los artículo 22 y 23 de la reseñada Ley, siendo la consecuencia directa para el infractor la imposición de sanciones económicas e incluso la sanción de prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo atendiendo a las circunstancias que concurran en los hechos”.

¿Cuál podría ser la solución?

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha apoyado lo hecho por el Gobierno y ha propuesto para acabar con esta situación un “pacto entre todos para no llevar símbolos ideológicos al fútbol”. Él será uno de los representantes políticos que acudirán a la final de la Copa del Rey este fin de semana. Los que no lo harán, según han anunciado en las últimas horas, serán el Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; Ada Colau, alcaldesa de Barcelona; Oriol Junqueras, vicepresidente del Gobierno catalán; y Joan Tardá, diputado de Esquerra Republicana de Cataluña.