María Teresa Campos y Bigote Arrocet no pasarán juntos estas vacaciones (por ahora)

María Teresa Campos y Bigote Arrocet no pasarán juntos estas vacaciones (por ahora) Gtres

Famosos CADA UNO POR SU LADO

María Teresa Campos y Bigote Arrocet, una separación forzosa en vacaciones

La presentadora aún no se encuentra totalmente recuperada, motivo por el que ha tenido que renunciar a coger un avión con su pareja y volar hasta Grecia. El humorista ya está en el país heleno para conocer a su nieto.

Ane Olabarrieta

Hasta hace poco fue Supervivientes la causa por la que María Teresa Campos (76 años) se quedó sin su amado en Madrid, y ahora la presentadora vuelve a sentir la ausencia de Edmundo Arrocet (67) en una época tan especial como son las vacaciones de verano.

Desde que el humorista volvió de Honduras tras dos meses de estancia en la isla, la pareja no se ha separado ni un momento y durante el mes de julio han vivido toda clase de momentos importantes. Celebraron el cumpleaños de María Teresa, se estaban ayudando mutuamente en su recuperación -la madrileña por el ictus, y el chileno por su acentuada bajada de peso- y sobre todo, han experimentado juntos la entrega de la Medalla al Mérito en el Trabajo que recogió el rostro de Telecinco en el palacio de la Moncloa.

DL_u339134_030

DL_u339134_030

Al acto presidido por Mariano Rajoy (62) los enamorados acudieron muy juntitos, pero esa imagen ya no se volverá a repetir, al menos hasta que Bigote regrese de su viaje al extranjero. Y es que en este momento son 3.500 kilómetros los que separan a la pareja. El ex Superviviente, según ha indicado Look, ha volado hacia otra gran aventura: la de ejercer de abuelo.

El chileno ha viajado esta semana hacia Grecia, donde se encuentra su hijo Maximiliano y su nuera, que recientemente daba a luz al nuevo retoño de la familia. Edmundo tomó el avión solo, sin la compañía de María Teresa pese a que seguro que hubiera estado encantada de asistir junto a él al encuentro con el bebé. Además, la unión entre Maximiliano y la presentadora se fortaleció de manera muy sólida durante su ingreso hospitalario, al que el joven acudió a visitarla varios días, para preocuparse por su estado de salud y para decidir si le contaban el episodio del ictus o no a su padre que permanecía en El Caribe.

La matriarca de las Campos continúa evolucionando hacia la recuperación plena. Sin embargo, aún no se atreve a volar y menos para viajes de más de tres horas. Por eso, mientras Bigote disfruta de su faceta de abuelo, María Teresa se ha quedado en Madrid, tranquila, preparando su vuelta a los platós, que como anunció hace unas semanas, será en septiembre. No obstante, el distanciamiento va a ser temporal, ya que en unos días Edmundo volverá a territorio español y seguirá al lado de su amada para vivir su reincorporación a la televisión.