LA NOVIA DEL AÑO

Eva González: "Ya me he casado. Dadme tregua para ser madre"

La presentadora regresaba este viernes de su luna de miel y atendía a EL ESPAÑOL en la presentación de 'Masterchef Junior'.

Eva González este viernes durante la presentación de Masterchef Junior

Eva González este viernes durante la presentación de Masterchef Junior

  1. Gente
  2. Eva González
  3. Cayetano Rivera Ordóñez
  4. Bodas
  5. Toreros
  6. Famosos
  7. Relaciones de pareja
  8. Televisión
  9. Medios de comunicación
  10. Comunicación
  11. MasterChef

No se puede decir que Eva González no sepa aprovechar al máximo su tiempo. Sólo un día después de casarse el pasado 6 de noviembre en el pueblo sevillano de Mairena del Alcor, la presentadora volvía al trabajo en Se llama copla (Canal Sur). Y ahora, tras dos semanas disfrutando de su luna de miel, sólo dos horas y media después de aterrizar en Madrid, la presentadora asistía a la presentación de la nueva temporada de Masterchef Junior.

“Acabo de aterrizar. A las ocho de la mañana. Vengo con un jet lag encima… Me he dado una ducha corriendo y me he venido. Y mañana ya a grabar Se llama copla y a continuar con los especiales de navidad. La hostia de realidad es dura”, confiesa sincera a JALEOS con una sonrisa de oreja a oreja y un moreno envidiable.

Y es que otra cosa no, pero simpática, profesional y sincera es un rato. “¿Deporte yo? He cogido una bicicleta y me he caído. ¿Se puede ser más patética? El deporte y yo no nos llevamos bien”, contesta cuando se le pregunta por una herida en la rodilla. “Ha sido un poco de todo: Australia, Laos y Maldivas. Caye había estado en Australia, pero yo no había estado en ninguno de los tres”.

gtres_u296015_018

gtres_u296015_018

A González aún le cuesta llamar marido a su pareja Cayetano Rivera. “¡Uy! Todavía no lo he hecho”, explica. Y es que para ella, la vida sigue igual, que diría Julio Iglesias. “Mis planes para Navidad son exactamente los mismos. Con la familia, con la gente que queremos. La cena del día 24 es especial. Nos juntamos toda la familia y cada uno hace una especialidad. Y como en toda casa, la comida del 25 es lo que sobra del 24”.

“Yo me siento a la mesa”, confiesa. “¡Pero para qué voy a cocinar en mi casa cuando hay tan buenas cocineras!”, añade la presentadora. Lo de presentar un programa de cocina parece que le ha pegado poco. A ella es difícil encontrarla siempre que llegas a casa embadurnada en harina con las manos en la masa.

“En casa somos muy de pedir comida a domicilio”, bromea. “A él le salen bien algunos platos, a mí otros. Yo soy de cuchara, él de pescado. Aunque me gustaría aprender a hacer sushi. En pocas clases se puede conseguir bien y luego es ir perfeccionando”, comenta.

Madre sí, pero no ahora

Tampoco le ha entrado el gusanillo de ser madre a pesar de presentar dos programas junior. “Antes me preguntábis que cuando me iba a casar. Y yo me preguntaba… ¿Me darán una tregua ahora que me he casado? Dadme una tregua. Ya me he casado. Ya estáis tranquilos”, ironiza. “Claro que me gustaría ser madre. Pero sigo pensando lo mismo que antes. No creo que sea el momento”.

Lo mismo sucede con pensar en otros proyectos además de la televisión. “No tengo tiempo para otros proyectos. Yo he nacido de la moda. Nunca la he abandonado. Lo que pasa es que tengo 35 años y no estoy para subirme a una pasarela. Empezar un proyecto empresarial, sería imposible. Se llama copla dura nueve meses al año y este año también he hecho el Masterchef Junior durante el verano”.

Los recién casados por las calles de la capital

Los recién casados por las calles de la capital

Siempre con una sonrisa en los labios, González no quiso desaprovechar el reencuentro con los medios para dar las gracias por el trato dado durante su boda. “Os habéis portado muy bien con nosotros”, confiesa. “Salió todo muy bien. Cuando ves a todo el mundo ‘echao’ en la calle, te desbordas. Era una manera de devolverle a mi pueblo el cariño que nos han dado. La verdad es que la boda se me hizo súper corta. Me lo pasé genial. Yo ahora le digo a todo el mundo que se case”.

También es agradecida por el momento actual que vive. “A 2016 le pido que me quede como estoy. Sería una osada si pidiera algo más”, comenta. “En la vida me ha ido muy bien. Cuando salí Miss España, no me planteaba nada. No me llamaba la atención la televisión. De hecho me quería volver a mi casa rápida”.

Eva se ha reencontrado con sus compañeros de programa tras la boda

Eva se ha reencontrado con sus compañeros de programa tras la boda

“Pero sí es verdad que estoy muy agradecida al concurso, no renunciaré nunca de ello. Es una cosa muy importante en mi curriculum. Me enseñaron que cuando te dan una oportunidad, hay que aprovecharla. Al principio eres Miss España y abajo pone Eva González. Hay que trabajar mucho para darle la vuelta. Nunca imaginé que terminaría siendo presentadora de televisión. Me dieron una gran oportunidad el año que gané y descubrí que me gustaba la televisión”.

¿Y cuál es el éxito para mantenerse tantos años triunfando? “No lo sé. En el caso de Se llama copla es un formato muy mío porque lo presento desde el principio. He tenido suerte de poder ir moldeándolo. No sé si mejor o peor, si en manos de otro presentador sería mejor o peor. Pero esto es trabajo de un equipo entero. En Masterchef me enorgullece ser de las pocas presentadoras que hay a nivel internacional”.