ACTIVISTA SOCIAL

Gere: “Las mujeres deberíais convocar una huelga sexual como en Lisistrata"

El actor ha encandilado en el Foro Nueva Economía con su lado más comprometido con la sociedad. Su inteligencia le hace aún más sexy.

Richard Gere y su novia Alejandra Silva a su llegada a Nueva Economía Forum

Richard Gere y su novia Alejandra Silva a su llegada a Nueva Economía Forum

  1. Gente
  2. Richard Gere
  3. Activismo
  4. Alejandra Silva
  5. Coloquios-Tertulias
  6. Películas
  7. Solidaridad

Nunca una convocatoria de Nueva Economía Forum había contado en sus desayunos con tanto público femenino. En el salón del Westin Palace donde se celebra el acto, un 90% de las presentes son mujeres. Gere aparece en escena con su cabello blanco y sus gafas sin montura. Viste traje gris oscuro, camisa blanca y corbata. Sólo ha bebido mate, la bebida típica argentina, que lleva en su propia taza de metal y de la que ha tomado algunos sorbos su chica.

Gere srive mate a su novia durante el desayuno

Gere srive mate a su novia durante el desayuno

Sonríe allá donde mira y le pueden preguntar por lo que sea, que no tiene un mal gesto. A sus 66 años aún es capaz de hacer volar la imaginación de todas las presentes, que le miran embelesadas a la vez que sus mentes recuerdan las inolvidables escenas en las que conquista a Julia Roberts en Pretty Woman

Pero Gere ya tiene novia y es española, Alejandra Silva. La joven de 32 años ha presidido el desayuno junto a él, aunque no ha hablado nada y su papel no ha quedado muy claro. Quizás el foro le imponía y enmudecía o simplemente ha querido dejarle todo el protagonismo al actor.

Es más sexy escuchar al Gere activista, que al actor. Da paz. Comienza ensalzando Nueva York “el único lugar del mundo donde existe el derecho a tener una cama para pernoctar. Una ley que se la deben a Mary Brosnahan, fundadora y presidenta de 'Coalición para los homeless'”, reivindica.

Sobre los desahucios, tan patentes en nuestro país, tiene una solución clara: “Matar a los banqueros [sonríe]. Deberían ser más amables; no tiene sentido echar a alguien de su casa. Nos sale más caro a los ciudadanos esta medida que mover a las familias de su hogar. En Estados Unidos, los caseros pueden intimidar, pero las leyes ponen muy difícil echar a alguien de su casa. Hay una canción de blues que dice: 'lo que no regales, te lo quitarán. El dinero no te lo llevarás al cementerio'”.

Conoce bien el problema de los sintecho. Ha vivido con ellos de cerca para hacer el guión de Invisibles. “Me ha costado 12 años conseguir hacer una película que mereciera la pena. He huido de los sentimentalismos; se trata el problema con pureza y objetividad. Las personas que viven en la calle necesitan que las mires a los ojos y conectes con su corazón, sentirse de una comunidad. La mayoría desemboca en problemas con el alcohol o las drogas, y se culpan a sí mismos por esa situación. Es muy fácil desmoronarse si te quedas sin casa. A ustedes les pasaría lo mismo, a mí el primero”, ha explicado Gere.

Durante el rodaje el actor se quedó durante horas en una esquina de Astor Place en Nueva York para ver la reacción de las miles de personas que pasan por allí a diario: "Nadie estableció contacto visual conmigo. Entendí lo cruel que es la vida de una persona que pasa 24 horas al día en la calle”.

Richard Gere ha defendido su filosofía de vida y su forma de pensar: “Todos estamos en el mismo barco (periodistas, políticos, actores, médicos). Sería perfecto que nos comprometiéramos juntos para cambiar el mundo , ya que todos merecen nuestra ayuda”.

A pesar de que ha dicho que es "actor, no filósofo", ha querido apoyar a las mujeres en su lucha contra la violencia de género. “El cambio va a venir de vosotras las mujeres. Muchas de las que estáis aquí tenéis poder o estáis casadas con hombres poderosos. Deberíais hacer como en la Grecia de Lisistrata, dejar de tener sexo hasta que se aborde el mundo de una forma racional que permita acabar con este grave problema".

No se han permitido preguntas de carácter personal, pero sí ha querido desvelar el elixir de su eterna juventud. “Mi mejor amigo me dice que llega un momento en el que te dicen 'estás mejor que nunca' y eso significa justo lo contrario. Yo siempre digo que mi amigo y maestro el Dalai Lama con 80 años tiene más energía que cualquier joven. Se levanta todos los días a las 3:30 a.m. y durante unas cuatro horas hace sus ejercicios de meditación. A partir de las 7:30 a.m recibe a gente hasta las 20 horas. No conozco a nadie más alegre. Si sigues esa filosofía de abrir tu corazón a la sabiduría y ayudar a los demás, siempre parecerás joven y todo te parecerá fresco y sexy", relata.

Durante la hora y media que ha durado el encuentro, no le hemos podido sacar un defecto. Todo lo contrario. Pena que al terminar se marchara por la puerta de atrás y no haya dedicado un momento al público allí congregado, que tanto le ha aplaudido. 

Una de las asistentes que ha grabado toda la conferencia

Una de las asistentes que ha grabado toda la conferencia