El Español
Deporte
|
Celta de Vigo

Iago Aspas vuelve a superar a Mostovoi

El Príncipe de las Bateas vuelve a superar al "Zar" y refuerza su candidatura como mejor jugador de la historia del Celta
Iago Aspas vuelve a superar a Alexander Mostovoi
Instagram
Iago Aspas vuelve a superar a Alexander Mostovoi
Ofrecido por:
Publicidad

El debate sobre quién es el mejor jugador de la historia del Celta podría estar llegando a su fin. En los últimos años, Iago Aspas no ha parado de dar motivos para situarse, como mínimo, al nivel de Alexander Mostovoi, el que fuera su ídolo y leyenda de toda una generación.

Desde que salvó al club de sus amores en 2009 del descenso a Segunda B y una posible desaparición, y salvo en el paréntesis de Liverpool y Sevilla, El Príncipe de Las Bateas ha ido sumando motivos, goles y partidos para alcanzar Zar. Y precisamente en esa última variable ya lo ha superado.

Con el partido del Santiago Bernabéu del pasado domingo, Aspas supera a Mostovoi como segundo jugador con más encuentros en Primera División en la historia del club, alcanzando los 237.

El propio Iago compartía el logro en sus redes sociales, aunque de forma tímida debido a la mala situación clasificatoria del equipo. De esta forma, el delantero moañés se coloca ´solo por detrás de su compañero y amigo Hugo Mallo en este ránking histórico, demostrando la extraordinaria etapa que vive la cantera celeste.

El auténtico "10" del Celta

Detrás de este debate también existe uno con más valor simbólico que futbolístico. ¿Quién es el dorsal 10 más representativo de la historia del Celta? Una pregunta en la que Vlado Gudelj, recordado delantero y eterno delegado, también presenta batalla.

Si tenemos en cuenta que los dorsales fijos no aparecieron en el fútbol español hasta la temporada 1994/95. Esto hace que el bosnio, el cuarto extranjero con más partidos en la historia del club, solamente sume 149 encuentros con este dorsal.

Vlado Gudelj marcó una época propia en los 90, llegando a coincidir con el EuroCelta

En varios de esos encuentros, el delantero coincidiría con Mostovoi, quien tuvo que portar el 24 y el 20 en sus tres primeras temporadas en Vigo. En los cinco años que compatibilizó su dorsal más mítico con el brazalete de capitán llegaría a los 175 partidos.

Por su parte, Aspas tiene en su armario cifras en celeste para todos los gustos. Del legendario 28 de su debut al 11 que empleó en sus primeras temporadas a la sombra de Trashorras. Incluso a su vuelta a Balaídos tuvo que conformarse con el 9 para ejercer de delantero centro junto a Nolito, en un detalle que el sanluqueño le ha "devuelto" empleando el 9+1 este último año.

Nolito e Iago Aspas felicitan a Sergio Carreira por un gol la temporada pasada

Sin embargo, el diez es el número que más se repite en las camisetas que vemos serigrafiadas con su nombre, y no es para menos. En total, 266 partidos en ocho temporadas, una de las cifras más altas del club.

El estandarte de unos tiempos convulsos

Este hito, que le afianza como tercer jugador con más partidos en la historia del club, no es un hecho aislado. Hay que sumarle los títulos de máximo goleador en partidos oficiales (150) y en Primera División (116). En sus cuentas pendientes quedaría mejorar su clasificación en la Copa del Rey (10º con 12 tantos) o regresar a las competiciones continentales, donde los integrantes del EuroCelta siguen mandando.

Alexander Mostovoi, ante Zidane y Figo

Y es que hay que poner en valor que los registros del moañés los ha logrado tras debutar con el primer equipo con 22 años y luchando por la permanencia en cuatro de sus siete temporadas en Primera. Sin estar rodeado de los Karpin, Mazinho o Gustavo López, Iago se ha convertido por méritos propios en una leyenda de La Liga.

Aspas celebra su gol ante el Leganés en el último partido con público antes de la pandemia

En la clasificación histórica de goleadores de la máxima categoría del fútbol nacional ya aventaja a nombres como Ronaldo y Suker y está a punto de dar caza a los Morientes, Butragueño, Soldado o Negredo; a los que siempre se ha apoyado desde la prensa nacional. Incluso Makaay y Tristán, con quien han sido comparado en numerosas ocasiones en el último año solo pueden seguir su estela.

¿Hasta dónde podría haber llegado el delantero moañés si hubiera optado por no desarrollar su carrera en un equipo como el Celta? Nunca se sabrá. Lo verdaderamente importante, es saber hasta dónde podrá llegar con él.

¡Síguenos en Facebook!
Deporte