El Español
Deporte
|
Celta de Vigo

Celta B 0 - 0 Badajoz: un paso adelante aún insuficiente

El filial sigue sin ver puerta pero suma un punto y una pequeña mejora de imagen en su estreno en Barreiro ante uno de los gallos de la categoría
El Celta B formando en Barreiro
Víctor Currás
El Celta B formando en Barreiro

Reparto de puntos y regreso a Barreiro agridulce. El Celta B no pasaba del empate ante un Badajoz que si bien no mereció más, supo imponer su estilo de juego y oficio para desquiciar a los celestes. El filial celeste, si bien fue de menos a más, demostró que aún le queda mucho camino por recorrer para ser plenamente competitivo.

Aún con la herida de Riazor reciente, los 600 aficionados presentes en Barreiro brindaban un caluroso aplauso al salir al terreno de juego a los de Onésimo. Por el momento, parece que el técnico no confía ni en los más jóvenes ni en los recién llegados, alineando a casi los mismos que en la primera jornada.

El filial salía a intentar dominar el encuentro a través de la posesión, las transiciones rápidas y los cambios de orientación. Alfon y Carbonell manejaban la batuta en la banda izquierda, siendo la primera ocasión relevante un centro que Jordan Hoolsgrove, ubicado como falso nueve, no lograba cabecear.

Superados los 10 minutos de partido eran los extremeños quienes tomaban la iniciativa, aprovechándose de algunos errores de concentración de los locales. En el minuto 14, Pardo veía la primera tarjeta por una entrada a Alfon. Cuatro minutos después, Carbonell hacía lo propio.

Alfon discute con el árbitro, siendo uno de los jugadores más activos

Antes de la media hora Gaizka lograba sus dos primeras intervenciones reseñables, resolviendo atrás mientras el equipo mostraba más talento e inspiración pero sin llegar a finalizar. Aún así, el meta celeste a punto estuvo de echar al traste el buen trabajo con una mala salida tras un córner, salvando en la línea de gol Álex.

Y en la recta final de la primera parte llegarían las tres mejores ocasiones del Celta. Hoolsgrove con un disparo lejano y Lautaro -con un notable salto físico respecto al año pasado- pondrían a prueba a Limones, quien fue el auténtico salvador de su equipo hoy.

Tras el descanso, al cual envió a los jugadores antes siquiera del minuto 45, el equipo de Óscar Cano pudo adelantarse con una gran acción de David Concha, pero una mejor estirada de Campos mantenía el marcador a raya.

En ataque, Alfon comenzaba a cambiar de banda y a batir cada vez más contra los rivales, llevándose una amarilla mientras los pacenses perdían tiempo constantemente.

Alfon y Pampín se retiran sustituidos tras ser los dos más determinantes

A la hora de partido comenzaba el baile de sustituciones por parte de Onésimo. Iker Losada y Carlos Beitia dejaban sitio a Cedric y Javi Gómez. Después de un buen tiro cruzado, el capitán Diego Pampín salía por Medrano y Alfon por Gabri Veiga.

En ese momento Lautaro asumiría el brazalete y la iniciativa, acompañado de un Cedric que demostró sus buenas habilidades físicas y su voluntad. A su vez, Gabri iba cogiendo confianza con los minutos, aunque se le notaba falto de continuidad.

No fueron pocos los disparos lejanos de un Celta B que se iba creciendo a través de los centros laterales y los balones muertos en la frontal, aunque ninguno se llegó a envenenar lo suficiente para inquietar al veterano portero de 34 años.

Un pelotazo en la cara a Álex y el debut de Darío Germil, quien dejaría buenas acciones en sus últimos minutos, pondrían el broche a un partido habitual en el catálogo de Barreiro, pero que no sirve para despejar las dudas sobre la planificación deportiva del filial.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Deporte