El Español
Cultura
|
Conoce O Salnés

10 rutas de senderismo cerca de Sanxenxo para disfrutar al aire libre

Con estas caminatas podrás recorrer los litorales serpenteantes de Sanxenxo o el Grove, descender entre molinos y cascadas en Meis y Meaño, o sumergirte en la historia a través de baterías de costa, "telleiras" y yacimientos arqueológicos

La Comarca de O Salnés, en las Rías Baixas, combina los mejores paisajes costeros con zonas de interior de una riqueza natural incalculable, por lo que es una zona realmente privilegiada para las rutas de senderismo. Aunque cualquier estación del año es perfecta para realizar una buena caminata, en estas fechas los campos de O Salnés se empiezan a llenar de flores y los rayos de sol cada vez aguantan más en el horizonte, por lo que la estampa invita a recorrer el entorno y descubrir nuevos paisajes a través de sus innumerables senderos.

A continuación, os proponemos diez rutas próximas al municipio de Sanxenxo para poder disfrutar al aire libre caminando, en bicicleta o incluso a caballo (existen paseos guiados por toda la comarca). Los recorridos son de dificultad fácil o moderada, para llevar a cabo en pocas horas y recomendados para todas las edades y condiciones físicas, incluidos los más pequeños y hasta las mascotas.

Ruta das Telleiras e Lagoas (Sanxenxo, Meaño, Cambados)

Panorámica de las lagunas en el entorno de Sanxenxo. Foto: Mancomunidade do Salnés

La Ruta das Telleiras e Lagos tiene un gran valor paisajístico y etnográfico. Recorre unos 15 kilómetros de longitud en una duración aproximada de 5 horas y media, aunque el paseo en sí es bastante fácil de acometer, ya que apenas existen desniveles. Esta singular senda sigue la estela de las antiguas fábricas de tejas (As Telleiras) ubicadas en el margen de los humedales entre Cambados (Telleiras do Facho), Dena (Telleiras de Seixiños) y Sanxenxo. El punto de partida se encuentra en Castrelo, en Cambados, y termina en las inmediaciones de Vilalonga, ya en el municipio de Sanxenxo (o a la inversa, claro). También se pueden realizar por tramos si el tiempo o las ganas no acompañan para hacerla completa.

Varias de las telleiras fueron restauradas y de hecho en una de ellas se sitúa actualmente el Centro de Interpretación das Telleiras de Sanxenxo. La primera parte de la denominación de la ruta y de lo que veremos en ella está clara: fábricas de tejas. Hablemos ahora a la segunda: las lagunas. Estas existen como consecuencia de la extracción de arcilla y caolín para uso material en las mencionadas fábricas, y hoy en día sirven de hábitat a numerosas aves. Este es sin duda otro de los atractivos de la ruta, ya que el transcurso podremos observar diferentes especies como la Espátula, el Zarapito Trinador o el pato rabudo.

Sendero Litoral Montalvo-Major-Punta Faxilda (Sanxenxo)

Parte del recorrido con las Illas Ons de fondo. Foto: Shutterstock

Si hay algo por lo que destaca la capital turística de las Rías Baixas son sus 36 kilómetros de costa, con casi una treintena de arenales e incluso pequeñas zonas de acantilados. En el municipio existe una Red de Senderos Azules con hasta 6 rutas que enlazan playas distinguidas con la Bandera Azul. Entre la playa de Montalvo y Punta Faxilda (en Noalla) discurre todo un sendero litoral de unos 5,5 kilómetros en un único sentido. Para completarlo tranquilamente, ida y vuelta, harán falta unas cuatro horas de tiempo. A lo largo de todo el camino nos encontraremos con paneles informativos, puntos de descanso y asientos (como los conocidos bancos de Noalla) donde pararse a contemplar unas espectaculares panorámicas.

El punto de partida se encuentra en el camping de Boa Vista, en Montalvo, aunque también se puede empezar un poco antes, en el término de la playa de Paxariñas. Durante el trayecto, que transita cerca de las playas de Montalvo, Bascuas, Pragueira y Major, podremos divisar también tres de las islas que constituyen el Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia (a excepción de Cortegada). El final de la senda litoral termina en el mirador de Pragueira, si bien merece la pena continuar la andadura hasta Punta Faxilda, rodeada de acantilados golpeados por el mar y las mejores vistas para presenciar el ocaso. 

Ruta de Molinos de Dorrón y Bordóns

Pasarela y molino en la zona de Bordóns. Foto: Mancomunidade do Salnés

Por toda la comarca de O Salnés se reparten un sinfín de rutas de senderismo que siguen los caminos de la molienda en esta zona de las Rías Baixas. En Sanxenxo, en las parroquias de Dorrón y Bordóns, se desarrolla una de 5 kilómetros de distancia que discurre entre tranquilos caminos y unas muy buenas vistas de la ría de Pontevedra. Esta senda cruza todo el Valle de Dorrón, partiendo desde su iglesia parroquial, y zigzaguea por el asfalto encontrándose a su paso molinos, hórreos, casas de labranza, cruceiros y algún que otro elemento de la arquitectura tradicional hasta llegar a su destino final.

Ruta dos carballos de Aldariz

Vistas en el ascenso de la Ruta dos Carballos. Foto: Anda2

Esta ruta, muy cercana al núcleo del municipio de Sanxenxo, parte de las inmediaciones de Miraflores, donde se ubica un panel informativo, y se extiende por los montes aledaños a lo largo de 8,2 kilómetros. El conjunto natural permite disfrutar de unas buenas vistas del municipio, pequeños regatos y manantiales y la riqueza autóctona de los carballos y otras especies arbóreas.

En el punto más alto de esta ruta circular se encuentra uno de los conjuntos megalíticos más importantes de Sanxenxo, conocido como Chan de Gorita, con varios sepulcros y túmulos. También en las inmediaciones podremos encontrar el famoso Con da Ventureira, una enorme mole de piedra que según dicen guiaba a los marineros a la hora de  entrar a la ría, llegando a figurar incluso en los mapas y cartas naúticas. Alrededor de esta piedra se celebra cada lunes de Pascua una romería que surgió a raíz de una leyenda que alude a una joven y los mouros.

Ruta do Con Negro y sendero de Pedras negras (San Vicente do Mar)

Batería militar en San Vicente do Mar, o Grove. Foto: Contando estrelas

La península de O Grove cuenta con un patrimonio cultural y natural único, y numerosos senderos para disfrutar del espectacular entorno que le rodea. En la zona de San Vicente do Mar, justo en el puerto deportivo de Pedras Negras, da comienzo una senda de apenas media hora que recorre todo el litoral, a través de sus calas paradisíacas y entornos rocosos. A mitad de camino se encuentra un pequeño mirador, muy próximo al famoso Naútico de San Vicente, que alberga una escultura dedicada a los voluntarios del Prestige.

Este tranquilo paseo entre pasarelas de madera tiene su fin en la zona de Con Negro, justo donde se inicia la Ruta Con Negro-Arte Natural (PR-G 116). El recorrido lineal, de unos3,2 kilómetros, parte de la playa de Barreiro y continúa dirección sur bordeando toda la costa por tramos llanos de tierra, acompañados de figuras graníticas (Los cons, rocas con formas creadas por la erosión) hasta llegar a la zona militar, donde se ubica una antigua batería militar instalada en 1936, yque en la actualidad se encuentra totalmente abandonada. Continuando el camino nos encontraremos también la playa de Con Negro que dispone de unas vistas privilegiadas de la Isla de Sálvora, y otras como la de Aguieira o Castiñeira.

Ruta dos Lagarteiros (O Grove)

Mirador Con da Hedra en la Ruta dos Lagarteiros. Foto: Mancomunidade do Salnés

En el entorno del Monte Siradella, en el mirador del mismo nombre, se encuentra el punto de partida de una pequeña ruta de poco más de 2 kilómetros, conocida como Ruta dos Lagarteiros, en referencia a un ave de rapiña muy común en esta zona, el cernícalo.  La senda, de apenas una hora y media, transcurre por la escarpada ladera del monte, entre pinares, miradores y unas envidiables vistas al océano y los archipiélagos cercanos. Para subir a la zona hay que seguir la carretera hacia San Vicente do Mar y antes de llegar a la Arrocería de A Lanzada, tomar un desvío a la derecha por una carretera estrecha pero bien señalizada hasta la cima.

Ruta do Adro Vello (O Grove)

Vista aérea de los restos de Adro Vello. Foto: Turismo Rías Baixas

Un enclave privilegiado, con una enorme riqueza natural, paisajística e histórica: así en la Ruta do Adro Vello (PR-G 115), que recorre en poco más de una hora, 3 kilómetros de playas de aguas cristalinas, antiguas fábricas de salazón e incluso una excavación arqueológica que da nombre a la senda. Parte del paseo se desarrolla en una zona protegida de la Red Natura 2000 y da comienzo en el extremo noroeste del municipio, en el término de la playa de Os Castriños.

La segunda parada de esta ruta circular la encontramos a los pies del mar y en el borde de la playa de O Carreiro, se trata de los restos de Adro Vello, una antigua villa romana. Desde aquí el camino serpentea por la costa y las playas de San Vicente, que miran al otro lado de la ría de Arousa, varias fábricas de salga del siglo XVIII y la iglesia parroquial de San Vicente que esconde un ciento de historias entre sus paredes. Como dato curioso cabe mencionar que en el jardín de esta iglesia hay una escultura conmemorativa del hallazgo de una moneda del Traslatio en Adro Vello, elegida símbolo Xacobeo 2021.

Ruta del Río Chanca (Meis, Meaño y Sanxenxo)

Sendero entre molinos en la zona de Meaño. Foto: Mancomunidade do Salnés

Esta ruta (PR-G 172) discurre entre los ayuntamientos de Meis, Meaño y Sanxenxo y está catalogada con un grado de dificultad medio. Se trata de una senda homologada de unos 7 kilómetros de longitud, para realizar en aproximadamente dos horas. El punto de partida se encuentra en el municipio de Meis, en su parte más alta, el lugar de Valboa (en los montes de la parroquia de Santa María de Armenteira), y sigue la ribera del río Chanca hasta su desembocadura.

El tramo que pasa por Lores y Simes, parroquias de Meaño, discurre entre molinos y naturaleza durante algo más de dos kilómetros, sin apenas desnivel (de hecho este paseo fluvial conforma una ruta de senderismo en sí mismo). Es un trazado sencillo e ideal para disfrutar en familia y con niños. En la zona de Simes se sitúan los Molinos de Couso, restaurados recientemente, al igual que algunos de los más significativos del conjunto de Lores. En total unas 10 estructuras que se encuentran en impecables condiciones para ver y visitar.

En el camino también nos encontraremos con una pequeña piscina fluvial (¡ojo, esto sí que es agua fría y no la de las playas!) y zonas habilitadas para poder sentarse o hacer un picnic. En Sanxenxo recorremos un tramo de poco más de 250 metros que atraviesa la parroquia de Nantes para volver a entrar en Meaño, ya en la parroquia de Dena, y alcanzar así la desembocadura del río Chanca.

Ruta da Pedra e da Auga (Meis y Ribadumia)

Tramo de la ruta da Pedra e da Auga en Meis. Foto: Mancomunidade do Salnés

Si existe un itinerario realmente conocido en la zona del Salnés ese es el que conforma la Ruta da Pedra e da Auga (PR-G 170), entre Meis y Ribadumia. Se trata además de uno de los senderos lineales más completos y bonitos para disfrutar de la naturaleza y la historia a partes iguales. La ruta da inicio en el entorno del monasterio de la Armenteira (datado del siglo XII) y se extiende a lo largo de 8,2 kilómetros río abajo.

El comienzo del descenso tiene un desnivel superior, por lo que también concentra el mayor número de molinos, pozas naturales y pequeñas cascadas llenas de encanto, además de estar completamente rodeado de una frondosa vegetación. Se dispersan más de una treintena de molinos identificados con nombres, algunos restaurados y otros en estado ruinoso, que antaño se dedicaban a la molienda del grano. Ya cerca del final del tramo de Meis se ubica una recreación en piedra de una aldea labrega, que escenifica la vida rural de principios del siglo XX. Desde ahí continúa la senda fluvial por Ribadumia en un entorno muy tranquilo y acondicionado con bancos y mesas de madera. 

Ruta del río San Martiño (Meis)

Tramo de la ruta donde se ubican varios molinos de agua. FOto: Mancomunidade do Salnés

Por los márgenes del río San Martiño, a su paso por el ayuntamiento de Meis, discurre una extensa ruta de 11, 2 kilómetros de distancia. El recorrido, de unas 3 horas y 15 minutos, da comienzo cerca de la aldea de la Escusa, desde donde se divisa gran parte de la ría de Arousa, y se extiende hasta A Gándara. La Ruta del río San Martiño (PR-G 171) forma parte de la red de Rutas del Salnés y comparte tramos con el itinerario 6 del Centro BTT O Salnés, por lo que resulta idónea para recorrer también en bicicleta.

El entorno tiene una riqueza natural incalculable, atravesando bosques y viñedos, y el paisaje se completa entre molinos de agua y las iglesias de San Salvador y San Martiño de Meis.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura