La Policía Foral ya han visualizado las cámaras de seguridad que grabaron los hechos.

La Policía Foral ya han visualizado las cámaras de seguridad que grabaron los hechos. EFE

Sucesos

Un pamplonés de 33 años, en coma tras defender a dos mujeres que estaban siendo acosadas

El hombre cayó al suelo tras ser golpeado y sufrió un traumatismo craneoencefálico severo. Ahora, se encuentra en coma inducido.

Noticias relacionadas

Un hombre de 33 años se encuentra muy grave en la UCI en el Hospital de Navarra tras ser agredido en Pamplona. Los hechos ocurrieron el pasado jueves 5 de septiembre a primera hora de la mañana. El joven cayó al suelo tras ser fuertemente golpeado y sufrió un fuerte golpe en la cabeza. Como consecuencia, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo. 

Como apuntan algunos testigos, todo ocurrió después de que el joven defendiera a dos mujeres que estaban siendo molestadas por un hombre. Cuando la Policía municipal llegó al lugar de la agresión se encontraron al joven tendido en el suelo. Lo sucedido fue grabado por las cámaras de seguridad, que ahora investiga la Policía Foral. 

En Vizcaya, Josu todavía se recupera de las heridas tras haber sido agredido por un grupo de hombres. El joven trataba de ayudar a unas chicas le pidieron ayuda, tras ser acosadas por este grupo. Según el relato de la víctima, los atacantes -seis en total- le dieron "una paliza" que le dejó inconsciente, con "dos costillas rotas, cinco puntos en la cara y muchas contusiones". 

Los hechos se produjeron sobre las siete de la mañana del pasado domingo 1 de septiembre en el marco de las fiestas de San Antolín, de Plencia. "Había terminado el turno en la 'txosna' del club de fútbol en el que juega mi hijo y cuando estaba en la zona del Hotel Palas, se me acercaron dos chicas de unos 20 años. Estaban muy nerviosas y me pidieron ayuda porque las seguían varios hombres", cuenta Josu M y tal y como publica Hoy. "Les dije que era el hermano de una de las mujeres y que las dejaran en paz. Entonces aparecieron cuatro más y empezaron a golpearme. Cuando me desperté estaba en la ambulancia camino del Hospital de Urduliz", aseguró la víctima.