La Guardia Civil pilló al hombre, de 59 años, en un control de tráfico.

La Guardia Civil pilló al hombre, de 59 años, en un control de tráfico.

Sucesos

Un hombre manco de 59 años conduce ebrio y sin carnet un coche no adaptado en Pontevedra

Los agentes de la Guardia Civil interceptaron de Sanxenxo y le detuvieron. Tenía el carnet caducado desde hacía 10 años.

Noticias relacionadas

Agentes de la Guardia Civil han interceptado a un hombre de 59 años, vecino de Sanxenxo (Pontevedra) que, a pesar de tener un solo brazo, conducía un vehículo que no estaba adaptado y, además, lo hacía bajo los efectos del alcohol y con el carné de conducir caducado hace más de diez años.

Según ha informado el instituto armado, los hechos se produjeron el pasado martes, sobre las 17:20 horas, en un control de verificación de alcohol y drogas situado en la carretera EP-9205, a la altura de Fontoira. Los agentes comprobaron que al conductor le faltaba una de sus extremidades superiores y que el vehículo en el que viajaba no estaba adaptado debidamente a esa limitación física.

Además, dio positivo en la prueba de alcoholemia con una tasa de 0,41 miligramos por litro en aire espirado y descubrieron que tenía el permiso de conducir caducado desde hace más de diez años. Por todo ello, los agentes inmovilizaron el coche y formularon una propuesta para que se le revoque el permiso de conducir por haber perdido sus aptitudes psicofísicas.

Todas estas irregularidades, que según recuerda la Guardia Civil pueden suponer un grave riesgo para la seguridad vial, fueron denunciadas por la vía administrativa.