Coches de lujo. Foto: Policía Nacional

Coches de lujo. Foto: Policía Nacional

Sucesos

La mafia que estafaba con coches de lujo por toda España: cobraban una señal y desaparecían

A través de Internet, ofrecían coches de alta gama precios económicos, por los que pedían una señal de 5.000 y después desaparecían.

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas de nacionalidad española y armenia especializados en estafar a compradores de vehículos de alta gama importados de Alemania que ingresaban a la organización entre 5.000 a 15.000 euros en concepto de señal y no volvían a saber de su compra.

Durante la Operación Baic-Niunmes desarrollada por agentes de las comandancias de Madrid y Valencia, se han localizado hasta el momento a 38 víctimas de la red en las provincias de Valencia, Castellón, Alicante, León, Gijón, Pontevedra y Madrid. 

Según informa la comandancia de Madrid, la estafa ascendería a más de 255.700 euros desde que se inició la investigación en septiembre a raíz de tres denuncias presentadas en el puesto de la Guardia Civil de Collado Villalba (Madrid) que relataban el mismo hecho delictivo.

En todos los casos los perjudicados manifestaban haber adelantado una señal de dinero en concepto de reserva de un vehículo, sin haber finalizado la compra.

La mayoría de las víctimas accedían a través de internet hasta una empresa dedicada a la reparación de coches y que hacía ventas de vehículos de alta gama de importación alemana a un precio bastante inferior al de la media.

Una persona de la organización les facilitaba información comercial, preacuerdos y contratos ficticios con la condición de que ingresaran una cantidad de dinero. Una vez que el grupo se hacía con la señal perdía el contacto con las víctimas.

En tres de los casos los investigados llegaron a ofrecer también altas inversiones en vehículos importados y que supuestamente se encontraban en trámites de embargo, exigiéndoles una alta cantidad que en alguna ocasión sobrepasó el doble de lo invertido, dándole con todo ello una apariencia real de ser un negocio seguro

En el curso de la investigación se ha constatado que el grupo utilizaba una empresa pantalla dedicada a la reparación de vehículos que no tenía actividad real legal, y la cual era utilizada para realizar operaciones ilícitas y evitar ser detectados por la administración tributaria española. 

La Guardia Civil detuvo a cuatro personas, tres hombres de nacionalidad armenia y una mujer española de entre 28 y 34 años. A todos se les imputan delitos relacionados con estafas, apropiación indebida, falsedad documental y pertenencia a organización criminal

Además, en calidad de investigados, hay otras tes personas que presuntamente actuaban como colaboradores buscando nuevas víctimas y ocultando el dinero obtenido.