La mujer fue detenida en Pamplona tras varias denuncias de sus clientes.

La mujer fue detenida en Pamplona tras varias denuncias de sus clientes.

Consumo

La vendedora de robots de cocina de Pamplona que estafó 5.000€ a sus clientes: abría créditos sin permiso

La mujer está detenida y acusada de varios delitos de de apropiación indebida, usurpación de estado civil, falsedad documental y estafa.

Noticias relacionadas

La Policía Nacional ha detenido en Navarra a una mujer como presunta autora de los delitos de apropiación indebida, usurpación de estado civil, falsedad documental y estafa, por realizar ventas fraudulentas de una conocida marca de un robot de cocina, con lo que obtuvo más de 5.000 euros de beneficio.

La investigación comenzó al recibirse varias denuncias de personas que argumentaban que al interesarse por la compra de un robot de cocina de alta gama, la comercial encargada de la gestión de la compraventa, tras cerrar la compra del electrodoméstico, desviaba los pagos del cliente a una cuenta bancaria diferente a la de la empresa oficial proveedora del producto adquirido, es decir a una cuenta de la propia comercial.

Para no levantar sospecha ante lo que para su empresa parecería un impago, asociaba pagos realizados mediante tarjetas de crédito o débito de otros clientes diferentes a los contratos a los que desviaba el dinero, y sin que ellos lo supieran, hacía constar que financiaban el pago.

De esta forma, cerraba el círculo sin aparentes fisuras que hicieran sospechar de la operativa delictiva, explica en una nota la Policía, que resume que lo que hacía la supuesta delincuente era abrir créditos sin consentimiento a clientes que ya habían pagado su robot de cocina previamente, con el fin de que su empresa no percibiera el impago.

Durante la investigación, agentes de Policía Nacional contactaron con la empresa de electrodomésticos para interesarse por el método de compraventa, determinando que una ex empleada había sido requerida en varias ocasiones para que devolviera el material prestado por la empresa así como los documentos para realizar contratos.

Sin embargo, desde hacía varios meses no habían podido contactar con esta persona, que era la misma que efectuaba los contratos fraudulentos investigados. Por todo ello y una vez identificada la comercial, se estableció un dispositivo para su localización y detención, como presunta autora de un delito de apropiación indebida, usurpación de estado civil, falsedad documental y estafa. Como resultado de la investigación se han esclarecido las 6 denuncias formuladas en dependencias policiales, siendo puesta tanto la presunta autora como el correspondiente atestado a disposición judicial.