Set de pulido dental de la marca Nevadent

Set de pulido dental de la marca Nevadent

Consumo

El set de pulido dental de Lidl puede provocar quemaduras en dientes: piden su retirada

La asociación de consumidores Facua y el Colegio de Odontólogos de Madrid han solicitado a la cadena de supermercados que deje de venderlo.

Se vende como un producto que sustituye la labor de un dentista, fácil de usar y a un precio asequible. Pero el uso del set de pulido dental de la marca Nevadent que se comercializa en Lidl podría provocar quemaduras en los dientes e incluso hacer necesaria una endodoncia.

"El pulidor va a tantas revoluciones que quema el diente", lo que puede ocasionar "una pulpitis, provocada por el calor, que se transmita al nervio del diente y produzca dolor o acabe haciendo necesaria una endodoncia en un diente sano", advierte el Colegio de Odontólogos de Madrid a través de la organización de consumidores Facua.

Por ello, Facua ha denunciado a la cadena de supermercados Lidl -donde se comercaliza- ante la Agencia Catalana del Consumo, donde tiene su sede social. La asociación reclama la retirada del producto del mercado por los problemas que puede ocasionar.

Anuncio del set de pulido dental en la web de Lidl

Anuncio del set de pulido dental en la web de Lidl

Este tipo de productos -según explica la propia asociación- se venden como utensilios que realizan fácilmente tareas complejas como la eliminación de placa dental, cuando estas prácticas deben ser realizadas por personal sanitario cualificado.

Según se anuncia en la propia web de la cadena de supermercados, el set de pulido dental de la marca Nevadent "ayuda a reducir el sarro y las manchas en los dientes" y que "elimina fácilmente la placa dental", con "10.000 revoluciones por minuto".

Además de la denuncia presentada por Facua, el Colegio Odontológico de Madrid también ha reclamado la retirada del producto. Su presidente, Antonio Montero, ha manifestado que "el pulidor dental que se incluye no debe ser utilizado sin la irrigación adecuada, ni fuera de la clínica dental. Su uso por el consumidor puede generar importantes daños en las piezas dentales y la boca" por lo que señala que el uso sea exclusivo por parte de los odontólogos o estomatólogos.

Por el momento, ni la marca de productos de higiene dental ni la cadena Lidl se han manifestado al respecto.