Primer punto de carga ultra-rápida en España. Foto: IBIL

Primer punto de carga ultra-rápida en España. Foto: IBIL

Sociedad

Ya se puede cargar un coche eléctrico en solo 6 minutos en Vitoria: otros 3 puntos, en marcha

El primero de los cuatro puntos de carga de este tipo en nuestro país recarga la batería en función de las características del coche.

Repsol ha inaugurado este lunes en Lopidana (Álava) el primer punto de recarga ultra-rápida para vehículos eléctricos de la Península Ibérica, que a su vez es uno de los primeros de estas características en el Sur de Europa. Se conoce dónde se colocará el segundo y dónde se estima que se sitúen los dos restantes.

La instalación, situada en la carretera N-I, permite recargar en seis minutos el 80% de la batería de vehículos que soporten la potencia máxima del dispositivo, un tiempo similar al que se emplea en un repostaje convencional, según ha informado la compañía energética en un comunicado.

El nuevo sistema está situado en una estación de servicio y cuenta con una potencia máxima de 700 kilovatios (kW), que puede repartirse entre sus cuatro postes de suministro en función de la capacidad de las baterías de los vehículos. El dispositivo se puede configurar para ofrecer 350 kW simultáneamente a dos vehículos o para recargar cuatro vehículos con 175 kW para cada uno.

El punto de recarga de Lopidana ha sido instalado por Ibil, empresa impulsada por Repsol y el Ente Vasco de la Energía (EVE) con el objetivo de desarrollar tecnología, servicios y capacidades en el ámbito de la recarga eléctrica, y será operado y mantenido por esta misma compañía.

Según ha podido conocer EL ESPAÑOL, el próximo punto de carga se instalará "próximamente", durante el año 2019, en Ugaldelbieta, al norte de Bilbao. Fuentes del sector auguran que otros dos puntos de carga se ubicarán en algún punto tanto de la A-1 como de la A-2, favoreciendo el transporte por carretera entre España y Europa.

Estándares de carga

Para que cualquier vehículo eléctrico existente en el mercado pueda utilizar esta infraestructura, los nuevos puntos incorporan conectores estándar de recarga Combo CCS (hasta 350 kW) y CHadeMO (hasta 100 kW).

Existen diferentes tipos de recarga en función de la potencia del punto de suministro, que junto con las características del propio vehículo, determina la velocidad de llenado de la batería.

En un punto de recarga ultra-rápida, que va desde los 150 kW hasta los 350 kW, se puede recargar el 80% de una batería de 40 kWh en un tiempo de entre seis y 13 minutos, para recorrer aproximadamente 270 kilómetros. A su vez, en un punto rápido, de 50 kW, el tiempo de recarga es de unos 30 minutos, mientras que en uno semi-rápido, de 22 kW, se necesita una hora y media.

Red Europea

La instalación de Lopidana forma parte del proyecto europeo E-VIA FLEX-E, que contempla el despliegue de una red piloto de 14 instalaciones similares en corredores europeos de transporte de España, Francia e Italia. La iniciativa busca compartir las mejores prácticas para el despegue de este tipo de infraestructura y las experiencias técnicas derivadas de su instalación, mantenimiento y operación.

Repsol tiene previsto ofrecer esta tecnología en otras cuatro estaciones de servicio de su red durante este año. Además, la compañía cuenta con 31 puntos de recarga rápida en sus estaciones de servicio, y participa a través de Ibil -organismo público que impulsa el sistema de eléctrica en Euskadi- en una red con más de 1.700 puntos, de los que 200 son de acceso público.

Al acto de inauguración han asistido el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz; el presidente de la sociedad pública Ibil, Emiliano López Atxurra; la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia; el diputado general de Álava, Ramiro González; y el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, entre otras autoridades.

En su intervención, Arantxa Tapia ha destacado que la inauguración de este punto de recarga rápida es un paso "importante" en el proceso de descarbonización e impulso a la movilidad eléctrica que se está llevando a cabo desde el Gobierno Vasco, "conscientes de que es necesaria una transición ordenada y realista".

"No podemos pasar de la situación de hoy a la de mañana, con una movilidad absolutamente eléctrica y basada en energías renovables de un día a otro. Tenemos que planificarlo bien y hacerlo de una forma ordenada", ha señalado. Ello conllevará también una ordenación del sector de automoción y la concienciación de la sociedad "para que esos es una realidad".