Mariluz y el tuitero enfundados en sus papeles navideños para la cabalgata

Mariluz y el tuitero enfundados en sus papeles navideños para la cabalgata @manolux4444 Twitter

La Jungla ESPÍRITU NAVIDEÑO

La fiesta de Navidad viral que celebra cada año un matrimonio madrileño en su casa para 500 niños

En La Jungla. Un matrimonio se ha encargado de comprar regalos para unos 500 niños y organizar una gran fiesta desinteresadamente.

Noticias relacionadas

Incluso en ¡Qué bello es vivir!, el cuento navideño por excelencia, fueron los seres queridos del bueno de George Bailey quienes obraron el milagro con permiso, eso sí, del entrañable Clarence, el ángel que se ganó las alas en la mítica película de Capra. Al final, somos las personas las que tenemos ese poder mágico al que hemos bautizado con el nombre de espíritu navideño.

En el caso que nos ocupa, ese espíritu tiene nombre propio, el de Mariluz y Antonio. Ellos son, con toda seguridad, los vecinos más queridos de Talamanca de Jarama, un pueblo de la Comunidad de Madrid con algo más de 3.700 habitantes. Su historia hubiese pasado desapercibida una Navidad más, como ocurre con la de miles de héroes anónimos, si no fuera porque uno de sus vecinos la ha contado en las redes sociales

Manuel González sorprendió a sus seguidores con un cuento navideño en forma de hilo de Twitter el pasado 23 de diciembre. En él relata la historia de estos dos elfos de Papá Noel que han repartido regalos entre más de medio millar de niños en una cabalgata que organizan ellos mismos con la ayuda de cientos de vecinos del pueblo.

Repartiendo ilusión durante 20 años

Mariluz y su marido empezaron a contagiar su pasión por la Navidad hace dos décadas organizando fiestas para sus hijos y sus amigos. Sin embargo, a medida que sus hijos fueron creciendo empezaron a hacerlo para el resto de pequeños hasta que han logrado un despliegue que ya quisieran para sí muchas localidades españolas. Pasen y lean:

Ojalá que Mariluz y Antonio puedan seguir regalando cariño e ilusión durante muchos años más. Y, por supuesto, que nadie se olvide de regalarles también a ellos.

[Más información: Rodolfo, el adorno navideño saboteado para gritar "¡viva España!" en Cataluña]