La activista de 16 años, Greta Thunberg

La activista de 16 años, Greta Thunberg

La Jungla CUMBRE DEL CLIMA

¿Por qué se critica más a Greta Thunberg que a Messi o Nadal si también dejaron el colegio?

En La Jungla. Deportistas, actores y músicos dejaron el colegio mucho antes que Greta y nadie los ha criticado tanto como a la joven activista.

Noticias relacionadas

Desde este lunes y durante las próximas dos semanas, Madrid acoge la vigésimo quinta Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que, por resumir, han tenido a bien bautizar como la COP25. Con la llegada de Greta Thunberg a Lisboa después de una travesía movidita en barco, las redes sociales se han volcado en la figura de la activista sueca que estará en nuestro país.

La adolescente de 16 años se ha convertido en un personaje público y eso siempre conlleva que una parte de la sociedad te idolatre y la otra, directamente, te odie. Aunque la cosa está bastante equilibrada entre los dos frentes, quizás últimamente se estén haciendo notar mucho más en redes sociales las opiniones contrarias a Greta. Sus argumentos suelen ser casi siempre los mismos, pero expresados con distintas fórmulas para buscar adeptos a la anti-causa. 

Críticas porque se haya tomado un año sabático para desempeñar su labor como activista contra el cambio climático. Críticas porque está diagnosticada de Asperger y a ver qué hace dando vueltas por el mundo en vez de estarse quieta en casa. Críticas a su físico y a su forma de vestir. E, incluso, críticas a los muebles que tiene en casa. Sí, amigos y amigas, hasta ahí ha llegado el escarnio público y para muestra un botón.

Esta tuitera ha analizado, a partir de una foto de Greta y su madre en el interior de su casa, los muebles que según ella vendrían a demostrar que la familia se "están forrando a nuestra costa":

No sabemos si la tuitera se ha planteado que los muebles pueden ser imitaciones de los originales o que la familia pudo haber tenido dinero suficiente para comprarlos con anterioridad y, en ese caso, un buen mueble de diseño suele asegurar una huella ecológica menor en su elaboración. Además, convendría explicar por qué Greta se estaría enriqueciendo a nuestra costa: ¿le estamos pagando algo sin saberlo? En caso afirmativo, avisen por favor.

Críticas por ser un "referente distinto"

En el otro lado del ring, entre las personas que respetan a Greta, muchos se preguntan por qué despierta tanta polémica y una de las teorías más aplaudidas ha sido la de Pepo Jiménez. Él plantea un paralelismo entre ídolos incuestionables del deporte como Nadal, Messi o Cristiano Ronaldo y la activista:

Aun después de leer esta certera reflexión, Greta no tiene que gustarle a todo el mundo, pero al menos los adultos sí deberíamos enfocar nuestras críticas a su activismo y no hacia su persona. Sería un avance.

[Más información: La parodia murciana de Greta Thunberg que triunfa en las redes]