Pablo Iglesias, en rueda de prensa en Moncloa.

Pablo Iglesias, en rueda de prensa en Moncloa. E.E.

La Jungla Unidas Podemos

El 'chiste' de Pablo Iglesias que cabrea a los gallegos: "No vengas aquí a pedir el voto"

En La Jungla. Seis palabras en Twitter le han bastado a Iglesias para hacer nuevos enemigos en Galicia donde, según él, siempre llueve.

Noticias relacionadas

No es la primera vez que explicamos en estas páginas que los gallegos son, somos, los únicos autorizados a hablar mal de su tierra y el resto que ni se atreva a tocarla. Y es que ya es mucho tiempo aguantando los mismos chistes cansinos sobre los mismos temas y nos vemos obligados a sacar la retranca. Tanto, que a los que vienen de fuera y llegan cuando está lloviendo solemos decirles siempre que "hasta ahora hizo un tiempo estupendo". Y se lo creen.

Os preguntaréis a qué viene esta aparentemente absurda disertación del primer párrafo y para explicarlo me remontaré a un tuit que el exdiputado de Podemos, Xavier Domènech, publicaba el pasado 22 de octubre:

Llama la atención, cuando menos, que un hombre afín al procés catalanista sea sarcástico con el sentimiento independentista que, aunque con menor visibilidad en el resto del país, también existe en Galicia. Ante la avalancha de críticas, se dispuso a enmendarlo:

Conviene recordar que si todavía hoy en día hay zonas de Galicia prácticamente aisladas, en la II República llegar a Santiago de Compostela podía ser como montarse en el Transiberiano... Sin embargo, eso no es lo que más ha cabreado a un buen número de gallegos en las redes sociales, sino la respuesta de dos de los líderes de Unidas Podemos, el propio Pablo Iglesias y la gallega Yolanda Díaz.

A la segunda solo le hicieron falta dos emoticonos para ganarse el asedio:

De "lerda, española, arrastrada" a "pelota" de Iglesias fueron algunos de los insultos dirigidos a Díaz que, si bien ella siempre ha militado en las filas de Izquierda Unida, ha integrado coaliciones con formaciones nacionalistas en Galicia.

Y, en el caso de Pablo Iglesias, él se inmoló con seis palabras:

La oleada de críticas en Twiter no se hizo esperar.

"Tranquilo, Pablo, no vengas por Galicia a pedir el voto. A ver si nos independizamos pronto y nos quedamos tranquilos con nuestro fantástico clima":

"En comparación al clima que se respira en Podemos aquí no nos podemos quejar":

"Nuestro clima es el pequeño precio que tenemos que pagar por nuestros espectaculares paisajes":

Quizá, la próxima vez que Iglesias venga por el norte los gallegos le recuerden su famoso dicho: "Mean por nosotros y tenemos que decir que llueve, Pablo".

[Más información: El chiste viral con el que los gallegos se ríen del resto de España]